Sistemas de salud
Los sistemas de salud son la estructura formal cuyo objetivo es la provisión de servicios destinados a contribuir a la salud de las personas.
facultad de medicina · salud pública
mar. 06 de abr. 2021
0

Tal y como define la OMS, los sistemas de salud son la estructura formal cuyo objetivo es la provisión de servicios destinados a contribuir a la salud de las personas. La provisión de servicios sanitarios alude a la asistencia sanitaria relacionada con los diferentes niveles de atención primaria.

El sistema de salud en España

El inicio del sistema sanitario español se organiza con base a un modelo de Seguro Obligatorio de Enfermedad (SOE), pero con una diferencia muy significativa en comparación con otros modelos europeos: la creación de una muy extensa red de ambulatorios, o centros de atención primaria, donde se realizaba el mayor porcentaje de las consultas médicas. En paralelo con la mayoría de las intervenciones quirúrgicas pequeñas con la creación de los Centros Quirúrgicos de Cupo y los hospitales. Esta red de centros asistenciales se unifica bajo las dependencias orgánicas y funcionales de un organismo denominado INP, creado en el año 1919. Es el inicio y propulsor de todos los seguros posteriores.

El SOE se creó con una filosofía derivada directamente de las antiguas cajas de enfermedad. Están centradas fundamentalmente en la curación de los trabajadores, sin tener en cuenta ni la medicina preventiva ni la sanidad ambiental. Hasta la promulgación de la LGS en 1986, el sistema sanitario español mantuvo una estructura fragmentada, basada en la Ley de Bases de la Sanidad Nacional de 1944. Las administraciones gubernamentales se ocupaban de los aspectos de la salud pública y mental. El individuo, a su vez, debía responsabilizarse de la atención a su enfermedad. La beneficencia, con aportaciones económicas públicas o privadas, se encargaba de la población sin recursos.

Elementos clave

  • Territorialidad y descentralización. El eje del modelo que la Ley adopta son las Comunidades Autónomas. Administraciones suficientemente dotadas y con la perspectiva territorial necesaria para que los beneficios de la autonomía no queden limitados por las necesidades de eficiencia en la gestión. El Sistema Nacional de Salud se concibe como el conjunto de los servicios de salud de las Comunidades Autónomas convenientemente coordinados.
  • Orientación salubrista. Los medios y actuaciones del sistema sanitario estarán orientados, prioritariamente, a la promoción de la salud y a la prevención de las enfermedades.
  • Universalidad. Cobertura universal para todos los ciudadanos (este elemento cambia en 2012).
  • Financiación con impuestos mediante asignaciones de los Presupuestos Generales del Estado y no con ingresos finalistas procedentes de cotizaciones sociales.
  • Prestaciones gratuitas, salvo los medicamentos que están sujetos a copago parcial (salvo para determinados grupos de población).
  • Se establece un sistema sanitario en dos niveles de actuación: no relacionados la asistencia primaria (ambulatorios y Centros de Salud) y asistencia especializada.

Sistemas de salud modelo Beveridge

El modelo Beveridge, dentro del cual se incluye el sistema español, se conoce también como modelo de “sistema nacional de salud”. En él todos los residentes tienen derecho a los servicios sanitarios y se financian mayoritariamente por impuestos. Se basa en la solidaridad o en el principio redistributivo. Posibilita el acceso universal bajo control del parlamento. Es un recurso universal, estable y fácil de recaudar en los países en los que el sistema fiscal está organizado correctamente. Una parte muy importante de los recursos son obtenidos de las rentas de manera progresiva. El resto de la financiación del sistema se complementa con los impuestos sobre el valor añadido y otros gravámenes que se aplican a determinados productos como hidrocarburos, alcohol, tabaco o electricidad.

Lo habitual en este tipo de sistemas es que es el propio Estado quien se encarga de organizar la provisión de servicios. Lo logra con una proporción muy elevada de proveedores públicos, que son asalariados del propio sistema. De hecho, es el estado el propietario de la mayoría de la estructura asistencial. A esto se le denomina un servicio nacional de salud clásico.

Sistemas de salud modelo Bismarck

A los sistemas de salud basados en sistemas nacionales de seguro se les conoce como modelo Bismarck. El origen de este tipo de sistemas fue la aprobación, en 1883, de la Ley del Seguro nacional de Salud. Su característica principal es que el derecho a los diferentes componentes que conforman el Estado del Bienestar deriva de la relación laboral. Se generan derechos diferentes en función de la actividad desarrollada. Por ello se asocia a los sistemas de seguridad social. Este modelo es el dominante en países como Alemania, Francia, Bélgica o Austria y la base de su financiación son las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social.

En algunos de los países con sistemas de seguros de salud, la frontera entre un seguro de salud público y un seguro de salud privado es borrosa. Aquellos países donde los fondos de los seguros de salud, con y sin ánimo de lucro, están altamente regulados a fin de garantizar la cobertura universal, podrían, con razón, ser considerados seguros públicos de salud.

Características escenciales

  • Financiados por cuotas obligatorias pagadas por empresarios y trabajadores o a través de los impuestos.
  • Los recursos financieros van a parar a los “fondos”, que son entidades no gubernamentales, reguladas por ley y que gestionan estos recursos.
  • Los “fondos” contratan hospitales, médicos de familia, etc, para que provean los servicios a los asegurados mediante contratos basados en un presupuesto o mediante pago por acto.
  • Suelen ser sistemas de reembolso y existen algunos copagos por parte de usuarios.

Gestión de los sistemas de salud

El estudio de la gestión de instituciones y organizaciones puede aportar un grado superior de calidad a la organización de los procesos sanitarios. En TECH Universidad Tecnológica se pueden encontrar estas oportunidades por medio del Máster en Dirección y Monitorización de Ensayos Clínicos y el Máster en Cooperación Internacional para el Desarrollo. En ellos no sólo se estudian disciplinas específicas de la medicina, sino que también se aprenderá a responder a necesidades sanitarias desde la organización de una empresa.

Este Máster en Gestión Hospitalaria y Servicios de Salud está orientado a alcanzar la capacitación de directivos, desarrollando habilidades, técnicas, metodologías y herramientas que promuevan el impulso de su liderazgo, de la gestión de su actividad, y de la dirección de equipos, de manera más eficiente con la última tecnología educativa.

Artículos relacionados

1 /

Compartir