Ruidos respiratorios

La respiración se caracteriza por una serie de factores como son la frecuencia, el ritmo y la profundidad, permitiendo establecer parámetros de normalidad y anormalidad.

facultad de medicina · neumología
viernes, 29 de julio de 2022
0

Los ruidos respiratorios son un factor clave en la comprensión de la anatomofisiología del aparato respiratorio y en la valoración de la función pulmonar para su posterior tratamiento. La respiración se caracteriza por una serie de factores como son la frecuencia, el ritmo y la profundidad, permitiendo establecer parámetros de normalidad y anormalidad. En este artículo veremos las características de la respiración y los tipos de ruidos en la respiración.

Características de la respiración

Frecuencia respiratoria

La frecuencia respiratoria (FR) se define como el número de ciclos completos inspiración/espiración que realiza un individuo en un minuto. Esta varía con la edad, encontrándose notablemente aumentada en la edad pediátrica y más enlentecida en la edad adulta. Así, los valores normales en adultos oscilan entre las 12-20 respiraciones por minuto (RPM). Si se encuentran valores de FR superiores a los anteriores, se habla de taquipnea, y si aparecen valores menores, de bradipnea.

Para medir la FR, el paciente se colocará en una posición funcional, sentado o en semifowler, con el tórax descubierto. Se valora mediante observación o auscultación. El profesional observará los movimientos del pecho para contabilizar el número de ciclos respiratorios realizados en 60 segundos, y a poder ser se realizará la medición a la vez que se realiza. Por ejemplo, la medición de la frecuencia cardiaca, pues así el paciente no modificará voluntariamente su respiración si no es consciente de que la están valorando. Si no es posible valorarla mediante observación, también puede colocarse la palma de la mano sobre el tórax del paciente, sin ejercer demasiada presión.

Ritmo

El ritmo respiratorio se refiere al orden secuencial de cada respiración, es decir, hace referencia a la regularidad que existe entre los diferentes ciclos respiratorios. Se considera que una persona tiene una respiración rítmica cuando la duración de cada ciclo de inspiración/espiración es semejante, mientras que se considera que hay un ritmo irregular cuando la duración de las inspiraciones y espiraciones varía de un ciclo a otro. En condiciones normales, la relación inspiración/espiración es de 1:2, es decir, la inspiración equivale a 1/3 del total del ciclo respiratorio y la espiración supone 2/3 de dicho ciclo.

Profundidad

La profundidad respiratoria hace referencia a la cantidad de aire que entra en los pulmones con cada inspiración, y para medir esta característica con precisión se necesita un espirómetro. Ante respiraciones profundas se hablará de batipnea, mientras que, si se trata de respiraciones poco profundas, se habla de respiración superficial.

Simetría

La simetría de los movimientos respiratorios hace referencia al ascenso y descenso de los dos hemitórax por igual. Cuando un lado del tórax no se mueve, o lo hace en menor grado que el otro hemitórax, se habla de asimetría.

Ruidos respiratorios

Los ruidos respiratorios son aquellos ruidos generados por la turbulencia del paso del flujo ventilatorio a través de las vías aéreas, y trasmitido por todo el pulmón en forma de onda. La auscultación de los ruidos en la respiración, mediante escucha simple o a través de un fonendoscopio, ofrece una información valiosa capaz de orientar las decisiones terapéuticas y objetivar la eficacia de las técnicas a emplear.

En el proceso de auscultación se va a definir el tipo de ruido respiratorio que se percibe, en base a la nomenclatura propuesta a nivel internacional que se basa en las propiedades físico-acústicas de los ruidos respiratorios. Estos se clasificarán en fisiológicos (normales, bronquiales y traqueales) y patológicos (anormales y adventicios).

Ruidos respiratorios fisiológicos

Ruido respiratorio normal (RRN)

Se caracteriza por ser un ruido de Baja Frecuencia (BF) y timbre grave, que se localiza principalmente en las bases pulmonares y región subaxilar. Resulta más audible en fase inspiratoria que en espiratoria. La alteración del RRN puede ser de tipo afonesia (ausencia de ruido) o hipofonesia (disminución de ruido) y puede localizarse en cualquier punto del tórax, indicando la existencia de atrapamiento aéreo.

Ruido respiratorio bronquial (RRB)

Se caracteriza por ser un ruido de Alta Frecuencia (AF) y timbre agudo, propio de las vías aéreas altas, que se localiza topográficamente en los ápices pulmonares. La auscultación de un RRB en cualquier otro punto anatómico distinto a los ápices pulmonares es indicativa de la existencia de una región densificada, como por ejemplo en el caso de la neumonía.

Ruido respiratorio traqueal (RRT)

Se caracteriza por ser un ruido de AF y timbre muy agudo, que se localiza en el recorrido de la tráquea extratorácica y aporta información sobre el correcto paso de aire a través de los cartílagos traqueales.

Ruidos respiratorios patológicos

Ruidos respiratorios anormales

Hacen referencia a aquellos ruidos que se encuentran alterados en la auscultación, bien porque su localización en una determinada región torácica no corresponde a la que debería, o bien porque su intensidad varía con relación a la de un RRN. Cuando se observa una disminución del RRN se habla de hipofonesis. Esto sucede, por ejemplo, en los casos de hiperinsuflación pulmonar, obesidad, parálisis diafragmática, etc.

La afonesis o ausencia del RRN ocurre, por ejemplo, en el neumotórax, derrame pleural, atelectasia, etc. El RRB normalmente se localiza en las vías altas, por lo que, si en la auscultación se escucha en otra región pulmonar distinta, como pueden ser las bases pulmonares, será indicativo de patología, como ocurre por ejemplo en la condensación pulmonar.

Ruidos respiratorios adventicios

Los ruidos respiratorios adventicios son aquellos que no deberían auscultarse en condiciones fisiológicas normales. En esta categoría quedan englobados los crujidos, las sibilancias, el roncus y el estridor.

Los crujidos son ruidos continuos de >30 ms. Pueden ser de tres tipos: baja, media y alta frecuencia. Los crujidos de BF son audibles sin fonendoscopio y aparecen al inicio de la inspiración. Indican la existencia de secreciones en la vía aérea proximal. Los crujidos de media frecuencia (MF) sólo son audibles con fonendoscopio, aparecen en la mitad de la inspiración e indican secreciones en vía aérea proximal y media. Los crujidos de AF, igualmente, sólo son audibles con fonendoscopio, pero aparecen al final de la inspiración e indican la apertura de zonas muy pequeñas colapsadas.

Se habla de sibilancia haciendo referencia a un sonido continuo, silbante y de tono elevado. Se produce por el paso del aire a través de conductos estrechados u obstruidos, generalmente de las vías aéreas de pequeño calibre. Las sibilancias pueden ser: monofónicas y polifónicas.

El roncus es una sibilancia polifónica de BF con predominio espiratorio, que indica la presencia de secreciones abundantes a nivel de la vía aérea proximal.

El estridor es un ruido continuo monofónico, de fuerte intensidad, que aparece predominantemente en fase inspiratoria y es indicativo de obstrucción laríngea y/o traqueal. El estridor es más frecuente en niños, aunque también es característico de los pacientes intubados.

El rol de la neumología

El conocimiento médico sobre la respiración y el aparato respiratorio es el eje de la neumología para la prevención, diagnóstico y tratamiento de distintas enfermedades respiratorias. Con la llegada de la pandemia por el COVID-19, esta especialidad vio muchos avances y retos que han obligado a los especialistas a ponerse al día con las principales terapias respiratorias, las técnicas más actualizadas y un conocimiento científico integral. El Máster en Neumología que ofrecemos desde TECH Universidad Tecnológica te brinda todas las herramientas necesarias para actualizar tus conocimientos y llevar tu práctica médica al primer nivel.

En la mayor facultad de medicina del mundo contamos con otros prestigiosos programas de posgrado, como el Máster en Neumología de Precisión Genómica y Big Data, que junta la bioestadística con las novedades en genómica, o el Máster en Medicina Hiperbárica, que se enfoca en la utilización profesional del tratamiento de oxigenación hiperbárica (TOHB).

Categorías: master

Artículos relacionados

1 /

Compartir