Psiquiatría infantil
La entrevista diagnóstica permite plantear la etiología con relación a factores constitucionales, temperamentales, físicos y ambientales, de acuerdo a sistemas diagnósticos cada vez más íntegros.
facultad de medicina · psiquiatría infantojuvenil
mié. 04 de may. 2022
0

En el campo de la psiquiatría infantil, la entrevista diagnóstica es el instrumento por excelencia para recabar información importante del paciente pediátrico para su posterior tratamiento. Esta permite plantear la etiología con relación a factores constitucionales, temperamentales, físicos y ambientales, de acuerdo a sistemas diagnósticos cada vez más íntegros. En este artículo veremos algunas características sobre esta herramienta.

Entrevista diagnóstica

Las entrevistas diagnósticas estructuradas se diseñan para obtener información del niño y/o de los padres acerca de diversos aspectos del comportamiento y de la salud mental. Consisten en preguntas concretas sobre criterios sintomáticos de los diferentes trastornos psiquiátricos. Se utilizan principalmente en la investigación psiquiátrica (epidemiología, clínica). Una de esas escalas es la valoración psiquiátrica en la edad preescolar “Pre-school age Psychiatric Assessment (PAPA)”, (p Angold y Costello, 2000) que sería aplicable de los 3-6 años.

La práctica de la psiquiatría viene dictada por el alcance y las limitaciones del sistema diagnóstico. La práctica psiquiátrica depende de los síndromes clínicos, definidos por unos síntomas y un curso de la enfermedad con carácter subjetivo. Los sistemas DSM y CIE continúan siendo la base del diagnóstico y del tratamiento psiquiátrico. No disponer de datos para comprender la naturaleza y la etiología exacta de los trastornos psiquiátricos hace que los diagnósticos se realicen sobre la base de patrones reconocidos o sobre un grupo de síntomas.

¿Cómo debe ser la entrevista?

La entrevista clínica es el instrumento diagnóstico principal de la psiquiatría. Médicos como Kraepelin y Bleuler promovieron que el médico permitía que el paciente estableciera el curso y contenido de la entrevista (Costello, 1996). Freud y las teorías psicoanalíticas clásicas acentúan un estilo más pasivo, intentando eliminar los sesgos del entrevistador. Hay que dejar hablar al paciente y jugar (en los niños) sin preguntas directas, que se percibían como potenciales contaminantes (Costello, 1996).

Desde la llegada de los diagnósticos DSM y CIE, el foco del diagnóstico ha cambiado hacia un planteamiento orientado a la enfermedad, según el modelo médico en el que se asume que cada enfermedad es una entidad psicopatológica diferente, con unos criterios sintomáticos definibles. La creación de criterios diagnósticos ayuda a estructurar el proceso diagnóstico. La información proporcionada por los pacientes, sus familias y otros (profesores), es sutil, compleja y, a menudo, contradictoria (Achenbach et al., 1987).

Entrevistas para la psiquiatría infantil

Para la psiquiatría infantil hay que dar un enfoque clínico global en las entrevistas, contemplar al niño en un contexto que abarca las diversas líneas del desarrollo, a los padres, otros miembros de la familia y otros aspectos sociales (la pobreza, niños en exclusión social, etc.). El desarrollo emocional normal y anómalo del niño junto con su familia ha hecho posible formular estadios de desarrollo que se centran en el funcionamiento social y emocional del niño o niña.

El papel de los padres

Los padres proporcionan informaciones esenciales sobre el nacimiento, desarrollo, historial médico, estado y síntomas actuales del niño, así como antecedentes familiares y de pareja. Para la psiquiatría infantil es muy importante buscar la alianza con los padres para alcanzar un consenso acerca de la naturaleza de los problemas parentales y familiares, y para desarrollar e implementar un plan de tratamiento (Simmons, 1987). Desarrollar una alianza con los padres durante el proceso de entrevista no es solo recoger información, también es importante darles información.

El clínico debe identificar puntos fuertes y débiles del niño y ayudar a los padres a clarificar lo que saben hasta el momento. De este modo, la entrevista a los padres se convierte en un proceso colaborativo. Entre las herramientas estructuradas se encuentran la Entrevista Diagnóstica para Niños y Adolescentes/Padres (Diagnostic Interview for Children and Adolescents-Parent (DICA-P); Reich, 2000) y la DISC-P (Schaeffer et al., 2000). Hay escalas o herramientas cumplimentadas por los padres que pueden rellenarse antes o después de la entrevista inicial. Por ejemplo, Child Behaviour Checkilst (CBCL) (http: // www. aseba.org/index.html), desarrollada por Achenbach y Edelbrock (1980) como una herramienta de rastreo de las enfermedades psiquiátricas de los niños.

Aspectos clínicos a tener en cuenta desde la psiquiatría infantil

Aspectos fisiológicos

El infante aumenta de peso muy rápidamente los dos primeros años, luego se ralentiza (2kg/año), con 6 años llegará a 20 kg. La talla es más estable, a los 4 años llega al metro (el doble de al nacer). El cerebro también aumenta mucho durante los primeros años de vida, la velocidad máxima se produce en los últimos meses de embarazo y los primeros meses de vida extrauterina.

En el recién nacido a término pesa unos 335 g, a los 12 meses 925 g, a los 6 años el cerebro ha alcanzado el 90 % de su volumen definitivo.  Es fundamental un buen clima familiar y pautas de interacción con el cuidador para el correcto desarrollo. Respecto al sueño, a los 3-5 años duerme unas 12 horas al día. Se recomienda la siesta hasta los 4 años. Se debe respetar la regularidad de horarios de sueño-vigilia de los niños y los horarios de alimentación. Es frecuente que coman muy poco por las mañanas.

El desarrollo psicomotor

Esta categoría engloba todo aquello que se refiere al movimiento, al conocimiento del propio cuerpo y a su relación con el medio (otras personas y seres vivos, objetos y espacio). El desarrollo de estas habilidades es muy importante para acceder a los aprendizajes de lecto-escritura. Con 3-5 años, el niño es capaz de permanecer sentado bastante tiempo en clase o en casa. Aprenden a saltar, a correr mejor, a manipular objetos. Pueden jugar a la pelota, montar en triciclo, y al final de esta etapa montar en bicicleta. También pueden comer con tenedor y cuchillo.

El desarrollo cognitivo

Según las etapas de Piaget está en la etapa de representaciones preoperativas. Se desarrolla la función simbólica y el pensamiento intuitivo (el estado previo es el sensorio motriz, hasta los 2 años) y prepara el posterior de los 7-12 años que es el estadio de las operaciones concretas.

El desarrollo del lenguaje

El infante desde los 24 meses ya hace frases de 2-3 elementos, empiezan a utilizar pronombres y adjetivos. A los 36 meses comprende algunos relatos de la vida ordinaria. Entre los 4-5 años adquiere más vocabulario y complejidad. Pero es frecuente que omita sílabas, las cambie o las pronuncie a su modo. A los 5 años el lenguaje ya es casi como el del adulto. Se desarrolla la expresión gráfica de garabatos (2-3 años), luego se rellenan los garabatos (es el inicio de la fase representativa). El niño empieza a dibujar por placer y para reproducir sensaciones. Un mismo signo puede significar muchas cosas diferentes. Desde los 3-4 años empiezan a dibujar figuras humanas y animales, casas y otras representaciones. A partir de los 5 años se inicia una fase de mayor realismo y perfeccionan sus dibujos.

Avances en la psiquiatría infantil

La literatura científica ha progresado en los últimos años en la identificación de síntomas a través de las entrevistas diagnósticas, así como en el hallazgo de factores predisponentes, precipitantes, perpetuadores y protectores. Como son tantos y diversos los avances en la especialidad, los médicos que se desempeñen profesionalmente en la psiquiatría infantil buscarán actualizar sus conocimientos de la manera más óptima. Pensando en ello, desde TECH Universidad Tecnológica hemos creado para ti el Máster en Actualización de Tratamientos Psiquiátricos en Pacientes Menores, el programa más completo, avanzado y cómodo que se puede encontrar.

Asimismo, hemos creado otros programas integrales de actualización profesional como el Máster en Actualización en Psiquiatría, centrado en el correcto tratamiento de los problemas psiquiátricos que están en crecimiento constante. Incluso contamos con el Máster en Diagnóstico y Tratamiento Psiquiátrico de los Trastornos Relacionados con la Ansiedad, un programa específico y riguroso que trata este problema de altísima prevalencia.

Artículos relacionados

1 /

Compartir