Procedimientos endurológicos
Cada uno de los procedimientos endurológicos requieren del estudio de medios técnicos, las consideraciones anatómicas y su respectivo procedimiento.
facultad de medicina · urología
jue. 08 de abr. 2021
0

La endourología representa una parte muy importante en la práctica urológica. Cada uno de los procedimientos endurológicos mencionados a continuación requieren de un estudio más profundo para comprender los medios técnicos requeridos, las consideraciones anatómicas y el respectivo procedimiento de cada tratamiento a aplicar.

En la actualidad, debido fundamentalmente a la alta prevalencia de la litiasis (7% de las mujeres y 11% de los varones tienen o han tenido cálculos renales) las crisis renoureterales ocurren en un alto porcentaje de casos. Lo anterior obliga a tratar dichos cálculos mediante procedimientos endourológicos. También hay otras patologías urológicas menos frecuentes que son subsidiarias de tratamiento endourológico. Entre ellas se encuentran las estenosis y los tumores uroteliales del tracto urinario superior.

Los procedimientos endourológicos más frecuentes realizados son el cateterismo ureteral, la ureteroscopia semirrígida o flexible, y el abordaje anterógrado del Tracto Urinario Superior (TUS) los cuales van a ser mencionados más adelante.

Asimismo, existen una serie de principios endourológicos que hay que tener en cuenta para que, con el procedimiento quirúrgico, se consigan los objetivos deseados causando las mínimas complicaciones. Estas complicaciones se reducen de una forma importante cuando los principios básicos en endourología son respetados.

Cateterismo uretral y colocación de catéter doble J

La colocación de un catéter ureteral o la colocación de un catéter doble J son procedimientos muy habituales en la práctica urológica. Se realiza en situaciones clínicas donde el paciente tiene un grave deterioro físico por un problema obstructivo que causa sepsis urinaria. Un catéter colocado a tiempo puede salvar la vida de una persona. Por ello, es muy importante conocer la técnica quirúrgica y tener en cuenta aquellos principios endourológicos para llevar a cabo el procedimiento.

La posición de litotomía es idónea para realizar el cateterismo ureteral. Las piernas deben estar bien separadas a ser posible. Hay que tener en cuenta, especialmente en varones, que el paciente esté cerca del borde de la mesa para poder bascular con el cistoscopio.

Ureteroscopia

La ureteroscopia es utilizada para el tratamiento de la litiasis debido a la tasa alta de pacientes libres de cálculos en comparación con la litotricia extracorpórea por ondas de choque. Tiene menor tasa de complicaciones en comparación con la nefrolitotomía percutánea. La tasa de complicaciones varía del 9-25%. La mayoría son complicaciones menores que no requieren intervención quirúrgica. Por ello, en las guías clínicas recomiendan la utilización de la ureteroscopia en un importante número de litiasis del tracto urinario superior.

Es uno de los procedimientos quirúrgicos que más ha cambiado en los últimos años por los avances tecnológicos habidos. Consisten fundamentalmente en miniaturización de los instrumentos, incorporación de la instrumentación flexible (ureteroscopia diagnóstica y terapéutica), gran mejoría de los sistemas de imagen e incorporación de nuevas fuentes de energía, como es el láser. La ureteroscopia se emplea no sólo para el tratamiento de las litiasis ureterales y renales, sino también para otras patologías del tracto urinario superior.

Nefrostomía de descarga precutánea

La nefrostomía percutánea de descarga es una técnica utilizada muy frecuentemente en Urología debido al importante número de pacientes con uropatía obstructiva. En ellos se precisa realizar una derivación urinaria, en ocasiones, de forma urgente. Al no poder realizarse un cateterismo, la nefrostomía de descarga percutánea es una opción muy útil en determinados casos clínicos.

Las indicaciones de la colocación de nefrostomía son las uropatías obstructivas que no pueden ser resueltas mediante una derivación interna tipo catéter ureteral o catéter doble J. En ocasiones, por las características especiales de los pacientes, está indicada la colocación de nefrostomía y no la derivación urinaria interna.

Principios básicos de cada procedimiento

Para asegurar que el médico urólogo está 100% capacitado para la excelencia profesional, debe comprender los principios básicos de la endourología. Como ya se ha dicho, para cada uno de los procedimientos que comprende esta disciplina, se requiere del conocimiento concreto de los medios técnicos, las consideraciones anatómicas y finalmente la comprensión del procedimiento general.

TECH Universidad Tecnológica se fortalece día a día con el fin de brindarle a los estudiante estos conocimientos de una manera práctica y completa. Por medio de recursos 100% online y la mejor tecnología, esta institución capacita a los futuros profesionales por medio de posgrados de alta calidad como el Máster en Urooncología y el Máster en Análisis Clínicos.

Este programa de Máster en Actualización en Cirugía Urológica ofrece la oportunidad de actualizar a los especialistas, de un modo práctico y con la última tecnología educativa, adaptándolo el proceso a las necesidades del profesional, para conseguir mantener la calidad y la seguridad en la atención al paciente.

Artículos relacionados

1 /

Compartir