Plan de salud para el paciente
El plan de salud es un proceso que realiza el experto en salud integrativa para generar un estado de salud duradero, no sólo intervenir.
facultad de medicina · medicinas alternativas y complementarias
jue. 22 de jul. 2021
0

Vale destacar que el plan de salud es la forma correcta de llamarlo y no el plan de tratamiento. Es un proceso que realiza el experto en salud integrativa para generar un estado de salud duradero y no sólo intervenir en la enfermedad. Hacer esta diferenciación para el paciente es la culminación de la primera consulta y su cierre, para que luego se abra una nueva etapa centrada en el acompañamiento de todo el equipo médico que buscará el bienestar de la persona.

Definición del propósito

El propósito ha de estar en concordancia con los deseos del paciente. Se ha de escuchar atentamente por qué acude a los profesionales, qué quiere conseguir, cuál es el síntoma que más le interfiere o preocupa.

El plan de tratamiento propuesto es la culminación de una historia clínica metódica; es el cierre de la consulta inicial. Su propósito es proporcionar al paciente recomendaciones escritas para facilitarle su camino hacia la producción de salud. Como no se hace frente a un modelo paternalista, el médico, basándose en sus conocimientos, decide qué sugerir al paciente. Las decisiones sobre su tratamiento no deben ser impuestas, sino consensuadas. Característicamente, el plan deberá ser integral, teniendo en cuenta que no se trata de cambiar fármacos por suplementos, sino de que hay que hacer transformaciones.

El estilo de vida que el paciente llevaba antes de enfermar contribuye mucho al proceso de la enfermedad. Hay, por tanto, que hacer hincapié en aspectos como el cambio nutricional o la realización de ejercicio o el cuidado de la salud psíquica además de la física.

Concepciones teóricas

  • Considerar al paciente en su complejidad, en todas sus esferas: física, psíquica y social. No se puede hacer una intervención aislada sobre una sola esfera. Se requiere más de un abordaje.
  • Se busca la menor iatrogenia. Esto hace que los cambios en el estilo de vida, que son las medidas que tienen más impacto, tengan los menores efectos secundarios.
  • Potenciar la capacidad curativa del organismo. Aporte de nutrientes, técnicas que mejoran la respuesta natural hacia la curación. Se trabajan los obstáculos psíquicos de la curación.

Componentes clave

  • Resumen de diagnóstico y metas.
  • Estudio diagnóstico.
  • Nutrición.
  • Actividad física.
  • Práctica de relajación o métodos del manejo de estrés.
  • Modalidades del tratamiento psicosomático.
  • Complementos, lo que incluye recomendaciones de marca y dosis.
  • Fitofármacos, marca y dosis.
  • Fármacos, incluida la dosis.
  • Sistemas alternativos de restitución de la salud.
  • Recomendaciones de Medicina Convencional.
  • Recomendaciones de Salud Preventiva.
  • Nombres de proveedores sanitarios específicos e información de contacto.
  • Libros.
  • Páginas web.
  • Tiempo estimado necesario para los resultados.
  • Recomendaciones de seguimiento.

Síntesis de la historia clínica

Una vez que el paciente ha tenido la oportunidad de exponer su caso en la entrevista inicial, el médico sintetiza lo que se le ha comunicado. Se ha de escuchar con calma y atención los motivos de consulta y objetivos declarados, pero también lo que dice implícitamente, las necesidades y temores del paciente. No todas las personas requieren lo mismo. A veces es más información, o menos, de la que se pretende darle: motivación, esperanzas, estrategias para restituir la salud, tranquilidad. Se debe tener en cuenta aquello que está o no está preparado para escuchar.

En esta síntesis de la historia clínica hay que desgranar los problemas principales a tratar y abordarlos bajo un punto de vista de interrelación de órganos y sistemas. Hay que valorar los aspectos médicos, los estudios diagnósticos tanto convencionales como los que se puedan aportar desde otras técnicas complementarias, la biorresonancia o estudios poco usuales en medicina convencional dependiendo del caso. Si el paciente no dispone de analíticas recientes, se solicitará una bioquímica. Especial importancia tiene añadir en esta analítica los niveles de vitamina D, ya que su déficit está muy extendido en la población actualmente.

La homocisteína como factor de riesgo cardiovascular y las hormonas tiroideas y anticuerpos antitiroideos. Muchos pacientes presentan alteraciones tiroideas no detectadas. También hay que considerar el tratamiento recibido hasta la fecha, cuidando de no interaccionar con los medicamentos recetados por los que han sido sus médicos hasta ese momento.

Juicio crítico

  • Acidosis de la mesénquima con disbiosis con procesos de fermentación, producción de amoniaco, sobrecrecimiento bacteriano, permeabilidad intestinal, cúmulo de tóxicos, déficit de nutrientes e intolerancias alimentarias secundarias.
  • Fatiga adrenal.
  • Presencia de Helicobacter pylori medido por biorresonancia en estómago.
  • Infección por HPV medido por biorresonancia.
  • Hipofunción tiroidea detectada por biorresonancia con hormonas tiroideas normales (toxicidad relacionada con plomo y mix benzoico). Sólo requiere seguimiento.

Facilitar la producción de salud

¿Por qué utilizo el término producción en lugar de utilizar restitución de la salud, como se lee en algunos textos de Medicina Integrativa? Porque considero que no se trata de volver a un estado anterior. Muchas veces, el estado previo, las costumbres y cuidados o descuidos de la salud, fueron llevando al profesional a enfermar. Por lo tanto, no se trata de volver al mismo estado sino de construir, junto con los profesionales de la salud que atenderán al paciente. Con su estrecha colaboración, un nuevo estado de salud, más firme, previene enfermedades futuras. Por lo tanto, no se pretende tan solo tratar la enfermedad, sino producir salud. Algunos autores utilizan el término salutogénesis para referirse a esto.

En este apartado de facilitación de la producción de salud hay que tratar de comprender “dónde están las heridas del paciente”: ¿en el plano físico? ¿en el psíquico? ¿en el social? ¿o en alguna combinación de estos planos? ¿hay algún cambio fundamental que pudiera desencadenar una respuesta curativa?

Proceso de salutogénesis

  • En este punto es muy importante tener en cuenta algunas problemáticas frecuentes. Estos son factores psíquicos que pueden estar influyendo en el mantenimiento de la enfermedad. Pueden coexistir varios de ellos.
  • En la historia clínica se pueden recoger las relaciones importantes del paciente. Muchas veces las enfermedades están “dedicadas a alguien”. Una depresión puede ser una venganza contra el marido o la mujer.
  • Es importante explorar el sentimiento de culpabilidad inconsciente, que busca muchas veces la enfermedad como castigo. Una pista importante puede ser la actitud de resignación que el paciente presenta frente a su enfermedad.
  • También es interesante preguntar por las ventajas de la enfermedad ¿qué consigue el paciente manteniéndose enfermo?
  • No se debe tampoco pasar por alto la relación profesional de la salud-paciente y su impacto en la curación. El paciente “le da al médico” su curación o “no se la da”. Los pacientes eligen con quién se curan y el médico es el primer placebo. La relación médico paciente en sí misma, puede curar. El prestigio del médico o su fama también inciden en la curación.

Formato

Plan de tratamiento

Para detallar los elementos que tendría que contemplar un informe, se utiliza el término SOAP (siglas en inglés). Alude a los datos Subjetivos (anamnesis, síntomas que el paciente refiere), Objetivos (pruebas diagnósticas, hallazgos de la exploración física) y evaluación (assesment en inglés,) y plan. Elementos de la historia clínica:

  • Subjetivos.
  • Objetivos.
  • Assesment (Evaluación).
  • Plan.

Son de utilidad folletos que apoyen el plan escrito sobre las prácticas que se le recomiendan al paciente: dieta antiinflamatoria, ejercicios respiratorios, etc. Aquí un ejemplo de plan de salud:

Formación del paciente

Plan de Tratamiento: seis meses, sujeto a cambios según evolución. Objetivos: corregir la acidosis tisular, la permeabilidad y la disbiosis. Detoxificar. Reducir la presencia de patógenos: HPV y Helicobacter. Reponer la función adrenal.

  • Dieta antiinflamatoria y antidisbiosis. Primera consulta nutricional, revisión a los quince días y luego mensual
  • Continuar la práctica regular de ejercicio.
  • Suplementación nutricional.
  • Mejorar la permeabilidad. INTESTAMINE 1-1-1. Tomar 15 minutos antes de cada comida.
  • Mejorar la función del sistema inmune, reparar la mucosa intestinal y reducir la colonización por Helicobacter Pylori: melena de león (de Miconeo) 1-0-1. Tomar quince minutos antes de la comida.
  • Detoxificar: LIVDETOX 1-0-1.
  • Mejorar el sistema inmune: factor de transferencia de equisalud 1-0-1.
  • Reducción de la colonización por HPV: 2L-PAPI 1 cápsula al día en ayunas (o dejar luego al menos media hora sin comer). Abrir la capsula y verter los gránulos bajo la lengua.
  • Biorresonancias para detoxificar y disminuir los gérmenes patógenos: una cada quince días los primeros 3 meses, luego 1 al mes. 8 en total.
  • Psicoterapia para ayudar al control del estrés, de frecuencia semanal
  • Control médico y con biorresonancia a la mitad y final de tratamiento

Formación del paciente

La Medicina Integrativa concibe un paciente proactivo que participa en su proceso de producción de salud. Es necesaria, por tanto, la formación de los pacientes. En este sentido, sería aconsejable tender a formar escuelas de pacientes. No se llega a una consulta de Medicina Integrativa siendo ya un paciente de esta disciplina, sino que uno se va haciendo paciente. Va llegando poco a poco a este nuevo modelo, donde él es co-responsable de su salud.

Los médicos en ocasiones tienen una sensación de amenaza y cuestionamiento en el saber por el “paciente informado”, que pregunta y cuestiona más que un paciente no informado. La Medicina integrativa fomenta esta formación, no huye de ella ni le teme.

Son útiles los cursos de nutrición y cocina, recomendaciones de libros y webs, asesoramiento sobre actividad física idónea según la patología. Es necesario explicar las técnicas que el paciente va a utilizar. Si va a ser utilizada la ozonoterapia, o la coherencia cardíaca o las técnicas de biorresonancia, esto ha de explicarse al paciente. Se pueden tener folletos impresos de las distintas técnicas o fichas explicativas, pero esto no sustituye a la explicación hablada y cercana con un lenguaje sencillo exento de tecnicismos de cada una de las recomendaciones. El material escrito solo las apoya.

Fomento de la motivación

Muchas veces los pacientes, que generalmente llevan tiempo encontrándose mal, han comenzado por su cuenta una dieta o a tomar algún suplemento, notando leve mejoría. Es muy útil felicitarlos por estos logros que han ido haciendo por cuenta propia y animarlos a persistir en ellos. Recordarle los cambios que ha realizado en otras ocasiones puede hacerle sentirse más capaz de afrontar los nuevos cambios propuestos.

No se debe alarmar al paciente. Cuando se le devuelve un diagnóstico, después de haberlo escuchado, explorado y haber ponderado todos los datos objetivos y subjetivos, hay que hacer hincapié en la solución de los problemas. Una frase importante, antes de empezar a nombrar las alteraciones halladas, puede ser: todo esto de lo que se ha de hablar, tiene tratamiento y es plausible de mejoría.

Como se ha hecho la historia del paciente, se ha podido recabar cuáles son sus dificultades más importantes y cuáles sus fortalezas. Se le han de recordar y decirle que, si surgen dificultades, tendrá el apoyo del profesional. Es importantísimo informar que sólo se triunfará en el propósito de conseguir su salud con su participación activa. Por lo tanto, hay que enfatizar la relevancia de su papel central en el tratamiento. También señalarle que si sigue las pautas sugeridas lo más probable es que se encuentre en un tiempo razonable mucho mejor.

Selección de modalidades terapéuticas

Es posible que el cuadro clínico del paciente y sus alteraciones en las pruebas diagnósticas sugieran la combinación de una serie de terapias, pero hay que tener siempre en cuenta al paciente. Puede que haya pacientes que estén preparados para un gran cambio, y otros quizás solo puedan empezar por un paso pequeño. Es más frecuente que se ofrezca un plan complejo que en las consultas de medicina convencional.

Es recomendable empezar por los aspectos por lo que el paciente ha mostrado el máximo interés. Hay profesionales que comienzan por la nutrición, luego las actividades, después los factores psicosomáticos. Sobre todo cuando el paciente por falta de motivación, o por su situación económica o por su disponibilidad de tiempo, no puede hacer todo el plan a la vez, se diseñan distintas etapas de tratamiento en la que se trabajarán aspectos parciales. Se recomienda hacer un resumen de las prioridades, sobre todo si es un plan complejo y/o prolongado.

El coste de cada opción terapéutica puede ser un factor limitante a la hora de diseñar el plan. Hasta las intervenciones más sencillas, como los cambios en la dieta, tienen un coste para el paciente, puesto que los alimentos orgánicos son más caros. Sin embargo, cuando se trata de la salud, es más una inversión que un gasto.

Operaciones terapéuticas

La Medicina Integrativa incluye: naturopatía, Reiki, yoga, medicina biorreguladora, osteopatía, terapia neural, medicina alopática, aromaterapia cinetífica, medicina tradicional china y homeopatía.

Modelo posible

La Medicina Integrativa es algo a lo que se tiende, pero no siempre se consigue. Se ha visto ya que la MI es un modelo nuevo, un nuevo paradigma. Los profesionales de la salud que la ejercen han de tender a ser más empáticos con el paciente, a cuidar de su propia salud. Por eso en los libros de MI se contempla un plan de salud para el médico. Han de atender al paciente en su globalidad, tanto en sus síntomas psíquicos, somáticos y sociales.

Es una Medicina que hace al paciente co-responsable para que se comprometa más con su salud. Tiende al menos al trabajo en equipo y que en su práctica aún ael enfoque convencional con técnicas de las llamadas Medicinas Complementarias que hayan demostrado su eficacia y seguridad.

Departamento de Atención al Paciente

  • Un médico le hará una entrevista clínica y una exploración física, analizará los datos de las pruebas que el paciente trae y, si fuera necesario, prescribirá otras nuevas.
  • Se realizará una biorresonancia med tronic diagnóstica prácticamente a todos los pacientes.
  • Después de analizar los nuevos datos analíticos y el resultado de la biorresonancia, se redacta un informe clínico y se dará una segunda consulta al paciente, en la que se hará entrega del informe. Este incluye la historia clínica, el diagnóstico y el plan detallado de actuación, informándole de las distintas técnicas que se le recomiendan en su caso particular. Se puede apoyar la información con fichas diseñadas expresamente para este fin. Los planes de tratamiento pueden ser de entre cuatro y ocho meses, siendo la media de seis meses.
  • Posteriormente, el paciente vuelve a pasar al Departamento de atención al paciente, donde se le informa del presupuesto. Se ser aceptado, se le organizan las próximas citas.
  • En todos los casos se organizan citas para valoración y seguimiento por el servicio de Nutrición.

Servicios a ofrecer

  • Nutrición.
  • Ozonoterapia.
  • Psicoanálisis.
  • Coherencia cardiaca.
  • Homeopatía.
  • Acupuntura.
  • Terapia Neural.
  • Fisioterapia.
  • Tratamiento con biorresonancia.
  • Ejercicio terapéutico.
  • Yoga y meditación.
  • Suplementación ortomolecular, fitoterapia, microinmunoterapia, micoterapia.
  • En este modelo de trabajo, los profesionales trabajan todos en el mismo centro, así que es muy sencillo comunicarse entre los profesionales para plantear el tratamiento conjunto del paciente.
  • Todos los pacientes tienen asignado, además de su médico, una enfermera responsable, que acompañará todo el proceso, el acompañamiento de enfermería es esencial en Medicina Integrativa. Al equipo de enfermería vuelve el paciente cada vez que tiene alguna dificultad con el tratamiento o alguna duda a resolver. La enfermería está en contacto directo con el médico para informar de las eventualidades con el paciente.
  • Se realiza una revisión médica y con biorresonancia para ver la evolución de los parámetros a mitad y final de tratamiento. En cualquier momento que lo necesite, el paciente puede consultar con su médico de referencia.
  • Los pacientes que lo deseen o que lo precisen para poder hacer un seguimiento o terminar de solucionar algunos problemas no resueltos, pueden quedar vinculados a la clínica con una tarjeta de seguimiento que incluye tres revisiones anuales.

Medicina integrativa

La medicina integrativa engloba la medicina convencional y complementaria. Al buscar la sinergia de las diferentes disciplinas, atiende a los aspectos que algunos posgrados de TECH Universidad Tecnológica como el Máster en Actualización en Neurología y el Máster en Actualización en Psiquiatría profundizan de forma individual.

En otras palabras, el programa de Máster en Medicina y Salud Integrativa enseña la forma de participar activamente en la curación del paciente y, además, ejerce una manera de escucha diferente. Este nuevo modelo de asistencia sanitaria brinda la posibilidad de reducir la mediación tradicional al incorporar herramientas que nos permiten reducir la iatrogenia y mejorar el pronóstico de las enfermedades crónicas.

Artículos relacionados

1 /

Compartir