Plan de salud desde la medicina integrativa

Con un plan de salud se concibe al paciente en toda su complejidad, con sus esferas psíquica, física y social, y se hace hincapié en los beneficios que trae cambiar el estilo de vida.

facultad de medicina · medicinas alternativas y complementarias
viernes, 29 de julio de 2022
0

El plan de salud para el paciente es fundamental en el proceso médico, especialmente desde la medicina integrativa. Se le llama plan de salud y no plan de tratamiento, pues el proceso no solo consiste en tratar la enfermedad sino en generar un estado de salud duradero. La creación de un plan de salud para el paciente es la culminación de la primera consulta y su cierre, para que luego se abra la nueva etapa que es el acompañamiento. Con un plan de salud se concibe al paciente en toda su complejidad, con sus esferas psíquica, física y social, y se hace hincapié en los beneficios que trae cambiar el estilo de vida.

Síntesis de la historia clínica

Una vez que el paciente ha tenido la oportunidad de exponer su caso en la entrevista inicial, el médico sintetiza lo que se le ha comunicado. Se ha de escuchar con calma y atención los motivos de consulta y objetivos declarados, pero también lo que dice implícitamente, las necesidades y temores del paciente. No todas las personas requieren lo mismo, a veces es más información, o menos, de la que se pretende darle: motivación, esperanzas, estrategias para restituir la salud, tranquilidad. Se debe tener en cuenta aquello que está o no está preparado para escuchar. En esta síntesis de la historia clínica hay que desgranar los problemas principales a tratar y abordarlos bajo un punto de vista de interrelación de órganos y sistemas.

Hay que tener en cuenta también el contexto en el que vive el paciente, su disponibilidad para hacer cambios en su estilo de vida. Siempre hay un componente intuitivo del médico con respecto al paciente, a la percepción de sus necesidades y limitaciones. También hay que tener en cuenta a la hora de diseñar el plan el coste de cada acción y la economía del paciente cuando se habla de Medicina Privada. Es importante no generarle conflictos con las medidas convencionales, sus otros médicos y sus fármacos habituales. La síntesis puede centrarse en medidas objetivas o en sensaciones subjetivas del paciente (síntomas). Incluso puede ser interesante hacer los dos abordajes para intentar tratar de la manera más completa posible y con el menor número de opciones terapéuticas necesarias.

Formato del plan de salud

Después de la primera entrevista y exploración física y de recabar todas las pruebas diagnósticas necesarias, se elaborará un plan que se considere adecuado para ese paciente con las posibilidades terapéuticas que se manejen y se hará una entrega de informe. En esta entrega vuelve a haber una interacción con el paciente, que explicará sus posibilidades y limitaciones para seguir el plan, sus miedos y temores, sus dudas, etc.  Es posible que, pactando con el paciente, se tengan que hacer cambios con respecto a lo planteado inicialmente por el médico.

Para detallar los elementos que tendría que contemplar un informe se utiliza el término SOAP (siglas en inglés) para aludir a los datos Subjetivos (anamnesis, síntomas que el paciente refiere), Objetivos (pruebas diagnósticas, hallazgos de la exploración física) y evaluación (assesment en inglés,) y plan.

Elementos de la historia clínica:

  • Subjetivos
  • Objetivos
  • Assesment (Evaluación)
  • Plan

Son de utilidad folletos que apoyen el plan escrito sobre las prácticas que se le recomiendan al paciente: dieta antiinflamatoria, ejercicios respiratorios, etc.

¿Cómo se realiza el plan de salud?

Al elaborar un plan se combinan el arte y la ciencia de la Medicina. Se tiene un sentido intuitivo de un determinado paciente, se toman como base las experiencias previas, se analizan los datos y se usan los mejores recursos de los que se disponen. Los planes típicos de tratamiento incluyen un análisis de los objetivos del paciente, una lista de problemas y recomendaciones que pueden incluir estos elementos: actividad física, tratamiento psicosomático, nutrición, fitofármacos, medicamentos, técnicas de medicina complementaria, recursos (libros, web, cursos de formación de pacientes), diagnóstico, prevención.

Es muy importante incluir en el plan consejos sobre la higiene del sueño, sobre todo si el paciente tiene problemas para dormir, el descanso es un momento anabólico de reparación y recuperación de funciones. El plan de salud se convierte en un mapa para la producción de salud, mediante el cual el equipo integrativo y el paciente pueden navegar juntos hacia esa meta.

Además, el plan de salud es un recordatorio tangible para el paciente de que muchas veces lleva mucho camino recorrido por diversos profesionales sin encontrar solución a su problema, que es posible para él la producción de su salud. En este punto se han de dejar claros los objetivos. Bajo el principio de que el médico debe curar, cuando no puede debe aliviar y cuando no es posible, acompañar. Se debe ser claro con los objetivos. De ciertas patologías se puede esperar la mejoría, de otras la curación.

Formación del paciente

La medicina Integrativa concibe un paciente proactivo, que participa en su proceso de producción de salud.  Es necesaria, por tanto, la formación de los pacientes.  En este sentido, sería aconsejable tender a formar escuelas de pacientes. No se llega a una consulta de Medicina Integrativa siendo ya un paciente de esta disciplina, sino que uno se va haciendo paciente, va llegando poco a poco a este nuevo modelo, donde él es corresponsable de su salud.

Los médicos en ocasiones tienen una sensación de amenaza y cuestionamiento en el saber por el “paciente informado”, que pregunta y cuestiona más que un paciente no informado. La medicina integrativa fomenta esta formación, no huye de ella ni le teme.

Son útiles los cursos de nutrición y cocina, recomendaciones de libros y webs, asesoramiento sobre actividad física idónea según la patología. Es necesario explicar las técnicas que el paciente va a utilizar, si va a ser utilizada la ozonoterapia, o la coherencia cardíaca o las técnicas de biorresonancia, esto ha de explicarse al paciente. Se pueden tener folletos impresos de las distintas técnicas o fichas explicativas, pero esto no sustituye a la explicación hablada y cercana, con un lenguaje sencillo exento de tecnicismos de cada una de las recomendaciones. El material escrito solo las apoya.

El modelo de la medicina integrativa

El plan de salud para el paciente es el primer paso de un largo proceso de acompañamiento integral al paciente para que este vaya formando su propia salud. El proceso está ideado según las bases de la medicina integrativa, que es un nuevo modelo, un nuevo paradigma en la relación entre médico y paciente que busca la sinergia de diferentes disciplinas médicas. La medicina integrativa está en auge, así que hay una demanda creciente de médicos capacitados con las últimas novedades de esta especialidad. Esta capacitación es la que te ofrecemos desde TECH Universidad Tecnológica con nuestro Máster en Medicina y Salud Integrativa: un programa de estudios avanzados que te ayudará a incorporar las técnicas propias de este novedoso modelo de asistencia sanitaria en tu labor diaria.

Además, contamos con otros programas para llevar tus conocimientos al siguiente nivel desde técnicas de medicina alternativa, como el Máster en Medicina y Salud Integrativa Avanzada, que se posiciona a la vanguardia de este enfoque terapéutico con el programa más avanzado del mercado. También ofrecemos el Máster en Avances en Fitoterapia Aplicada, que te brinda las claves para integrar en tu praxis profesional la intervención fitoterapéutica.

Categorías: master

Artículos relacionados

1 /

Compartir