Partes del folículo piloso
Las partes del folículo piloso hacen parte de la información vital para identificar enfermedades capilares.
facultad de medicina · dermatología en medicina
vie. 22 de ene. 2021
0

Para realizar un tratamiento o una cirugía capilar es importante revisar los conceptos básicos de la anatomía del cabello. Dentro de los mismos se encuentran cada una de las partes del folículo piloso. Los expertos en medicina deben conocer a fondo estos conceptos, el funcionamiento y aplicación de cada uno de los mismo. El buen conocimiento de esta información le permitirá un mayor alcance y un menor margen de error en su labor. Los folículos pilosos son apéndices cutáneos que se forman en la semana 16 del período fetal. El folículo piloso se puede dividir en cuatro partes:

  • Infundíbulo o región superior del folículo
  • Istmo o región media
  • Zona suprabulbar
  • Bulbo

Infundíbulo o región superior del folículo

Consiste en el área desde la abertura del conducto sebáceo hasta la abertura folicular en la superficie de la piel. Contiene el tallo del cabello completamente formado a medida que sale de la epidermis. El epitelio de la epidermis es contiguo a la pared del infundíbulo.

Istmo o región media:

Comienza en la apertura del conducto sebáceo y continúa hacia abajo hasta llegar a la inserción del músculo erector del pelo. Al nivel de la inserción del músculo se encuentra el área protuberante (brote inferior o bulge), que es muy frecuente en el folículo embrionario pero solo de forma intermitente en el folículo adulto.

Este es considerado una parte de la vaina de la raíz externa, contiene células madre foliculares que son críticas para la regeneración de la unidad folicular. Estudios inmunohistoquímicos recientes que utilizan marcadores de células madre como CD34 y queratina 15 han sugerido que las células madre foliculares pueden estar más ampliamente distribuidas a lo largo de la raíz externa.

Las células madre del área del bulge pueden ser reclutadas para generar células de las glándulas epidérmicas y sebáceas. Curiosamente, esta área parece estar inundada de terminaciones nerviosas, así como de células de Merkel. Dicha red puede estar involucrada en proporcionar señales para el crecimiento del cabello y el ciclo del pelo.

Zona suprabulbar

Área comprendida entre la inserción del músculo erector pili y el bulbo.

Bulbo

Formado por la papila dérmica y la matriz entremezclada con melanocitos indiferenciados que se dividen rápidamente y que son de origen epitelial. El bulbo piloso rodea la papila dérmica. La combinación del bulbo piloso con los nervios y vasos sanguíneos asociados constituye la raíz del cabello que se sitúa en la dermis (si es vello) o en la hipodermis (si es pelo terminal).

  • Las células epiteliales que forman el bulbo y la matriz, reciben el nombre de células matriciales. Las células contiguas a la papila dérmica constituyen el estrato germinativo o basal del folículo y tienen capacidad de proliferar.
  • Células matriciales del centro del bulbo forman el tallo del pelo o las células situadas sobre el vértice de la papila, también forman la médula del tallo piloso en los pelos terminales, las situadas lateralmente forman la corteza y la cutícula del tallo piloso.
  • Las células matriciales del bulbo piloso son más periféricas y forman la vaina radicular interna y la vaina radicular externa.

Histología de las partes del folículo piloso

Entre las células matriciales hay melanocitos que transfieren melanina a las células matriciales y que dan el color al pelo. En la base del bulbo se invagina una papila de tejido conectivo laxo vascularizado: papila dérmica. Por encima del bulbo piloso, el folículo piloso está formado por una vaina radicular interna y otra externa que rodean al tallo piloso.

Estas dos últimas áreas, la zona supra bulbar y el bulbo forman el llamado segmento inferior que comprende desde la base del folículo hasta la inserción del músculo erector del pelo. Este segmento presenta la característica de que es transitorio y se regenera cíclicamente de manera controlada en cada ciclo capilar.

Segmento inferior del folículo

El segmento inferior del folículo consta de cinco porciones principales:

  • La papila dérmica
  • La matriz
  • El tallo piloso
  • La vaina de la raíz interna
  • La vaina de la raíz externa

Papila dérmica

Como el nombre indica, la papila dérmica es de origen mesodérmico. La papila está rodeada por las células de la matriz del bulbo piloso y se compone de tejido conjuntivo y vasos sanguíneos que otorgan al pelo todas las sustancias que necesita para el óptimo crecimiento. La papila dérmica es necesaria para iniciar un nuevo ciclo capilar y para el crecimiento normal del cabello. Se cree que regula la división celular de la matriz y el calibre del cabello producido. Se ha demostrado claramente que en la papila dérmica hay receptores de andrógenos y se ha asociado con la producción de una gran cantidad de factores y receptores de crecimiento que pueden desempeñar un papel en el desarrollo del cabello.

Células de la matriz

Las células de la matriz se encuentran directamente encima de la papila. Estas células son indiferenciadas, se dividen activamente y son inmunológicamente privilegiadas. Las células más importantes son las células madre que generan melanocitos y queratinocitos. Los melanocitos están presentes entre las células basales de la matriz. La melanina producida por los melanocitos se incorpora a los nuevos cabellos por fagocitosis.

Las células de la matriz se diferencian en los múltiples componentes del folículo piloso, incluido el tallo piloso, la vaina de la raíz interna y externa. Estas tres estructuras se pueden visualizar como tres cilindros concéntricos incrustados entre sí.

Tallo del cabello o piloso

El tallo del cabello es la única parte del folículo piloso que sale de la epidermis. Esta estructura está formada por tres capas: la médula, la corteza y la cutícula del tallo piloso. – Médula del tallo piloso: la médula es la capa más central del tallo piloso y probablemente surgen de las células de la matriz que están directamente sobre la papila. En la región suprabulbar, las células de la médula comienzan a mostrar vesículas en el citoplasma. Al nivel de la epidermis, las células de la médula parecen deshidratarse y las vesículas se llenan de aire. Los pelos terminales contienen una médula, pero los vellos y los pelos más finos no.

Corteza del tallo piloso

El pelo humano está formado en mayor parte por la corteza que está lateral a la médula, en esta se encuentran las células corticales del tallo piloso de forma fusiforme y longitudinalmente paralelas. Se van compactando y queratinizando a medida que se mueven hacia arriba. Son las células de la corteza las que imparten las propiedades mecánicas del cabello. El pigmento está presente en algunas células corticales. Este pigmento se adquiere inicialmente de los melanocitos en la matriz.

El trasplante capilar en la vida humana

La belleza en la humanidad siempre ha sido un proceso que conlleva a diferentes situaciones, económicas, de salud o estéticas. Aun así no deja de ser un mercado con una alta demanda dentro del ámbito de la salud. Por ello varios profesionales se han inclinado a estas áreas, brindando además un servicio excelente a sus pacientes.

Esto conlleva tiempo de preparación y sobre todo disposición por parte del profesional. Las herramientas para lograr esta etapa del conocimiento en esta ocasión las brinda TECH Universidad tecnológica. Dentro de su Facultad de Medicina por ejemplo, es posible encontrar especializaciones de alta calidad tales como el Máster en Medicina Estética y el Master en Diabetes.

Con su Máster en Trasplante Capilar busca ampliar el conocimiento del profesional y capacitarlo de manera íntegra en esta área estética y de salud tan importante para el ser humano.

Artículos relacionados

1 /

Compartir