Paciente diabético con sepsis
La Diabetes Mellitus (DM), debido a su gran prevalencia y potencial para alterar elementos fundamentales en la fisiopatología de la sepsis, se considera una condición comórbida.
facultad de medicina · virología y parasitología
jue. 15 de abr. 2021
0

La Diabetes Mellitus (DM), debido a su gran prevalencia y potencial para alterar elementos fundamentales en la fisiopatología de la sepsis, se considera una condición comórbida. Sin embargo, los especialistas en Virología y Parasitología aún no conocen a plenitud la influencia que ejerce la DM en la infección y en el desarrollo de la sepsis.

Concepto

La diabetes mellitus (DM) es una enfermedad crónica no transmisible que afecta alrededor del 9 al 12% de la población mundial. Se asocia a las principales causas de mortalidad por enfermedades cardiovasculares e infecciones. Entre las principales complicaciones de la DM se encuentran la sepsis e insuficiencia renal, siendo la primera particularmente severa y responsable de aproximadamente 22% de las defunciones en dicho grupo de pacientes.

La diabetes es uno de los factores de riesgo que un patógeno oportunista puede aprovechar para colonizar a un huésped inmunodeprimido. Los pacientes con diabetes presentan una suma de factores (problema de base, tratamientos, condiciones metabólicas, desnutrición) que provocan defectos en los mecanismos de defensa natural, pudiendo ser estos lo suficientemente significativos como para sufrir lesiones graves.

Sistema inmune en la DM

Se conoce que los pacientes con DM son más susceptibles a enfermedades infecciosas que los sujetos que no la padecen. Representa una de las principales comorbilidades con mayor impacto en pacientes sépticos. Lo anterior en función de su elevada prevalencia y manifestaciones fisiopatológicas concomitantes. Entre los pacientes con sepsis, se reporta que alrededor del 15-40% tienen DM.

Aún no se comprende del todo el papel que juega la DM en la etiopatogenia de la sepsis. Sin embargo, resultados obtenidos en múltiples estudios multicéntricos y experimentales han demostrado la fuerte asociación entre la hiperglucemia y los estados de inmunosupresión.

Además de actuar como factor de riesgo independiente para desarrollar infecciones bacterianas, hay aspectos de la DM que influyen simultáneamente en la patogénesis de la sepsis. Por ejemplo, mayor susceptibilidad a infecciones por patógenos inusuales, así como un mayor riesgo de experimentar complicaciones concomitantes al cuadro infeccioso. A continuación se describirán las principales células estudiadas.

Monocitos y linfocitos

En el contexto de la DM, los monocitos no han sido tan estudiados como los granulocitos neutrófilos. No obstante, es bien sabido que presentan alteraciones en la quimiotaxis y la fagocitosis. En años recientes, se ha estudiado la regulación que ejerce la vía de señalización Hedgehog (Hh) como potente químico atrayente de los monocitos. Se ha corroborado que la hiperglucemia favorecía la activación monocítica, puesto que fenómenos como la adhesión, migración y transmigración de dichas células inmunitarias se encontraban aumentados. También encontraron que las células mononucleares y los monocitos de pacientes con DM secretan menos interleucina-1 (IL-1) e interleucina-6 (IL-6) en respuesta a la estimulación con lipopolisacáridos de bacterias gram-negativas.

Granulocitos y neutrófilos

Se ha demostrado que los granulocitos neutrófilos de pacientes diabéticos presentan múltiples defectos funcionales. Existe producción excesiva de citocinas y enzimas, las cuales, aunadas a un estado inflamatorio prolongado, pueden contribuir a la activación vascular inapropiada y daño tisular.

El reclutamiento de los granulocitos neutrófilos al sitio inflamatorio precisa de fenómenos de adhesión endotelial y transmigración. Estos, a su vez, requieren de la interacción entre integrinas leucocitarias y diversas moléculas de adhesión celular expresadas en la superficie de las células endoteliales. Actualmente existe evidencia de una expresión incrementada de integrinas y moléculas de adhesión celular ante situaciones de hiperglucemia.

Respuesta inflamatoria y disfunción endotelial

Investigaciones previas han sugerido que los pacientes diabéticos están particularmente predispuestos a disfunción endotelial durante la sepsis. Se debe a que la hiperglucemia, resistencia a la insulina y obesidad activan distintas vías endoteliales aun en condiciones no sépticas. La evidencia emergente sugiere que la activación y disfunción celular endotelial juegan un papel esencial en la fisiopatología de la sepsis. Asimismo, el endotelio es crítico en la fuga vascular y el estado de choque subsecuente que contribuyen a la mortalidad entre los pacientes sépticos.

El sistema de complemento (SC)

En los últimos años se ha acumulado evidencia que apoya la hipótesis de que la DM es una patología que interfiere con proteínas reguladoras del SC. Por lo tanto, precipita la activación del mismo, lo que a su vez tiene implicaciones directas en la etiopatogenia de la enfermedad, sobre todo a nivel vascular. Se piensa que la DM favorece la formación de ligandos activadores del SC. De hecho, estudios recientes han demostrado una estrecha asociación entre la vía de lectina de unión a manos a (LUM) de activación del SC con la nefropatía diabética.

Inmunidad celular

Existen diferentes tipos celulares que forman parte de la respuesta inmune celular y tienen diferentes funciones. Se denomina células colaboradoras a las encargadas de coordinar la respuesta inicial frente a los patógenos. Por otro lado, se llama células reguladoras a las que velan por el respeto de la integridad de lo propio. Una vez controlada la infección, desmontan la respuesta.

Inmunidad humoral

Las células B son las principales protagonistas de esta respuesta, siendo ellas las que dan origen a los anticuerpos. Se ha documentado la deficiencia en la respuesta inmune humoral por la disminución de anticuerpos producidos por personas diabéticas después de ser vacunados subcutáneamente contra la tifoidea. Además, diversos estudios han demostrado la disminución de la función protectora de la vacuna contra la hepatitis B en pacientes con DM.

Diferentes infecciones

En el control de las infecciones se tiene como dificultad el desarrollo y extensión de la resistencia bacteriana a los antibióticos. Es un problema especialmente importante en la mayoría de los países. Por ende, cabe recordar la aparición de TECH Universidad Tecnológica como herramienta de solución y educación completa para conocer los avances en el mundo de la Infectología. Por medio del Máster en Infectología Pediátrica y el Máster en Microbiota Humana, podrás capacitarte para obtener los conocimientos necesarios en esta disciplina.

Otro de los desafíos en relación a las enfermedades infecciosas es el surgimiento en los últimos años de varias enfermedades nuevas de elevada morbilidad, lo que obliga a un nivel importante de actualización que se consigue en el Máster en Infectología Clínica y Terapéutica Antibiótica Avanzada

Artículos relacionados

1 /

Compartir