Oxígeno hiperbárico en lesiones deportivas

El uso terapéutico de oxígeno hiperbárico en lesiones deportivas puede recuperar tejido muscular en lesiones musculares de mayor grado, disminuir la inflamación y acelerar el pasaje a la fase proliferativa en la recuperación muscular.

facultad de medicina · medicina del deporte
miércoles, 17 de agosto de 2022
0

El tratamiento de oxigenación hiperbárica favorece la regeneración ósea, la síntesis de colágeno y la formación de vasos sanguíneos en el área donde se produce una lesión deportiva. Esto conduce a la recuperación de la microcirculación y regeneración de tejido muscular, a la activación de células satélites que se diferencian en tejido muscular, y a la regeneración del colágeno de tendones y ligamentos. El uso terapéutico de oxígeno hiperbárico en lesiones deportivas, puede recuperar tejido muscular en lesiones de mayor grado, disminuir la inflamación y acelerar el paso a la fase proliferativa de la recuperación muscular.

Lesiones deportivas

Durante las últimas décadas, realizar deporte se ha convertido en algo cotidiano. Es común la práctica de actividades como el running, el yoga, el pilates, el fútbol o acudir al gimnasio, incluso hacer caminatas diarias a una intensidad alta. Estas actividades han ganado cada vez más adeptos de todas las edades, ayudando a mejorar la calidad de vida de las personas. Más aún, los deportes competitivos han tomado un significado completamente nuevo, en donde la intensidad y la exigencia han aumentado al mismo tiempo que han crecido el número de lesiones en los deportistas.

Estas lesiones deportivas, desde la rotura de huesos a la de músculos, tendones y ligamentos, pueden ser el resultado de fuerzas de impacto agudas en deportes de contacto o a causa de los rigores diarios del entrenamiento y acondicionamiento. En eventos deportivos en los Estados Unidos, la incidencia de las lesiones deportivas varía del 10 al 55 %. Entre ellas, las lesiones musculares son las más frecuentes, tanto para el deportista profesional como para el amateur. La mayoría de las lesiones musculares (más del 90%) son causadas por un esfuerzo excesivo o por contusiones en el músculo.

Contusión, distención y esguince

Un músculo sufre una contusión cuando es sometido a una fuerza de compresión repentina y pesada, como un golpe directo. En las distensiones, sin embargo, el músculo es sometido a una fuerza de tracción excesiva que conduce al sobreesfuerzo de las miofibras y, en consecuencia, a la ruptura cerca del cruce miotendinoso.

Los esguinces son lesiones que afectan la cápsula o los ligamentos de una articulación. Estos últimos son estructuras protectoras de las articulaciones que impiden sobrepasar el límite normal de amplitud del movimiento. Los ligamentos se suelen desgarrar al realizar deportes que implican movimientos bruscos y cambios de dirección como el baloncesto, el fútbol, el tenis y el voleibol. La lesión del ligamento cruzado anterior es un esguince o desgarro de este, que es uno de los principales ligamentos de la rodilla.

Lesión muscular y DMAT

La lesión muscular es la más frecuente. Presenta un problema desafiante en traumatología y ocurre comúnmente en los deportes. La lesión puede ocurrir como consecuencia de una deformación mecánica directa como contusiones, laceraciones y distensiones o debido a otras causas como isquemia y daños neurológicos. Las lesiones musculares representan un amplio rango desde leve calambre muscular hasta la rotura muscular, pasando por lo que se conoce como una lesión por esfuerzo parcial y una mialgia diferida (DMAT o DOMS).

Las agujetas o envaramiento (conocida a nivel médico como mialgia diferida) es el nombre coloquial de un dolor muscular llamado dolor muscular de aparición tardía (DMAT) o dolor muscular postesfuerzo de aparición tardía (en inglés DOMS o Delayed Onset Muscular Soreness) acompañado de una inflamación muscular. DOMS o DMAT describen un fenómeno de dolor muscular que generalmente se siente de 12 a 48 horas después de la actividad física, particularmente al comienzo de un nuevo programa de ejercicio, después de un cambio en la modalidad deportiva o después de un aumento dramático en su duración o su intensidad.

El DMAT generalmente ocurre después de una actividad física desacostumbrada y se acompaña de una sensación de malestar dentro del músculo esquelético que experimentan los novatos o los atletas entrenados.

Uso del oxígeno hiperbárico en lesiones deportivas

La hiperoxia producida con el tratamiento de oxigenación hiperbárica, desencadena efectos sistémicos que también mejoran la microcirculación muscular. Durante el ejercicio físico se produce ácido láctico por desencadenar la vía anabólica y se considera un estado de hipoxia fisiológico que produce efectos beneficiosos en el organismo.

El ejercicio físico desencadena beneficios gracias a la hipoxia leve intermitente a nivel del sistema inmune y la psiconeuroinmunoendocrinología. El oxígeno hiperbárico fortalece ese estado al desencadenar un estrés oxidativo leve que impulsa las defensas antioxidantes, y fortalece el balance redox necesario para mantener el rendimiento deportivo y evitar las lesiones.

Los resultados con respecto al daño oxidativo, la relación con el daño muscular y el rendimiento sitúan al oxígeno hiperbárico como una potencial herramienta para prevenir y tratar el síndrome de sobreentrenamiento, al ejercer un protocolo que promueve la acción antioxidante de respuesta al estrés inducido durante el tratamiento. Así, a la vez que podría aumentar el rendimiento y el VO2 máx. que pueda obtenerse durante el entrenamiento, sería capaz de proteger al músculo de futuras lesiones.

Estudios clínicos

Un grupo de investigadores Takemura y Cols estudiaron en 2017 el efecto preacondicionamiento o poscondicionamiento con TOHB con micropresiones (1,25 ATA, 36% de oxígeno durante 3 h/día) sobre las propiedades del músculo sóleo, atrofiado por la descarga inducida por la suspensión de las patas traseras en modelo animal. Doce grupos de ratas estuvieron bajo condiciones normobáricas (1 ATA, 20,9% de oxígeno) o TOHB durante 2 semanas. Luego se alojaron diez grupos en condiciones normobáricas durante 2 semanas, con las patas traseras descargadas mediante suspensión o sin descargar. Posteriormente, seis grupos fueron alojados bajo condiciones normobáricas o expuestos a oxígeno hiperbárico leve durante 2 semanas. Se permitió que los grupos suspendidos se recuperaran en condiciones de recarga (actividad normal de jaula sin restricciones).

Después de la descarga de las patas traseras fueron observados pesos musculares, áreas transversales de toda la fibra, la capacidad oxidativa disminuyó y hubo un desplazamiento de fibras del tipo I al tipo IIA y IIC. Además, los niveles de ARNm del receptor c activado por el proliferador de peroxisomas coactivator-1a disminuyó, mientras que los de la proteína que contiene la caja forkhead O1 aumentó después de la descarga de las patas traseras.

La atrofia muscular y la capacidad oxidativa disminuida, no se vieron afectadas por el pre o poscondicionamiento con oxígeno hiperbárico. Por el contrario, estos cambios produjeron el regreso a niveles casi normales después de 2 semanas de recarga cuando se combinaron el preacondicionamiento y el poscondicionamiento.  Así, la TOHB puede ser eficaz contra la atrofia y disminución de la capacidad oxidativa de los músculos esqueléticos asociados a las extremidades traseras.

Uso futuro del oxígeno hiperbárico en lesiones deportivas

Cualquier uso futuro de TOHB para estas lesiones, tendría que haber sido precedido de ensayos controlados aleatorios cuidadosamente realizados que hayan demostrado la eficacia. Sin embargo, la dosis de oxígeno que se debe utilizar para estos estudios debe ser tenida en cuenta, ya que se ha observado que el poder antioxidante podría ser mayor con presiones de tratamiento menores a 2 ATA y esto podría conducir a un mayor efecto protector contra la atrofia muscular y la inflamación antes que se desarrolle la lesión por rotura de fibras musculares.

Terapia hiperbárica

Como se ha visto, el uso terapéutico del oxígeno hiperbárico en lesiones deportivas es efectivo, especialmente en las musculares. Si deseas implementar dentro del campo de la medicina deportiva los últimos conocimientos en medicina hiperbárica, en TECH Universidad Tecnológica hemos diseñado el Máster en Medicina Hiperbárica. Se trata de un programa completo y con alta demanda para los profesionales de la medicina.

En la facultad de medicina más grande del mundo podrás encontrar también el Máster en Medicina del Deporte, enfocado a tratamientos especializados para el paciente deportista. También encontrarás el Máster en Nutrición Deportiva Terapéutica, que te ofrece las bases sólidas de la nutrición, que te ayuden a generar estrategias nutricionales que mejoren el desempeño del paciente deportista.

Categorías: master

Artículos relacionados

1 /

Compartir