Miomas uterinos
Se estima que el 70% de las mujeres desarrollan miomas a lo largo de su vida. Por esta razón es muy importante estudiarlos y comprender por qué se originan, en qué consisten y cuál es su relación con la fertilidad.
facultad de medicina · reproducción asistida para medicina
jue. 05 de may. 2022
0

Los miomas uterinos, también conocidos como leiomiomas o fibromiomas, son los tumores sólidos más frecuentes de la pelvis de la mujer y derivan del miometrio. Se estima que el 70 % de las mujeres desarrollan miomas a lo largo de su vida. Por esta razón es muy importante estudiarlos y comprender por qué se originan, en qué consisten y cuál es su relación con la fertilidad. En el presente artículo nos adentraremos en el estudio de esta afección.

Epidemiología y etiología

Aunque frecuentemente asintomáticos, los miomas uterinos causan síntomas en el 25 % de las mujeres en edad fértil, siendo su incidencia máxima en la quinta década de la vida. Cada mioma procede de una única célula progenitora y su dependencia hormonal, tanto de estrógenos como de progesterona, está claramente establecida pero cada vez hay más evidencia de la influencia en su formación de otros moduladores como son las citoquinas y los factores de crecimiento relacionados con la fibrosis y la angiogénesis. A continuación, los múltiples factores que influyen en la aparición y evolución de los miomas:

  • Raza: las mujeres afroamericanas tienen entre tres y nueve veces mayor prevalencia de MU comparadas con las asiáticas y las de raza blanca.
  • Agregación familiar: la miomatosis uterina familiar es factor de riesgo para la aparición de miomas uterinos.
  • Tratamientos hormonales: la respuesta de los miomas al estímulo hormonal varía en función de dosis, vía de administración, sustancia empleada y tiempo de administración.
  • Otros factores: el tabaco, la hipertensión, obesidad y diabetes mellitus.

Clínica

Aunque la mayoría de los miomas uterinos no ocasionan síntomas, se ha estimado que entre 20-50 % de las mujeres que presentan uno o más miomas tendrá sintomatología.

  • Sangrado uterino anormal: es el síntoma más común. El sangrado prolongado o abundante es el típico patrón asociado. Las reglas de elevada intensidad y duración, pero de ritmo normal (> 80 ml y > 8 días) o reglas de elevada intensidad, de ritmo y duración, normales (> 80 ml)) son claramente las formas más comunes de sangrado de las mujeres con miomas.
  • Presión pélvica y dolor: con el crecimiento del mioma se ejerce presión sobre los órganos adyacentes, causándose síntomas específicos a nivel urinario, tales como frecuencia urinaria (necesidad de orinar más a menudo de lo normal por disminución del volumen de llenado vesical), dificultad vaciamiento vesical y retención urinaria. La compresión ejercida por un mioma puede conllevar síntomas digestivos como estreñimiento y tenesmo.
  • Efectos en la reproducción: los miomas que distorsionan la cavidad uterina (submucosos o intramurales con un componente intracavitario) provocan dificultad para la concepción y un incremento de la tasa de abortos. Además, los miomas pueden interferir en la transmisión normal de la contracción uterina de las fibras musculares normales, así como obstruir el canal del parto.

Diagnóstico

La ecografía transvaginal es la técnica más ampliamente usada debido a su disponibilidad y coste-eficacia. La ecografía con infusión salina intracavitaria (sonohisterografía) mejora el contorno del mioma submucoso que protruye en la cavidad uterina. La histeroscopia ayuda en el diagnóstico de mioma junto a la ecografía transvaginal y la sonohisterografía. Se trata de una técnica diagnóstica y terapéutica en algunos casos. Hace diagnóstico de la presencia de miomas submucosos sospechados por ecografía y sirve, además, para valorar la resecabilidad de los mismos según su penetración en el miometrio.

La RM es la mejor técnica para visualizar todos los miomas y la localización de los mismos. Puede distinguir entre leiomiomas, adenomiosis y adenomiomas. Debido a que es una técnica costosa, debe reservarse cuando se van a planear métodos invasivos, para elegir la técnica más adecuada cuando se tiene duda con la ecografía en casos complicados.

Miomas y fertilidad

Los miomas uterinos son los tumores sólidos benignos más frecuentes en la mujer durante su etapa reproductiva. Se estima que aparecen en el 20-50 % de estas mujeres con un incremento en la incidencia en los últimos años fértiles.

Con el éxito de las técnicas de reproducción asistida, cada vez más mujeres de edad avanzada buscan gestación, por lo que el número de mujeres con deseo genésico y miomas está aumentando. Los miomas pueden ser identificados en un 5-10 % de pacientes estériles pero la esterilidad solo puede ser atribuida a los mismos en un 2-3 % de los casos. La relación entre miomas y fertilidad ha sido objeto de debate durante mucho tiempo. Hoy día existe consenso en que la localización de los miomas y su relación con la cavidad uterina son los factores claves de la influencia negativa de los mismos sobre la fertilidad. Los mecanismos causantes de esterilidad se engloban en estas dos formas:

Interferencia en el transporte de gametos:

  • Distorsión anatómica del cérvix que compromete el trasporte de los espermatozoides.
  • Alargamiento y deformidad de la cavidad uterina.
  • Obstrucción ostia tubáricos.
  • Deformidad tubo-ovárica que interfiere en la captura del ovocito.
  • Incremento de la contractilidad uterina.

Fallo de implantación:

  • Distorsión de la vascularización endometrial.
  • Secreción de fluidos intracavitarios (sangre/coágulos).
  • Secreción de sustancias vasoactivas y factores inflamatorios locales.
  • Elevación del ambiente estrogénico a nivel endometrial.
  • Incremento de la contractilidad uterina.

Ubicación y fertilidad

La localización de los miomas se reconoce como el factor fundamental respecto a la fertilidad. Atendiendo a ella, los miomas estarían implicados en orden decreciente como causa de esterilidad:

  • Miomas submucosos: Existe acuerdo en que aquellas pacientes infértiles con miomas submucosos tienen tasas de gestación clínica, tasas de gestación evolutiva y tasas de recién nacido vivo (RNV) significativamente menores, con tasas de aborto más altas que mujeres infértiles sin miomas. El tratamiento quirúrgico mejora las tasas de gestación y aborto. Los miomas submucosos están asociados con una reducción de la fertilidad y un aumento de la tasa de aborto.
  • Miomas intramurales: su papel sobre la fertilidad es controvertido. En los últimos años se han publicado varias revisiones sistemáticas que valoran su influencia sobre la fertilidad: Sunkara en 2010, Pritts 2009, Klastky 2008. A pesar de la tendencia clara del efecto deletéreo de los miomas intramurales sobre la fertilidad, todos los autores coinciden en que se debe ser cautos a la hora de evaluar los resultados. Actualmente, se acepta que miomas intramurales mayores de 5 cm se asocian a peores resultados reproductivos. Si no distorsionan la cavidad y son menores de 5 cm, no tendrían efectos negativos sobre el tratamiento reproductivo.
  • Miomas subserosos: la existencia de miomas subserosos no altera las tasas de gestación, ni de recién nacido vivo, ni de aborto con respecto a mujeres sin miomas.

Actualidad de los miomas uterinos

Como hemos visto, la localización de los miomas y su relación con la cavidad uterina son los factores claves de la influencia negativa de los mismos sobre la fertilidad. Para tratarlos en mujeres que desean gestación, el tratamiento más común es la miomectomía. A la par, hay técnicas para el tratamiento de los miomas uterinos cuya viabilidad está en discusión y estudio a día de hoy, como la miolisis quirúrgica. Si eres profesional de la salud y te interesa ahondar en la actualidad de esta especialidad, desde TECH Universidad Tecnológica hemos preparado el Máster en Actualización en Reproducción Asistida, un programa de primer nivel riguroso, completo y flexible.

También hemos preparado otros programas posgraduales notables, como el Máster en Cirugía Mínimamente Invasiva en Ginecología, que te capacitará en el dominio de cirugías como la laparoscopia o la histeroscopia. O, también, el Máster en Endometriosis, que te brinda el mejor acercamiento científico y global a esta enfermedad que se puede encontrar.

Artículos relacionados

1 /

Compartir