El papel de los macronutrientes en la nutrición clínica
La labor principal de los macronutrientes es proporcionar energía y material estructural (proteínas, membranas, dientes y huesos) y producir compuestos necesarios para el metabolismo (hormonas, enzimas, etc.), mientras que el papel de los micronutrientes es actuar como cofactores del metabolismo.
facultad de medicina · nutrición para farmacia
vie. 04 de dic. 2020
0

La labor principal de los macronutrientes es proporcionar energía y material estructural (proteínas, membranas, dientes y huesos) y producir compuestos necesarios para el metabolismo (hormonas, enzimas, etc.), mientras que el papel de los micronutrientes es actuar como cofactores del metabolismo, tal y como detallan nuestros docentes en nutrición hospitalaria.

Carbohidratos

Los carbohidratos son un conjunto de sustancias que se pueden clasificar en tres grupos: azúcares, almidón y fibra. Representan la principal fuente de energía en la dieta humana promedio suministrando la mitad o más de la ingesta calórica total aportando 4 kcal/g. Aproximadamente la mitad de los carbohidratos de la dieta se encuentran en forma de polisacáridos tales como almidones y dextrinas. La mitad restante es suministrada como azúcares simples, siendo la más importante sacarosa, lactosa y en menor proporción maltosa, glucosa y fructosa. Derivados de los azúcares como el sorbitol y el xilitol pueden digerirse parcialmente y pueden suministrar 2.4 kcal/g. La digestión de los polisacáridos empieza en la boca con la acción de la -amilasa salival y continúa en el duodeno con la amilasa pancreática.

La acción de estas enzimas transforma los polisacáridos en maltosa, maltotriosa y dextrinas límite. Las disacaridasas y oligosacaridasas presentes en las microvellosidades del intestino delgado hidrolizan los disacáridos y oligosacáridos a monosacáridos. La glucosa y la galactosa son absorbidas por las células de la mucosa intestinal a través de un transporte activo (SGLT1) o de un transporte facilitado (GLUT2). El principal mecanismo de absorción de fructosa es mediante el transportador facilitado GLUT5 siendo su velocidad de absorción mucho más lenta que la de glucosa y galactosa.

Lípidos

De acuerdo con la definición proporcionada por Christie, los lípidos son ácidos grasos y sus derivados, así como aquellas sustancias biosintéticas o funcionalmente relacionadas con los anteriores. Dentro de la nutrición clínica, los lípidos han llegado a considerarse como un constituyente no deseado de las dietas, sin embargo, juegan un importante papel en las necesidades nutricionales ya que son capaces de aportar 9 kcal/g. Los lípidos se pueden clasificar en saturados e insaturados. Los lípidos de la dieta consisten principalmente en triglicéridos y pequeñas cantidades de fosfolípidos y ésteres de esteroles.

Las enzimas digestivas implicadas en la degradación de los lípidos en el tracto gastrointestinal son la lipasa pancreática y gástrica, fosfolipasas y colesterol esterasa. Las grasas primero son emulsionadas en el estómago y estabilizadas con lecitina y fragmentos proteicos. Todo esto favorece una mayor estabilización de la superficie de los triglicéridos emulsionados y en el duodeno promueve la unión de la lipasa pancreática. La lipasa pancreática en presencia de sales biliares y colipasa produce ácidos grasos, glicerol y 2-monoacil gliceroles que son absorbidos por difusión a través de la pared del intestino mediante procesos de transporte activo y pasivo. Las cadenas pequeñas y medianas de ácidos grasos son transportadas al hígado unidas a albúmina a través de la vena hepática porta. Las cadenas largas (12 carbonos) de ácidos grasos son reesterificadas en triglicéridos y empaquetadas en los quilomicrones que son transportados por el sistema linfático y secretados a la circulación periférica.

Proteínas

Las proteínas son nutrientes esenciales ya que sus constituyentes, los aminoácidos, son utilizados por el cuerpo para sintetizar sus propias proteínas y moléculas que contienen nitrógeno que sostienen la vida. Las proteínas poseen, en la nutrición clínica, un papel estructural y funcional clave en casi todos los procesos del cuerpo y en determinadas circunstancias pueden utilizarse como fuente de energía suministrando 4 kcal/g. Las proteínas humanas contienen 21 aminoácidos, de los cuales 9 son esenciales (no pueden sintetizarse en el organismo), los restantes pueden sintetizarse endógenamente si su presencia en las proteínas de la comida es deficiente. Únicamente los L- aminoácidos se incorporan en las proteínas humanas. Las proteínas son hidrolizadas en el estómago y en el intestino delgado por la acción de enzimas del estómago (pepsina), enzimas pancreáticas (tripsina, quimotripsina, elastasa y carboxipeptidasas), enzimas del intestino delgado (aminopeptidasas y enteroquinasa) y de ácido clorhídrico en el estómago. La acción de las enzimas pancreáticas da lugar a pequeños péptidos que finalmente son degradados a aminoácidos por las aminopeptidasas presentes en las microvellosidades de los enterocitos. Los aminoácidos y pequeños péptidos pueden ser internalizados por los enterocitos mediante un transporte activo o por difusión pasiva.

En TECH encontrarás un Máster en Nutrición Clínica en Medicina que te permitirá profundizar en los nuevos avances en alimentación, la valoración del estado nutricional, la alimentación específica para la práctica deportiva, la nutrición en la infancia, las dietas frente a patologías de diversa índole y la nutrición clínica, entre otros aspectos. Si deseas especializarte en este área, pero enfocada a los pacientes más jóvenes, no te pierdas nuestro Máster en Nutrición Clínica para Pediatría, equivalente a 60 ECTS; o el Máster en Nutrición Genómica y de Precisión si esta revolucionaria rama de la medicina forma parte de tu especialidad.

Artículos relacionados

1 /

Compartir