Inmunodepresión y enfermedades tropicales
La inmunodeficiencia hace que los individuos con estas características estén más propensos a padecer enfermedades tropicales e infecciosas.
facultad de medicina · infectología para medicina
lun. 19 de jul. 2021
0

Las enfermedades tropicales podrían definirse como el conjunto de entidades patológicas que, por sus características de distribución limitada, las condiciones ecológicas de la región y los rasgos genéticos de la población, sólo se presentan en algunas regiones geográficas del universo. Y, según múltiples estudios realizados, la inmunodeficiencia hace que los individuos con estas características estén más propensos a padecer enfermedades infecciosas.

Criterios diagnósticos en pacientes inmunodeprimidos

  • Neutropenia (menos de 500 neutrófilos/ml).
  • Terapia con fármacos inmunosupresores (incluyendo corticoterapia a dosis elevadas).
  • Leucemia, linfoma u otras neoplasias con tratamiento inmunosupresor.
  • Infección por Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH).
  • Trasplante de órganos con terapia inmunosupresora asociada.
  • Defectos congénitos inmunitarios.

Factores que favorecen la aparición de enfermedades tropicales

  • La falta de planeación y toma de decisiones para una adecuada administración en salud.
  • Pobreza económica.
  • El analfabetismo.
  • Bajas condiciones higiénicas.
  • Migraciones.
  • Calentamiento global y cambio climático.
  • Malas condiciones socio-económicas.
  • Las pobres o nulas políticas de salud.
  • Déficit de vacunación en la poblaciones vulnerables.
  • Entre otros factores.

Patógenos causantes de mortalidad

En las áreas tropicales de forma general existen cuatro patógenos fundamentales causantes de mortalidad en los países en desarrollo del trópico. Estos se caracterizan por producir mayor morbimortalidad en los pacientes portadores de trastornos inmunológicos, por déficit, en otras palabras, inmunodeficiencias. Entre estos se tiene:

  1. Plasmodium falciparum causante de malaria o paludismo.
  2. Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) causante del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA).
  3. Mycobacterium tuberculosis causante de tuberculosis.
  4. Virus del sarampión.

Efectos del VIH

Se debe comentar que muchas veces estas enfermedades por sí mismas son causas de inmunodeficiencia. En otras ocasiones producen inmunodeficiencia en el paciente que la porta. Estas entidades originan más de 3 a 5 millones de muertes anualmente. Sobre todo el VIH, la cual es considerada como una enfermedad tropical. Al interactuar con otras entidades endémicas en los países en desarrollo, ocasiona una morbilidad y mortalidad muy elevada en muchos países. Los efectos del VIH sobre otras infecciones endémicas son los siguientes:

  • Facilita la co-infección.
  • Aumenta la razón de enfermedad: infección.
  • Cambia la presentación de la enfermedad.
  • Acelera el curso de la enfermedad.

Enfermedades oportunistas

En estas regiones del planeta existen ciertas entidades o enfermedades oportunistas. Indudablemente, estas son más frecuentes en dichas áreas que en otros lugares del planeta o en los países desarrollados. Entre estas se tiene:

  • Tuberculosis.
  • Diarrea crónica.
  • Fiebre prolongada de origen desconocido.
  • Síndrome de emaciación (Wasting).
  • Enfermedades pulmonares agudas y crónicas.

Efectos sobre otras ET

Las enfermedades tropicales (ET) tienen efecto sobre otras ET, entre las que se tiene la clásica, el VIH. Parece ser, por lo menos teóricamente, que la misma produce lo siguiente:

  • Las citoquinas pro-inflamatorias (derivadas de macrófagos) pueden estimular la replicación del VIH, al aumentar la unión del NFkbeta al receptor de linfocitos T.
  • Existe aumento del nivel (set point) de la viremia (o carga viral).
  • La infección por helmintos puede sesgar la respuesta inmune a otros patógenos hacia el tipo Th2, favoreciendo la progresión del VIH/SIDA.
  • Supresión directa de la respuesta anti-VIH por linfocitos CD8+.
  • Aumento de la disregulación inmunológica temprana del VIH al virar la respuesta inmunológica Th1 hacia Th2.
  • Amplificación de la apoptosis patológica inducida por activación de células CD4+.

Tipos de inmunodepresión

El sistema inmune en el ser humano cumple actividades vitales para la conservación de la especie. Entre ellas, combatir las infecciones. La actividad anti-infecciosa se logra gracias a una extraordinaria organización del sistema inmune que controla a la gran mayoría de los microorganismos infecciosos que atacan al ser humano. Los huéspedes pueden ser clasificados de acuerdo con el estado inmune en: inmunocompetentes e inmunocomprometidos. Existen diferentes tipos de huéspedes inmunocomprometidos, de acuerdo con el tipo de compromiso inmunitario.

Las infecciones son causas importantes de morbilidad y mortalidad en los pacientes inmunocomprometidos. La respuesta inmunitaria está formada por una red compleja de mecanismos de defensa. Ella está constituida por medios de barrera (epitelio bronquial), componentes celulares y mediadores solubles. La respuesta inmunitaria normal tiene dos brazos de actuación: un sistema inespecífico de acción rápida frente al inicio de la infección y un sistema específico inmunitario, organismo selectivo, más tardío. El sistema inespecífico está formado por células fagocíticas (neutrófilos y macrófagos), células natural killer (NK) y células presentadoras de antígenos que iniciarán la respuesta específica. Las proteínas del complemento promueven la inflamación inicial y facilitan la muerte de organismos extracelulares.

Evaluación de función inmunitaria

La evaluación de la función inmunitaria debe iniciarse en lactantes o niños con manifestaciones clínicas de un trastorno inmunitario específico o con infecciones recidivantes, crónicas o poco comunes como:

  • 1 o más infecciones bacterianas graves (septicemia, meningitis).
  • 2 o más infecciones bacterianas graves respiratorias o de otro tipo demostradas (celulitis, abscesos, otitis media supurativa, neumonía, linfadenitis) en 1 año.
  • Infecciones graves en zonas poco comunes como: (absceso hepático, cerebral).
  • Infecciones por microorganismos patógenos inusuales o poco comunes como: (Pneumocystis jiroveci, Aspergillus, Serratia marcescens, Nocardia, Burkholderia cepacia).
  • Infecciones por microorganismos patógenos frecuentes en la infancia, pero con una gravedad inusual.

Tipos de inmunodeficiencias

Las inmunodeficiencias en los pacientes con estos trastornos se clasificarán en ID primarias y secundarias. Estas entidades nosológicas tendrán causas y características clínicas que permitirán la diferenciación clínica, teniendo en cuenta los signos y los síntomas de estos grupos. No todos los pacientes que viven en zonas tropicales tienen infecciones. Los pacientes inmunodeprimidos están más propensos, en riesgo y sobre todo si pertenecen a grupos de riesgo como los neonatos, adultos mayores, embarazadas, trasplantados, hemodialíticos y otros pacientes.

Primarias

Las inmunodeficiencias primarias son enfermedades hereditarias que afectan al sistema inmunológico del hombre. Estas pueden deberse a la alteración de un solo gen o de varios genes. También pueden representar la interacción de determinadas características genéticas y factores ambientales o infecciosos. Estos tipos de trastornos inmunológicos son un grupo de casi 200 enfermedades de origen genético en las que existe una alteración cuantitativa y/o funcional de los diferentes mecanismos implicados en la respuesta inmunológica. Este tipo de trastorno logra una predisposición aumentada a infecciones de los pacientes que las padecen, pero también a procesos autoinmunes, alergia y enfermedades oncohematológicas.

Clasificación

  1. Deficiencias principalmente en la producción de anticuerpos.
    • Agammaglobulinemia ligada al X o de Bruton.
    • Hipogammaglobulinemia transitoria de la infancia.
    • ID variable común (IDVC).
    • Síndrome de hiper-IgM.
    • Deficiencias selectivas de clases y subclases de inmunoglobulinas.
  2. ID Combinadas (IDC).
    • IDC severa ligada al X.
    • IDC severa autosómica.
    • Síndrome de Omenn.
    • Deficiencia en la expresión de moléculas de histocompatibilidad.
    • Disgenesia reticular.
    • Otras.
  3. Otros síndromes de IDP bien definidos.
    • Síndrome de WisKott-Aldrich.
    • Síndrome linfoproliferativo ligado al X (Síndrome de Duncan).
    • Disregulación inmune ligada al X con Síndrome de poliendocrinopatía.
    • Síndrome de Di George.
    • Candidiasis mucocutánea crónica.
    • Hipoplasia de cartílago y pelo.
  4. Síndromes de ruptura cromosómica asociados con ID.
    • Ataxia telangiectasia.
    • Síndrome de Nijmegen.
    • Anemia de Fanconi.
  5. Síndrome linfoproliferativo autoinmune.
  6. Desórdenes fagocíticos.
    • Defectos del metabolismo oxidativo: enfermedad granulomatosa crónica, deficiencia de glucosa 6 fosfatos deshidrogenasa, deficiencia de mieloperoxidasa.
    • Deficiencia en la adhesión leucocitaria.
    • Asociadas a dilución pigmentaria: síndrome de Béguez-Chédiak- Higashi, síndrome de Griscelli. síndrome de hiper IgE (síndrome de Job).
    • Neutropenias congénitas, inmunes, autoinmunes y aloinmunes.
    • Otros desórdenes fagocíticos: deficiencia específica del gránulo, síndrome de Watchman-Diamond, síndrome de periodontitis agresiva, deficiencia de tuftsina.
  7. Deficiencias del sistema de complemento.
    • Deficiencias de componentes aislados: C1q, C1r, C1s, C2, C3, C4.
    • Deficiencias de componentes del complejo de ataque a la membrana: C5, C6, C7, C8, C9.
    • Deficiencia de factores reguladores del complemento: D, I, H, properdina, proteína de unión a C4, factor acelerador, lectina de unión a la manosa, C1 inhibidor.

Secundarias

Este tipo de inmunodeficiencia siempre tiene una causa que favorece a la aparición de la misma. Entre las más frecuentes se tienen:

  1. Déficit nutricional.
  2. Neoplasias.
  3. Infecciones crónicas.
  4. Terapia inmunosupresora.
  5. Esplenectomías.
  6. Trasplante de medula ósea.
  7. Transfusiones múltiples.
  8. Alcoholismo materno. Causa que muchas veces no se le da importancia y tiene un papel fundamental.
  9. Enfermedades autoinmunes.
  10. Infecciones que afecta el sistema inmune.
  11. Prematuridad o la edad avanzada materna.
  12. Pérdida exageradas de linfocitos e inmunoglobulinas.
  13. Déficit de vitaminas y micronutrientes.

Otras perspectivas de las enfermedades tropicales

El estudio de la infectología en medicina ha crecido enormemente en los últimos años. Al haber tantos enfoques en lo referente a esta disciplina sanitaria, TECH Universidad Tecnológica ha decidido crear diferentes posgrados de especialización, con el fin de ofrecer a los profesionales herramientas de crecimiento académico. Para mostrar algunos ejemplos, se encuentra el Máster en Infectología Clínica y Terapéutica Antibiótica, el Máster en Actualización en Patología del Tracto Genital Inferior y VIH y muchos más.

Así mismo, la medicina tropical ha dejado de ser una rareza. Esto ha creado un escenario en el que las diferentes patologías específicas de diversas regiones se han convertido en algo más habitual en la consulta del profesional médico. Es por esto que también se encuentra disponible el Máster en Avances en Enfermedades Tropicales: ofrece la actualización y la información imprescindibles para el médico cualificado.

Artículos relacionados

1 /

Compartir