Infecciones transmitidas por la sangre
Algunos trabajadores sanitarios se enfrentan a un riesgo de transmisión por infecciones transmitidas por la sangre.
facultad de medicina · salud laboral
mié. 08 de sep. 2021
0

Los trabajadores sanitarios que están directamente ligados a la atención de pacientes con VHB, VHC o VIH, se enfrentan a un riesgo de transmisión por infecciones transmitidas por la sangre. Por lo tanto, se hace necesario que las instituciones sanitarias cuenten con un plan de enfrentamiento al riesgo biológico que incluya medidas de prevención en las unidades de Infectología Clínica.

Introducción

La exposición laboral de los trabajadores sanitarios a sangre o líquidos contaminados con sangre los predispone a adquirir una infección por cualquiera de los numerosos patógenos infecciosos que pueden transmitirse por esta vía. Se destacan virus, bacterias y parásitos. Los más frecuentes son los virus de la hepatitis B (VHB), virus de la hepatitis C (VHC) y el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).

Una exposición que pueda poner al personal sanitario en riesgo de contraer una infección por VHB, VHC o VIH se define como una lesión percutánea. También como el contacto de una membrana mucosa o de la piel no intacta con tejidos, sangre u otros líquidos corporales potencialmente infecciosos. Además de la sangre y de los líquidos corporales que contengan sangre visible, también se consideran potencialmente infecciosos el semen y las secreciones vaginales. Esto a pesar de que no se han visto implicados en la transmisión al personal sanitario.

Así mismo, los líquidos cefalorraquídeo, sinovial, pleural, peritoneal, pericárdico y amniótico se consideran potencialmente infecciosos, pero se desconoce el riesgo de transmisión a partir de ellos. En cambio, las heces, las secreciones nasales, la saliva, el esputo, el sudor, las lágrimas, la orina y los vómitos no se consideran potencialmente infecciosos, a no ser que contengan sangre y el riesgo es extremadamente bajo.

Otras formas de exposición

Aunque el personal sanitario es uno de los colectivos de más alto riesgo, en cuanto a contaminación a través de la sangre, también se han dado casos de contaminación entre trabajadores no pertenecientes al área sanitaria. Sin embargo, accidentalmente están expuestos a agujas u otros útiles contaminados durante su actividad profesional. Se han descrito casos de conductores de camiones de recogida de basuras, tanto domésticas como sanitarias, que se pincharon al manipular las basuras.

El riesgo de transmisión de un virus de transmisión sanguínea está relacionado con el volumen de sangre transferido. Por tanto, las agujas huecas son más riesgosas que los instrumentos sólidos. Otros factores importantes son el estado serológico del paciente fuente y el tipo de exposición.

Los servicios de salud deben garantizar que su personal sea entrenado para evitar accidentes. Deben identificar con quién dirigirse cuando exista una exposición ocupacional al VIH con objetos punzo cortantes o por otras vías, a finde recibir atención inmediata.

Transmisión laboral del VHB

Se estima la presencia de 257 millones de personas con infección crónica por el virus de la hepatitis B (VHB). En la región de las Américas, según datos de la OMS, el porcentaje de personas con hepatitis B y C es del 0,5 al 1,0%. El VHB es diez veces más transmisible que el VHC y éste, a su vez, más que el VIH. El riesgo de transmisiónde la infección es de 10 a 30% en el personal de salud expuesto y sin vacunación.

El VHB puede ser transmitido por vía parenteral (transfusional), percutánea, sexual y vertical. La vía parenteral y percutánea son las más frecuentes. La sangre es el vehículo de transmisión más eficaz. El VHB es capaz de sobrevivir una semana en sangre seca en superficies al medio ambiente.

El riesgo de infección por VHB está relacionado principalmente con el grado de contacto con la sangre en el lugar de trabajo, pero también con la positividad o negatividad del antígeno e del VHB (HBeAg) en la fuente del contacto. Aunque las lesiones percutáneas se encuentran entre los modos más eficientes de transmisión del VHB, probablemente solo sean responsables de una minoría de las infecciones del personal sanitario.

Riesgo de VHC

La hepatitis C es una enfermedad que genera un alto impacto a nivel mundial, según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud, actualmente 3% de la población general mundial está infectada por el virus con 75 millones de casos de la enfermedad.

La historia natural de la hepatitis C marca un riesgo de progresar hasta la cirrosis. Presenta hipertensión portal, descompensación clínica y la probabilidad de desarrollar carcinoma hepatocelular (CHC), incluso tras alcanzar la respuesta viral sostenida. 

Según estudios limitados, el riesgo de infección después de una exposición (por un pinchazo de aguja o corte) a sangre infectada con Virus de la Hepatitis C es aproximadamente 1.8 a 6%. No se sabe el riesgo después de una salpicadura con sangre. Se cree que es muy bajo, pero se ha reportado infección de Virus de Hepatitis C después de tal exposición.

Transmisión del VIH

El VIH continúa siendo una amenaza para la salud pública mundial. Según cifras del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA), en el 2017 más de 36 millones de personas vivían con el VIH en todo el mundo. En ese año se produjeron 1,8 millones de nuevas infecciones. De igual modo, en el 2017 un millón de personas fallecieron en el mundo por causas relacionadas con este virus.

Desde los inicios de la infección por el VIH, la exposición accidental en el medio sanitario a sangre y otros fluidos biológicos contaminados por el VIH y otros virustransmisibles como el virus de la hepatitis B (VHB) y virus de la hepatitis C (VHC) han ocurrido en forma constante. Siguen siendo una de las probables vías de transmisión de la infección.

Posibilidades de transmisión

Dentro de los factores que determinan la posibilidad de infección frente a un accidente laboral de exposición a sangre están:

  • El volumen de fluido: el riesgo de transmisióndel VIH aumenta con exposiciones a grandesvolúmenes de sangre de la persona fuente.
  • La carga viral del paciente: al principio de la infección y al final de la enfermedad, las personas poseen una alta carga viral circulante. Los fluidos tienen mayor concentración de virus.
  • Prevalencia de la infección VIH en la población que asistimos: a mayor prevalencia, es mayor el riesgo de adquirir la infección.
  • Frecuencia de contacto con los fluidos contaminados: a mayor frecuencia de contacto, mayor es la probabilidad de transmisión del virus.

Prevención de enfermedades infecciosas

En el control de las infecciones se tiene como dificultad el desarrollo y extensión de la resistencia bacteriana a los antibióticos como un problema especialmente importante. Entre las herramientas de investigación y profundización académica en relación a este tema, TECH Universidad Tecnológica hoy ofrece múltiples opciones.

El Máster en Infectología Pediátrica o el Máster en Enfermedades Infecciosas y Tratamiento Antimicrobiano son posgrados que actualizan la información según el surgimiento de varias enfermedades nuevas con elevada mortalidad. Así mismo, para completar el enfoque docente que posee TECH en lo referente a este tema, el Máster en Infectología Clínica y Terapéutica Antibiótica Avanzada aporta un nivel de importante actualización en cuanto a conocimientos profesionales.

Artículos relacionados

1 /

Compartir