Fundamentos de la ecografía torácica
La ecografía torácica se ha convertido en una herramienta clínica muy valiosa para los médicos que trabajan en diversos ámbitos asistenciales.
facultad de medicina · atención primaria en medicina
jue. 15 de abr. 2021
0

La ecografía torácica se ha desarrollado de manera singular durante los últimos años. Se ha convertido en una herramienta clínica muy valiosa para los médicos que trabajan en diversos ámbitos asistenciales como los diagnósticos por imagen o la atención primaria.

Hoy en día, la ecografía torácica aporta un plus de seguridad y apoyo diagnóstico. Permite un manejo óptimo de los pacientes con patología del aparato respiratorio o del sistema cardiovascular. Sin embargo, el médico que se inicia en ecografía torácica debe tener en cuenta que es algo diferente al resto de la ecografía clínica. Aunque la diversidad de patrones es menor, las imágenes que aparecen al explorar el tórax son menos intuitivas y requieren de la comprensión del modo en que se generan.

Recuerdo anatómico

Las estructuras anatómicas de interés para la ecografía torácica incluyen la pared del tórax, el diafragma, la pleura, los pulmones y el mediastino.

  • La cavidad torácica está rodeada de una pared sólida formada, de atrás a delante, por las vértebras torácicas, las costillas, los cartílagos costales y el esternón, completándose con el tejido conectivo y los músculos intercostales.
  • El suelo de la cavidad torácica está formado por dos hemidiafragmas.
  • En el interior de la cavidad, los pulmones flotan en un saco pleural constituido por dos láminas (parietal y visceral), con una pequeña cantidad de líquido entre ambas (líquido pleural).
  • Los pulmones rodean al mediastino, que contiene estructuras del sistema circulatorio, del aparato respiratorio y del aparato digestivo.

Durante los movimientos respiratorios, la cúpula diafragmática desciende (inspiración) y asciende (espiración). Así se mantiene anclada a la pared torácica mediante sus fuertes pilares que no modificarán su posición. Tampoco lo hará el mediastino (en condiciones normales). La cavidad torácica aumentará y disminuirá su volumen para permitir el llenado y vaciado de los pulmones.

La pleura visceral (interna) y la pleura parietal (externa) rodean a los pulmones. El espacio pleural, situado entre ambas, está lleno de una cantidad mínima de líquido pleural, que es un trasudado del plasma y sirve para lubricar el deslizamiento durante los movimientos respiratorios.

Los pulmones ocupan la mayor parte del interior de la cavidad torácica. Sus vértices sobresalen por encima de la altura de las clavículas. Las sendas lengüetas pulmonares se internan en los senos pleurales costodifragmáticos (habitualmente denominados ‘costofrénicos’), tanto laterales como posteriores.

Ecos y artefactos en el tórax

Aireación pulmonar

Los pulmones sanos están llenos de aire. El aire supone un claro impedimento a la propagación de los ultrasonidos que mayoritariamente se reflejarán cuando lleguen a una interfase entre otros tejidos y aire, como es el caso de la interfase pleuro-pulmonar.

Inicialmente, esto se interpretó como una traba para el estudio de los pulmones mediante ecografía: “si la superficie del pulmón refleja prácticamente todos los ultrasonidos, ¿cómo se van a utilizar para explorar este órgano?”. Parecía que todos los ultrasonidos rebotarían y sólo podría verse como la imagen reflejada en un espejo.

Sin embargo, los trabajos pioneros permitieron intuir algunos conceptos fundamentales, que hoy en día constituyen los pilares básicos de la ecografía torácica:

  • Aunque la ecografía normalmente solo consigue acceder a la zona superficial de los pulmones, la mayor parte de la patología pulmonar se manifiesta en estas zonas.
  • Cuanto más patológico es un pulmón, tiene más manifestaciones ecográficas y es más fácil de interpretar la imagen ecográfica que se obtiene.
  • Existe una distribución gravitacional de la patología pulmonar y pleural.

Ecos y artefactos en ecografía torácica

El eco es un fenómeno acústico producido cuando una onda se refleja en una superficie y regresa hacia su emisor. Un artefacto es un factor que perturba la correcta interpretación del resultado de un estudio o experimento. Sin embargo, su análisis será de gran valor en ecografía torácica, pues existen determinados patrones de artefactos que se asocian con patologías o con ausencia de patología. En una ecografía torácica estándar en el plano sagital, los hallazgos normales incluirán tanto ‘ecos’ como ‘artefactos’:

  • Ecos de las costillas, con sus sombras acústicas.
  • Ecos de los espacios intercostales, con visualización de la morfología y movimiento de la pleura.
  • Artefactos pulmonares que dependerán de las características de aireación del pulmón subyacente.

Requerimientos técnicos

Ecógrafos

Un ecógrafo es una máquina que obtiene imágenes del interior del cuerpo utilizando ultrasonidos. Hay demasiados modelos de ecógrafos disponibles en el mercado y casi todos son útiles para hacer ecografía torácica. La forma más práctica de clasificar a los ecógrafos es por su portabilidad.

Imagen ecográfica

La obtención de una imagen en ecografía torácica puede describirse como una secuencia ecográfica en la que se suceden emisión de ultrasonidos, interacción de estos ultrasonidos con los tejidos, formación de ecos y artefactos, recepción de ecos y artefactos, y formación de imágenes en un monitor.

  • Emisión de ultrasonidos.
  • Interacción con los tejidos.
  • Formación de ecos y artefactos.
  • Recepción de ecos y artefactos.
  • Formación de imágenes.
  • Resolución.
  • Falsas imágenes.

Modos ecográficos

Las diferentes formas de realizar la secuencia ecográfica descrita se denominan modos ecográficos. Con la única excepción del modo A, que prácticamente ha quedado restringido a utilizaciones puntuales en oftalmología, todos los demás modos ecográficos tienen utilidad en ecografía torácica.

Ecografía clínica

TECH Universidad Tecnológica tiene como prioridad que los médicos integren las últimas técnicas en el ejercicio diario de sus competencias. Esta disciplina ha evolucionado en las últimas décadas, por lo que hay gran variedad de posgrados como el Máster en Ecografía Clínica para Emergencias y Cuidados Críticos o incluso el Máster en Ecografía Musculoesquelética en Medicina Rehabilitadora.

En este contexto, el Máster en Ecografía Clínica para Atención Primaria surge ante la necesidad de actualizar los conocimientos de esta disciplina, empleada en numerosas situaciones clínicas de práctica habitual.

Artículos relacionados

1 /

Compartir