Evolución en la mastología

Entender la evolución del ámbito quirúrgico es una necesidad para todos los profesionales con intereses en el área de la mastología.

facultad de medicina · ginecología y obstetricia
viernes, 29 de julio de 2022
0

La mastología se ha consolidado como un área de suma importancia para el cuidado de la mujer, por ello en la actualidad la demanda de profesionales en este rubro se encuentra en aumento. Ante este contexto es necesario conocer a profundidad la evolución de los saberes anatómicos a través de los tiempos en el estudio de las glándulas mamarias.  

A lo largo de este texto ahondaremos en el desarrollo de la cirugía, conociendo la estrecha relación que esta guarda con el ámbito anatómico, de modo que al finalizar se conozca a profundidad el progreso en esta relevante área del saber.  

Evolución de los saberes médicos y los conocimientos de la mastología

En cuanto a los conocimientos desde el punto de vista de los saberes médicos de un órgano en particular del cuerpo humano, todo ello a través de las etapas del pensamiento científico, hay que centrarlos en dos disciplinas fundamentales, donde la una lleva a la otra. 

 Por un lado, los conocimientos anatómicos de la glándula mamaria que, debido a la particularidad de ser un órgano externo, tiene una magnífica forma de ser explorado muy fácilmente sin tener que recurrir a técnicas invasivas, con lo que el diagnostico de los posibles procesos patológicos se haría de una forma más explícita.  

Por su parte, una disciplina muy ligada a la anatomía, en cuanto a la resolución de los procesos patológicos, será la cirugía que resolverá, en lo posible, las enfermedades que podrían afectar a la glándula mamaria. De igual manera, es conveniente comenzar por observar el desarrollo de estas dos disciplinas médicas y los elementos que las han hecho posible.

Evolución de los saberes morfológicos

El conocimiento de la anatomía ha constituido el progreso científico de la medicina occidental. El desarrollo de las ciencias médicas ha tenido, en la disección y estudio de la estructura del cuerpo humano, uno de sus fundamentos más importantes. Los conocimientos morfológicos actuales son producto de descubrimientos y aportaciones realizados desde hace más de dos milenios.  

La importancia del desarrollo de la anatomía ha hecho posible que la fisiología y, sobre todo, la cirugía fuese a remolque en este desarrollo. Esta última más concretamente, debido a que utiliza la mano para su terapéutica, es muy arriesgada y por supuesto abocada al fracaso si el cirujano no tiene un preciso conocimiento anatómico de las regiones que tiene que intervenir, de ahí que los saberes anatómicos interesen sobremanera a los profesionales de la cirugía. 

 La evolución de la anatomía ha estado amenazada siempre por las creencias, mentalidades y saberes culturales de los que depende, en buena medida, la actitud frente a la disección del cadáver humano. 

Evolución de los saberes quirúrgicos

El termino cirugía significa ‘trabajo con las manos’. La cirugía es la rama de las ciencias médicas que dispone de un método de tratamiento peculiar, cuya naturaleza consiste en conseguir la curación mediante la intervención manual, acción que se ve reforzada con el auxilio de instrumental y aparatos. 

La cirugía, para su práctica adecuada, precisa de una preparación científica y doctrinal, y además el cirujano debe tener habilidad manual, sangre fría y decisión. Se afirma que la actuación del cirujano representa un fracaso de los recursos médicos como los fármacos. 

 La historia de la cirugía va muy ligada a la investigación anatómica, por supuesto, el cirujano, a su manera, intentará remediar las enfermedades, por lo tanto, no se podrá separar de la medicina como tal. 

 Aunque cirujanos y médicos no hayan tenido la misma consideración social hasta finales del siglo XVIII, la cirugía es tan antigua como la medicina. Toda intervención quirúrgica supuso momentos de tensión al realizar la manipulación instrumental sobre el cuerpo del enfermo, sobre todo, antes de la aparición de la anestesia quirúrgica o tratamiento del dolor postoperatorio 

Evolución de las disciplinas que ayudaron al desarrollo de la cirugía

Aplicación de la anestesia

Controlar el dolor fue uno de los retos fundamentales para poder realizar cualquier intervención quirúrgica sobre el humano. Desde la más remota antigüedad, el cirujano utilizaba, con incierto éxito, los más diversos recursos con la esperanza de superar el dolor que podría provocar la intervención. 

No se concibe cómo se pudieron realizar amputaciones del seno en mujeres en la época clásica, sin una terapéutica que provocara un sopor suficiente para realizar dicha intervención. Entre los productos de la farmacopea que se utilizaron se encuentran desde el cáñamo indio hasta el alcohol, pasando por los opiáceos, e intentaron provocar la narcosis. 

La antisepsia quirúrgica

Además del control del dolor, otro de los avances de la cirugía ha sido el control de las complicaciones por la infección, que muchas veces resultaba letal para el paciente y hacía sucumbir los éxitos de una intervención quirúrgica correctamente realizada. La antisepsia quirúrgica y su descubrimiento están directamente ligadas a las investigaciones de Joseph Lister (1827-1912), quien fue hijo de un magnífico microscopista y profesor de cirugía de la Universidad de Glasgow, donde se produjo el postulado del método antiséptico, denominado “listerismo”. 

La hemostasis quirúrgica

Las hemorragias fueron otra de las complicaciones más letales de la práctica de la cirugía. En la antigüedad se utilizó la cauterización de los vasos por el hierro al rojo vivo, la compresión y la aplicación de agua fría entre otros procedimientos.  

Ambrosio Pare, padre de la cirugía moderna, comenzó a realizar ligaduras vasculares para evitar la hemorragia de las heridas y, sobre todo, en las amputaciones tanto de miembros como de mama. La llamada pico de cuervo fue la pinza hemostática fabricada por Pare para realizar hemostasia, esta fue desarrollada por Desault en el siglo XVIII y por Pean en el siglo XIX. 

 Otra de las medidas para subsanar las pérdidas sanguíneas, sobre todo en intervenciones muy cruentas como la mastectomía, fue la posibilidad de reponer la sangre perdida. Los primeros intentos de inyección endovenosa y transfusión sanguínea se habían realizado en el siglo XVII. 

Aplicación de la radioterapia

El empleo de los rayos X y su desarrollo primario se produjo de manera empírica. El dermatólogo vienés Freund, en 1886, tuvo la valentía de destruir un nevus piloso mediante los rayos Roengen.  

Se vieron los efectos secundarios en los usuarios que no se protegían y los verdaderos efectos biológicos de la radiación, como el eritema, la inflamación, ulceraciones, entre otras.  

También observaron que a pequeñas dosis eran estimulantes, con dosis mayores se producía la destrucción celular, y su acción sobre las células en desarrollo y las mitosis. Desde 1913 se hizo general la necesidad de combinar en los tumores malignos de mama, la cirugía exerética y la radioterapia profunda, lo que ha logrado resultados francamente extraordinarios. 

La capacitación profesional como necesidad en la mastología

Como se ha observado a lo largo del texto la transformación que ha sufrido el ámbito quirúrgico ha sido constante, por lo cual, es fundamental para consolidarse en este rubro especializarse con programas de alta calidad como los ofrecidos en TECH Universidad Tecnológica. Desde la Facultad de Medicina más grande del mundo ofrecemos el Máster en Mastología Aplicada más completo del mercado educativo. Además, ofrecemos otras alternativas en el área ginecológica, como lo son el Máster en Endometriosis o el Máster en Lactancia Materna. Todos nuestros programas cuentan con un cuerpo docente altamente preparado y experimentado que guiará a los estudiantes a consolidarse como profesionales multidisciplinares.

Categorías: master

Artículos relacionados

1 /

Compartir