Estructura ósea de la región orbitaria

Hay distintos motivos por los que realizar procedimientos quirúrgicos que involucren la región orbitaria y periorbitaria. Por ello es importante conocer su estructura ósea.

facultad de medicina
viernes, 29 de julio de 2022
0

La región orbitaria del rostro contiene diversas estructuras anatómicas, como la ósea, la muscular, la palpebral o la nerviosa. El conocimiento de la anatomía de la región orbitaria lleva al médico a dar un diagnóstico y un tratamiento adecuado en cada una de sus partes. En el caso de la cirugía estética, se deben considerar las variables étnicas, de género y de edad para lograr un resultado cosmético y preciso. En este artículo veremos la estructura ósea de la región orbitaria.

Anatomía de la región orbitaria

Las órbitas son dos cavidades extensas y profundas que se encuentran entre la cara y el cráneo. Son destinadas a alojar los globos oculares y sus principales anexos. Están situadas simétricamente a cada lado de la línea media, por debajo de la cavidad craneal y por encima del seno maxilar. Las órbitas están separadas de las fosas nasales por las masas laterales del etmoides y el unguis. Se observa una órbita izquierda y una derecha.

Cada una de las cavidades orbitarias tiene la forma de una pirámide cuadrangular hueca cuya base se dirige hacia delante y el vértice hacia atrás. El eje mayor de la órbita es oblicuo hacia atrás y hacia adentro, prolongándose hacia el occipital, con una profundidad más o menos de 45 mm. Se encuentra por detrás y por debajo del esfenoides. El ancho de la base es en término medio de unos 40 mm y su altura es aproximadamente de 35 mm. La medida que separa a ambas órbitas, al nivel de la base, es por término medio de 25 mm.

Estructura ósea

Para el estudio más detallado de la cavidad orbitaria, se ha de considerar:

  • La base, que corresponde a su parte anterior.
  • El vértice, situado en su parte posterior.
  • Las cuatro paredes.
  • Los cuatro bordes o ángulos.

Base orbitaria

La base la órbita, también llamada reborde orbitario, está constituida:

  • Superiormente, por el arco orbitario del frontal y por las dos apófisis orbitarias del mismo hueso.
  • Lateralmente, por el borde superointerno del hueso malar.
  • Inferiormente, por el borde malar en su mitad externa y por el maxilar superior en la mitad interna.
  • Medialmente, por la cresta lagrimal anterior. La escotadura o agujero supraorbitario se encuentra situado a 3 cm aproximadamente de la línea media y está convertida, muy frecuentemente, en un verdadero agujero.

Vértice de la órbita

El vértice de la órbita corresponde a la porción más interna y ancha de la hendidura esfenoidal. Se encuentra en este punto un surco estrecho cuyo labio anterior sobresale y se convierte en el llamado tubérculo infraóptico, más o menos desarrollado según los sujetos. En el surco y en el tubérculo se inserta el tendón o anillo de Zinn.

Pared externa

Es la pared más gruesa y resistente de las cuatro, y corresponde a la fosa temporal. Está formada por la cara anterior del ala mayor del esfenoides, por la apófisis orbitaria del hueso malar y también por la parte más externa de la bóveda orbitaria del frontal. Es regularmente plana.

Pared interna

Está formada por la apófisis ascendente del maxilar superior, el unguis, el hueso plano del etmoides y la parte anterior de la cara lateral del cuerpo esfenoides. Se distingue un canal siempre muy marcado, el canal lacrimonasal, que se encuentra en la parte más anterior, inmediatamente detrás de la apófisis ascendente del maxilar superior.

Pared inferior, piso o suelo de la órbita

Está constituida por la cara orbitaria de la apófisis piramidal del maxilar superior. Hacia adelante y hacia fuera, por la cara interna de la apófisis orbitaria del hueso malar. Hacia atrás, por la carilla superior de la superficie no articular de la apófisis orbitaria del palatino. Se encuentra en esta pared el canal infraorbitario o suborbitario, el cual después de un trayecto de unos 2 cm se transforma en un conducto completo. Este, conforme se ha comprobado en todos los casos estudiados, viene a abrirse en la cara por el agujero suborbitario.

Pared superior o bóveda orbitaria

Está formada hacia delante por la lámina horizontal del frontal y hacia atrás por el ala menor del esfenoides. Es muy gruesa en la parte anterior cerca del reborde orbitario.

Borde superoexterno

Este borde se confunde por delante con la fosita lagrimal. Más adentro se encuentra la sutura frontoesfenoidal (que tiene la forma de una coma con la extremidad gruesa posterointerna) y la terminación o cola de la hendidura esfenoidal, cuya parte interna más ancha, o cabeza, constituye el vértice de la órbita. Por la hendidura esfenoidal pasan las venas oftálmicas y los nervios de la órbita, con excepción del nervio óptico.

Borde superointerno

En el borde superointerno se encuentran sucesivamente, procediendo de delante atrás, las diversas suturas del hueso frontal con la apófisis ascendente del maxilar superior, con el unguis y con el hueso plano del etmoides. En esta última sutura, sutura frontoetmoidal, se encuentran los dos orificios orbitarios de los conductos etmoidales u orbitarios internos. Estos comunican, por otra parte, con los canales olfatorios, y dan paso de la siguiente manera:

  • El posterior, a la arteria etmoidal posterior y a un pequeño filete nervioso.
  • El anterior a la arteria etmoidal anterior, así como al filete etmoidal del nervio nasal.

Por último, un orifico redondo, el agujero o conducto óptico, termina este borde por la parte posterior. Este conducto lo recorren el nervio óptico y la arteria oftálmica.

Borde inferointerno

El borde inferointerno forma un ángulo muy obtuso. En ciertos sujetos está casi borrado. En este caso, la órbita representa una pirámide más bien triangular que cuadrangular. Este borde empieza por delante a nivel del orificio del conducto nasal, y a partir de este punto se encuentran:

  • La sutura del unguis con el maxilar superior.
  • La sutura del hueso plano del etmoides también con el maxilar superior.
  • Y la sutura del cuerpo del esfenoides con la apófisis orbitaria del palatino.

Borde inferoexterno

Está formado en su cuarta parte anterior por la apófisis orbitaria del hueso malar. En sus tres cuartos posteriores se encuentra la hendidura esfenomaxilar. Más ancha por delante que por atrás, la hendidura esta militada por el ala mayor del esfenoides hacia arriba y por el maxilar superior hacia abajo. Su extremo anterior tiene por arriba el borde posterior de la apófisis orbitaria del malar y por abajo un gancho óseo, la espina malar, que se desprende de la apófisis piramidal del maxilar.

Musculatura de la región orbitaria

El músculo orbicular de los parpados está conformado por tres porciones: pretarsal, preseptal y orbitaria. Se encuentra encima del reborde orbitario y es el constrictor primario de los párpados. Está inervado por el nervio facial. Las fibras pretarsales se encuentran sobre la región de la placa tarsal y son responsables del parpadeo involuntario. Las fibras preseptales recubren el tabique orbitario y ayudan con el parpadeo voluntario e involuntario. Las fibras orbitales se superponen a los bordes orbitales. Producen cierre voluntario y contundente de los párpados.

Cirugía periorbitaria

Hay distintos motivos por los que realizar procedimientos quirúrgicos que involucren la región orbitaria y periorbitaria. Uno de ellos es la cirugía estética, para lograr resultados cosméticos que el paciente requiera. Si deseas profundizar en conocimientos médicos y quirúrgicos en el marco de la cirugía estética, desde TECH Universidad Tecnológica, tenemos el programa para ti. Se trata del Máster en Cirugía Plástica Estética, que podrás cursar 100 % desde casa con la última metodología de e-learning y diversos contenidos multimedia.

También te ofrecemos otros de nuestros programas relacionados, como el Máster en Cirugía Oral y Maxilofacial, enfocado en los procedimientos quirúrgicos especializados de esta región. Por otro lado, el Máster en Cirugía Plástica Reconstructiva posee un enfoque funcional, y te brindará los conocimientos más actualizados y las mejores técnicas para integrar en tu práctica profesional cotidiana.

Categorías: master

Artículos relacionados

1 /

Compartir