Endotelio y plaquetas en la hemostasia
Hoy en día se sabe que las plaquetas, las células endoteliales y otros elementos actúan en el proceso de activación de la hemostasia.
facultad de medicina · genómica
mié. 07 de jul. 2021
0

En el esquema clásico de la hemostasia había pocos elementos celulares implicados en las etapas de activación. Sin embargo, hoy en día, se sabe que las plaquetas, las células endoteliales y otros elementos pueden actuar como protagonistas en este proceso de precisión en hematología.

Papel del endotelio

Virchow identificó a los vasos, los componentes sanguíneos y el flujo de la sangre como responsables claves en el proceso hemostático. Actualmente, sigue vigente esta idea de responsabilidad e interdependencia. Está ampliada incluso a todo el ámbito de la fisiopatología de la hemostasia. Sin embargo, y con intención didáctica, es importante considerar tres compartimentos: vascular, plasmático y plaquetar.

Las células endoteliales recubren el interior de los vasos sanguíneos, tanto arteriales como venosos. Constituyen una monocapa de células de unos 50 mm de diámetro y unos 3 mm de sección. Aunque la histología del endotelio es muy heterogénea en función del territorio vascular, las células endoteliales tienen como característica la presencia de los cuerpos de Weibel-Palade. Están derivados del aparato de Golgi, que están relacionados con la hemostasia y la inflamación. En los cuerpos de Weibel-Palade, se encuentra el factor von Willebrand, P-selectina y citocinas.

El endotelio es un tejido metabólicamente activo con múltiples funciones. Constituye una estructura cerrada y lisa entre los constituyentes de la sangre y el espacio subendotelial. Clásicamente, se había considerado que su función estaba limitada a servir de contenedor de la sangre y a adaptarse a las situaciones mecánicas de la circulación sanguínea. Sin embargo, las células endoteliales tienen actividad exocrina, paracrina y autocrina. Participan activamente en otras muchas funciones y, muy especialmente, en el ámbito de la hemostasia.

Plaquetas

Las plaquetas son los elementos formes de la sangre de menor tamaño (2-3 m de diámetro). Son fragmentos del citoplasma de los megacariocitos. Por ende, son anucleadas y están incapacitadas para reproducirse o regenerarse. Tienen una vida media de unos 8-12 días. Participan en la hemostasia liberando sustancias activas, proporcionando membranas y bloqueando físicamente las soluciones de continuidad del endotelio. En la estructura plaquetar cabe destacar:

  • El sistema canalicular abierto: conjunto de canales que recorre de forma interconectada toda la plaqueta, localizándose de preferencia en la cercanía de las organelas. Estos canales abiertos al exterior permiten que las plaquetas capten sustancias del plasma y liberen el contenido de sus gránulos.
  • La zona de las organelas: contiene los gránulos plaquetarios alfa y gránulos delta o cuerpos densos, mitocondrias y lisosomas, que contienen proteínas hidrolíticas. El contenido de los gránulos es liberado al exterior durante la activación plaquetaria. La mayoría de los gránulos presentes son gránulos alfa y en su interior contienen factor plaquetario 4, fibronectina, factor V, factor von Willenbrand, factor XIII, PAI-I, trombospondina, factores de crecimiento, betatromboglobulina y P-selectina. Los gránulos delta o cuerpos densos contienen ADP, ATP, histamina, serotonina, epinefrina y calcio.
  • El citoesqueleto: con fibras de actina y miosina, en contacto con los receptores de la membrana celular. Es el responsable de mantener la forma discoide de la plaqueta en reposo. Con la activación plaquetar permite emitir pseudópodo y extenderse.
  • El sistema tubular denso: forma parte del retículo endoplasmático. Sirve de reservorio intracelular de Ca2+, el cual responde a la señalización iniciando las acciones de activación de las plaquetas. Asimismo, el sistema tubular denso está implicado en el metabolismo del ácido araquidónico por las plaquetas.
  • El glicocálix: es la parte exterior de la plaqueta. Consta de una matriz de fosfolípidos con proteínas y carbohidratos. Entre las proteínas de la membrana plaquetaria se encuentran los receptores plaquetarios: receptores de los agonistas de la activación plaquetaria, receptores de ciertas proteínas reguladoras de la hemostasia y las glicoproteínas de membrana.

Formación del tapón plaquetar

Cuando se produce un daño vascular, las plaquetas en reposo entran en contacto con el subendotelio dañado y se pone en marcha el proceso de adhesión. En primer lugar, las plaquetas sufren un cambio de forma. Adquieren la capacidad de transformarse en “pegajosas” para adherirse a las superficies y dar lugar a un espacio prohemostático.

La adhesión plaquetaria se produce por la interacción del complejo glicoproteico Ib-IX-V con el factor von Willebrand depositado en el subendotelio. La interacción de la Gp Ib-IX-V, además de ser primordial para el fenómeno de adhesión plaquetaria, también es capaz de transmitir una señal que ocasiona flujo de calcio y activación de integrinas. Este es aspecto clave en la propagación del fenómeno de adhesión y al inicio de la activación plaquetaria. También en los fenómenos de migración celular sobre el endotelio y en la activación del sistema de la coagulación sanguínea.

Micropartículas

Las micropartículas son fragmentos celulares con un papel relevante en la hemostasia fisiológica y patológica. Proceden de los elementos sanguíneos y de las células endoteliales, fundamentalmente de plaquetas, monocitos y células endoteliales. No tienen núcleo ni capacidad de síntesis proteica. Pueden expresar en su membrana fosfolípidos aniónicos y proteínas. En su interior guardan proteínas correspondientes a su estirpe celular.

Las micropartículas circulantes pueden tener un papel procoagulante. Se cree que pueden ser las portadoras de una parte importante del factor tisular requerido para el inicio de la coagulación plasmática. Además, las micropartículas también contribuyen a la hemostasia al servir sus fosfolípidos aniónicos de membrana como sustrato para la formación de complejos de factores de la coagulación.

Otros elementos celulares

Los hematíes pueden contribuir a la adhesión plaquetaria gracias a que ocupan el centro de la luz vascular. Al tiempo desplazan a las plaquetas hacia la pared, favoreciendo su interacción con el endotelio.

Los leucocitos también pueden ejercer distintos papeles en la hemostasia fisiológica: los monocitos pueden ser fuente de parte de las micropartículas procoagulantes. Los polimofonucleares tienen en su interior enzimas proteolíticas que pueden jugar un papel en la fibrinólisis fisiológica. Además, las plaquetas pueden adherirse a hematíes y leucocitos. De esta forma generan un intercambio de sustancias que modifica las características para la hemostasia de los componentes de estos complejos celulares heterotípicos.

Hematología

TECH Universidad Tecnológica cuenta con un enorme repertorio de posgrados académicos en la facultad de Medicina. Con opciones como el Máster en Actualización en Anestesiología y Reanimación y el Máster en Actualización en Otorrinolaringología, podrás escoger la opción que más se acerque a tus intereses personales y profesionales.

Así mismo, el presente artículo es una pequeña muestra de los temarios acreditados ofrecidos en el Máster en Medicina Genómica y de Precisión en Hematología: Trombosis. A través de él podrás conocer a profundidad los últimos avances de la materia y ofrecer tratamientos más efectivos a los pacientes que se presenten en tu consultorio.

Artículos relacionados

1 /

Compartir