Ecografía de mano

La ecografía de mano es un procedimiento que requiero de un conocimiento robusto de las estructuras anatómicas que conforman al ser humano.

· ecografía
viernes, 29 de julio de 2022
0

Como en la muñeca, la capacidad de visualizar pequeñas estructuras superficiales y de explorarlas dinámicamente hacen de la ecografía de mano un medio ideal para la exploración de diferentes regiones anatómicas de este sector. Con la tecnología adecuada y la habilidad del operador, la ecografía puede considerarse hoy en día una de las principales técnicas de imagen para la valoración corporal. 

A lo largo de este texto ahondaremos en las principales cuestiones que rodean esta disciplina médica, de modo que al finalizar el texto los lectores contarán con información sólida sobre las estructuras de la mano.  

Anatomía de la mano

El esqueleto de la mano está formado por cinco metacarpianos y las falanges, dos para el primer dedo y tres para los últimos cuatro. Los metacarpianos son huesos largos con una epífisis proximal que se articula con los huesos del carpo y una epífisis distal que se articula con las falanges proximales. Las falanges, también huesos largos, se unen a los metacarpianos a través de las articulaciones metacarpo falángicas y en cada dedo entre sí, mediante la articulación interfalángica proximal (últimos cuatro dedos) y distal. 

Articulaciones

Las articulaciones están formadas por las metacarpofalángicas, que unen cada metacarpiano a su respectiva falange proximal y las interfalángicas proximales y distales que une las falanges entre sí. Además, Las articulaciones metacarpofalángicas permiten la flexión (90º) y extensión (30º) de los dedos, y los movimientos de desviación cubital y radial (30º). Las articulaciones interfalángicas proximales y distales permiten los movimientos de flexo-extensión de los dedos (flexión de 120º la proximal y de 80 º la distal). Ambas pueden moverse simultáneamente solo en la misma dirección, con lo que forman una unidad funciona denominada “sistema interfalángico”.  

Las articulaciones están formadas por una cavidad glenoidea proximal y una cabeza distal. La cápsula articular es gruesa en la cara volar, donde está reforzada por la “placa volar”. Las bolsas sinoviales se disponen proximales a la línea articular en las caras palmar y dorsal. 

Placa volar y ligamentos colaterales

La placa volar y los ligamentos están constituidas por fibrocartílago, en las articulaciones metacarpofalángicas la placa volar está unida firmemente a la base de la falange y laxamente al cuello metacarpiano. En la zona de la 2.ª a la 5.ª articulación metacarpofalángica la placa se confunde con el ligamento metacarpiano transversal profundo. 

Las placas palmares limitan la hiperextensión de los dedos y los ligamentos colaterales refuerzan y engruesan la cápsula articular en los laterales. Estos ligamentos tienen forma de abanico y un trayecto oblicuo. El ligamento colateral accesorio limita la desviación frontal porque se tensa en la extensión, mientras que el ligamento colateral propio evita la desviación lateral cuando la articulación se flexiona. 

Tendones y poleas

Desde un punto de vista biomecánico la flexo-extensión de los dedos es un mecanismo complejo de movimientos finos que exige la integridad de los tendones, ligamentos, músculos, así como la acción simultánea de todos ellos. 

 Se debe tener en cuenta que la extensión de los dedos comienza en la articulación metacarpofalángica por la acción de los músculos extensores, después se produce la extensión de las articulaciones interfalángicas proximales y distales por la acción combinada de los músculos extensores de los dedos y los músculos intrínsecos (lumbricales e interóseos).  

La flexión se debe a la acción combinada de los flexores de los dedos. Esta se inicia en la articulación interfalángica proximal y se continúa en las metacarpofalángicas e interfalángica distal. Esta última se flexiona más lentamente y su flexión se completa solo al final del movimiento. El complejo sistema de poleas anulares sirve de fulcro para la realización de los movimientos de flexión y extensión, al mantener la posición de los tendones flexores del hueso.  

Músculos intrínsecos de la mano

Los músculos intrínsecos de la mano se sitúan en la palma y pueden dividirse en tres grupos: 

  • Tenares, Hipotenares y los lumbricales e interóseos. Músculos tenares (pulgar): estos músculos están inervados por la rama recurrente del nervio mediano y tienen como principal función la ejecución de los movimientos del dedo pulgar. Están compuestos por:  
  • Abductor corto superficial del pulgar: es un músculo ancho y plano localizado en el lado más lateral de la eminencia tenar. Nace en la cara radial del ligamento transverso del carpo y tubérculo del trapecio y se inserta en la base de la falange proximal.  
  • Flexor corto del pulgar: se localiza medial al abductor del pulgar y tiene dos vientres musculares: la cabeza superficial, que surge del ligamento transverso del carpo y tubérculo del trapecio, y la cabeza profunda, que surge del trapezoide y hueso grande (es el primer músculo interóseo palmar). Las dos cabezas discurren en el sesamoideo radial por encima de la articulación metacarpofalángica del primer dedo y se inserta en la cara lateral de la falange proximal del pulgar. El tendón flexor largo del pulgar pasa entre las dos cabezas del flexor corto.  
  • Oponente profundo del pulgar: se sitúa por debajo del abductor corto del pulgar y tiene su mismo origen, pero se inserta en el primer metacarpiano. 
  • Músculos hipotenares: están inervados por la rama profunda del nervio cubital y tienen como función el movimiento del meñique.

Anamnesis y exploración física

La mayoría de las enfermedades de la mano se acompañan de afección articular. En la anamnesis debe investigarse la presencia de enfermedades inflamatorias generales, como la artritis reumatoide o psoriásica, o las enfermedades degenerativas como la artrosis.  

Además de estas, se debe tener en cuenta el tipo de actividad deportiva, ya que estas pueden dar lugar a lesiones como la tendinitis, pulgar del esquiador, dedo en jersey o del escalador, etc. En pacientes con traumatismo agudo hay que plasmar el tipo de traumatismo, las heridas que se puedan observar. Si se sospecha de cuerpos extraños, investigar qué tipo de material (madera, vidrio, etc.) para pensar en el tipo de artefacto que se encontrará. En el caso del dedo en resorte se suele referir un chasquido al flexionar o extender el dedo.  

Por otra parte, Se recomienda una inspección rápida de la mano, por ambas caras, en busca de deformidades, bultomas, eritemas, heridas y el funcionamiento de las articulaciones en general. Como en el estudio de la muñeca, es muy importante, si se tienen, valorar RX actuales o antiguas, y estudios previos de ecografía en caso de valoraciones evolutivas de algún tipo de lesión. No debe olvidarse, de igual manera, el estudio comparativo, tanto morfológico como funcional. 

La cualificación profesional en el sector de la exploración física

La cualificación profesional es un requisito fundamental para destacar en los puestos de trabajo. Ante este exigente entorno, es relevante que los profesionales en el área de la medicina busquen estar a la vanguardia de los acontecimientos científicos. Por este motivo, en TECH Universidad Tecnológica diseñamos el Máster en Ecografía Musculoesquelética en Medicina Rehabilitadora. Este programa proporciona los conocimientos necesarios para desenvolverse con eficacia en la práctica diaria, de modo que se garantice un servicio que ayude a mejorar la problemática del paciente.

Por otra parte, si desean en explorar otros ámbitos diferentes a la ecografía de mano o afines, contamos con otras ofertas educativas, como lo son el Máster en Medicina Estética o el Máster en Imagen Clínica. Todos los cursos brindan un certificado de reconocimiento y prestigio a nivel internacional.

Categorías: master

Artículos relacionados

1 /

Compartir