Definición de síncope
En las guías de actuación en patología cardiaca aguda se ofrecen medidas para la actuación y definición del síncope, entre otros.
facultad de medicina · cardiología en medicina
dom. 18 de abr. 2021
0

Existen guías de actuación en patología cardiaca aguda. Muchas de ellas responden a comportamientos anormales del cuerpo humano como lo es, por ejemplo, la pérdida temporal de la conciencia. Con el fin de conocer las medidas necesarias para actuar frente a estas situaciones, primero se debe hablar sobre la definición del síncope.

El síncope se define como un episodio de pérdida de conciencia transitoria (en inglés, TLOC: transient loss of consciousness) debido a hipoperfusión cerebral global. Está caracterizada por una instauración rápida, de corta duración y recuperación completa espontánea. Por TLOC se entiende la pérdida de consciencia, real o aparente, que se asocia a falta de respuesta a estímulos, control motor anormal y amnesia del episodio. En la jerga clínica es habitual utilizar “presíncope” para referirse al pródromos del síncope que no se sigue de la pérdida de conciencia.

Es el mecanismo de TLOC lo que orientará el diagnóstico hacia síncope (hipoperfusión cerebral global) y no al resto de entidades que se presentan como TLOC y que hay que incluir en el diagnóstico diferencial de síncope. Si bien el síncope es la causa más frecuente de TLOC atraumática, es importante su distinción de estas otras patologías.

Crisis epilépticas

Se caracterizan por una actividad neuronal anómala primaria como desencadenante de la TLOC. Existen dos formas de relación del síncope y las convulsiones:

  1. Asistolia Ictal. El 90% de las crisis epilépticas se acompañan de taquicardia, mientras que la bradicardia y asistolia ictal ocurren en <1% de las crisis parciales complejas. Estas verán implicadas a la red autonómica central del lóbulo temporal. La asistolia se inicia entre 5-100 s tras el inicio de la crisis y si dura más de 8 s, se sigue de síncope. Como consecuencia de la hipoperfusión cerebral se frena la actividad cortical y finaliza la crisis. El tratamiento requiere ajuste del tratamiento antiepiléptico y puede requerir marcapasos. La muerte súbita del paciente con epilepsia se debe a enfermedad cardiovascular y no a asistolia ictal.
  2. Crisis secundaria a síncope. La hipoxia isquémica del síncope puede conducir a mioclonías.

Psicógenas

Episodios conversivos que pueden adoptar la presentación de pseudocrisis o pseudosíncope. No son verdaderos episodios de pérdida de conciencia, pero sí su presentación aparente. Puede ser un verdadero reto clínico distinguirlas del verdadero síncope.

Causas raras

  • Síndrome de robo subclavia: Se refiere a la isquemia de la circulación cerebral posterior como consecuencia de la reconducción del flujo sanguíneo desde la arteria vertebral hacia la arteria subclavia. Se da debido a una obstrucción proximal en la subclavia, concretamente en la región proximal al origen de la arteria vertebral. Se manifiesta generalmente durante la actividad física de un miembro superior, generalmente el izquierdo. En el 60-70% de los casos es un hallazgo ecográfico asintomático, pero en caso de asociarse a síntomas la pérdida de consciencia suele acompañarse de otros signos neurológicos.
  • AIT vertebrobasilar: se presenta con semiología neurológica, que si se acompaña de pérdida de consciencia suele durar más que el síncope.
  • Hemorragia subaracnoidea: la pérdida de conciencia es progresiva más que rápida como el síncope. Además, suele acompañarse de una gran cefalea y otros signos neurológicos.
  • Cyanotic breath holding spell: son breves episodios paroxísticos e involuntarios de cese de la respiración (en espiración forzada) y cianosis tras un lloro precipitado por situaciones de enfado o sorpresa. Se acompaña de pérdida de consciencia y pérdida del tono postural, y tienen una recuperación rápida. Pueden acompañarse de convulsiones. Generalmente se inician antes de los 18 meses y pueden ocurrir hasta los 6 años. Se distinguen de la forma “pallid breath holding spell” en que esta última sí que puede ser considerada una variante de síncope reflejo vasovagal en respuesta a un dolor intenso o miedo.

Otras condiciones incorrectamente clasificadas como TLOC

  • Caídas sin TLOC: No existe falta de respuesta o amnesia.
  • Cataplejía: Debilidad muscular desencadenada por emociones. La conciencia permanece intacta y la debilidad se suele recuperar en menos de dos minutos. Es una característica de la narcolepsia por lo que otros hallazgos clínicos serán sueño diurno excesivo, inicio del sueño con parálisis o alucinaciones hipnagógicas.
  • Hemorragia subaracnoidea: Generalmente la pérdida de conciencia es progresiva más que rápida como el síncope. Además, suele acompañarse de una gran cefalea y otros signos neurológicos.
  • AIT vertebrovascular: Acompañado de otros síntomas neurológicos (trastorno oculomotor, vértigo, ataxia, dismetría, hemianopsia, síndromes cruzados sensitivo-motores). Si se presenta con alteración del nivel de consciencia, suele ser de mayor duración que en el caso del síncope.
  • AIT cartoídeo: Sobresalen los síntomas neurológicos, mientras que la consciencia suele estar conservada.
  • Trastornos metabólicos: Tienen una duración mayor que TLOC, siendo más frecuente la alteración del nivel de conciencia más que su pérdida. Algunos ejemplos son la hipoglicemia, la hipoxia, la hipercapnia, la hipocapnia.
  • Intoxicación: Duración más prolongada. Nivel de conciencia puede estar alterado, más que abolido.
  • Parada cardiorrespiratoria: Pérdida de conciencia sin recuperación espontánea.
  • Coma: Temporalmente más larga que la TLOC.

Cuidados críticos

La patología cardiovascular aguda conforma un conjunto de enfermedades que con frecuencia obligan a la toma de decisiones complejas, no demorables y de gran repercusión para el pronóstico del paciente. El Máster en Cuidados Críticos Cardiovasculares en el Servicio de Urgencias y el Máster en Medicina Intensiva son posgrados de alta calidad ofrecidos por TECH Universidad Tecnológica que brindan herramientas para el tratamiento de diferentes patologías de urgencia.

El manejo de pacientes con patología cardiovascular en situación crítica es algo frecuente tanto en servicios de urgencias como en unidades coronarias, de cuidados intensivos y de pacientes post-quirúrgicos con cardiopatía de base. Por eso TECH también creó el Máster en Cuidados Intensivos Cardiovasculares en el Servicio de UCI para una educación específica en este tema.

Artículos relacionados

1 /

Compartir