Composición del VPH
El Virus del Papiloma Humano (VPH) hace referencia a un grupo de virus, el cual se encuentra a su vez en un grupo mayor denominado comúnmente papilomavirus.
facultad de medicina
dom. 18 de abr. 2021
0

El Virus del Papiloma Humano (VPH) hace referencia a un grupo de virus, el cual se encuentra a su vez en un grupo mayor denominado comúnmente papilomavirus. Se ubica taxonómicamente en la familia Papillomaviridae, según informaba el octavo reporte del Comité Internacional de Taxonomía Viral.

Tipos de virus

Hay catalogados más de 120 tipos de virus del papiloma. De éstos son 40 los capaces de colonizar la piel y mucosas del tracto anogenital y otras áreas de cuerpo.

Los papilomavirus comprenden un grupo de virus pequeños (50-55nm de diámetro), no encapsulados (sin envoltura), con genoma de ADN circular de doble cadena. Tienen afinidad por el tejido epitelial, tanto de piel como de mucosas. Muchos de ellos son patógenos en la especie humana, producen lesiones en piel (verrugas) y en mucosas (condilomas), pero también están asociados con algunos procesos malignos en epitelios, especialmente con cáncer cervicouterino y otros tumores de tracto anogenital, así como de cabeza y cuello.

Contexto

La asociación entre verrugas humanas y virus se documentó desde principios del siglo XX, cuando el italiano G. Ciuffo reportó que a partir de un filtrado libre de células se podía reproducir la presentación de verrugas. Más tarde, en 1935, R. Shope y E.W. Hurst demostraron que los papilomavirus pueden causar carcinoma de piel en un modelo de conejo. Unos años más tarde, la presencia del virus pudo ser comprobada visualmente mediante microscopía electrónica.

Fue a principios de la década de 1970 que H. Zur Hausen propuso que un virus podría ser el agente etiológico del cáncer cervical en humanos. Y en la década de 1980 su grupo demostró con un análisis de Souther blot la presencia de ADN de dos tipos de virus de papiloma en biopsias de cáncer cervical, nuevos por aquel entonces: los virus de tipo 16 y los de tipo 18. Durante el tiempo transcurrido, desde entonces muchos trabajos de investigación han definido la importancia del VPH en el cáncer. También han demostrado que es el principal factor de riesgo para el desarrollo de cáncer cervicouterino. Así mismo existen genotipos que están directamente relacionados con procesos oncogénicos de transformación y otras que no.

Cápside

Las partículas del VPH son icosaédricas, no presentan envoltura y miden entre 52 y 55 nm de diámetro. La cápside está constituida por 72 capsómeros pentaméricos, cada uno constituido por cinco monómeros de la proteína L1. Esta es la más abundante, hasta un 80% de la cápside, con número de triangulación (T) de 7.

Los pentámetros de L1 se distribuyen formando una red de interacciones sulfuro ínter e intrapentaméricas, que dan estabilidad a la cápside. Las proteínas de la cápside son semejantes a histonas. Estas son proteínas de bajo peso molecular, básicas y muy conservadas entre los eucariontes. Están asociadas al genoma vírico. Son las encargadas de dar forma al genoma vírico y de controlar la actividad de los genes. Se encuentran unidas al DNA.

Del total de los 72 capsómeros, 60 interactúan en simetría hexagonal y los 12 restantes lo hacen con simetría pentagonal.

La otra proteína de la cápside se denomina L2 y se asocia internamente a un subgrupo de capsómeros formados por L1. En los viriones no se han encontrado componentes de naturaleza lipídica ni glucídica. Dentro de la cápside se ubica el genoma viral que está constituido por ADN de doble cadena, entrecruzado y con enlaces covalentes.

Genoma

El ADN circular cerrado forma el genoma del virus del papiloma. Tiene de 7500 a 8000 pb. En él se identifican varias zonas:

  1. Región E, de expresión temprana (early): se encarga de la síntesis de proteínas relacionadas con la replicación viral (E1-E7). Representa el 50% de todo el genoma. Las proteínas E1 y E2 intervienen en la replicación vírica, formarán un complejo que activa la transcripción del genoma vírico. Además, la proteína E1 ayuda a mantener el virus en su forma episómica, luego se encontrará ausente cuando el ADN viral se integre en la célula huésped. E2, además de ser regulador de la transcripción vírica, actúa como represor de la expresión de E6 y E7. Esto se logra con la unión próximal de E2 con el promotor de E6.
  2. Región L, de expresión tardía (latest): codifica las proteínas L1 y L2 de la cápside. Supone un 40% de la totalidad del ADN. Es la capacidad de autoensamblarse en partículas semejantes al virus que tiene la proteína L1 lo que ha permitido el desarrollo de las vacunas preventivas.
  3. Región reguladora, no codificadora como las dos anteriores, RNC/LCR, situada en dirección 5´. La zona reguladora ocupa solo el 10% del genoma. Esta zona reguladora presenta ocho Marcos Abiertos de Lectura (MAL), que se dividen en tres regiones: la amplia zona de control llamada LCR (Long Control Region), la segunda es una zona llamada temprana, E (Early) y la última es la región tardía, L (Late).

El VPH

El Virus del Papiloma Humano es la enfermedad de transmisión sexual más frecuente en el mundo hoy en día, y es una afección que debe ser tratada con mucho cuidado por un especialista. TECH Universidad Tecnológica se asegura que desde la atención de una consulta general hasta el cribado del virus las personas sean atendidas por los mejores profesionales, y lo hace por medio de la educación.

Sus pogrados de alta calidad cubren múltiples disciplinas de estudio. En la Facultad de Medicina se ofrecen diversos programas académicos como el Máster en Cáncer de Origen Desconocido y Cáncer Infrecuente y el Máster en Proctología, excelentes para obtener conocimientos específicos de un tema médico.

En la práctica clínica, el abordaje de esta afección por medio del Máster en Actualización en Patología del Tracto Genital Inferior y VPH exige el dominio de una serie de planteamientos transversales que aseguren un planteamiento correcto y competente de dicha patología.

Artículos relacionados

1 /

Compartir