Autopsia médico legal

La autopsia médico legal se realiza en tres fases: levantamiento del cadáver, examen externo del cadáver y, finalmente, obducción o examen interno del cadáver.

facultad de medicina · medicina legal y forense
viernes, 29 de julio de 2022
0

La autopsia médico legal, también llamada autopsia judicial, es un procedimiento médico que realiza un profesional de la salud altamente especializado y consiste en examinar un cadáver para determinar sus causas de muerte. Este procedimiento se realiza en tres fases: levantamiento del cadáver, examen externo del cadáver y, finalmente, obducción o examen interno del cadáver. En este artículo profundizaremos en las técnicas usadas para la última fase.

Técnicas de apertura cadavérica

El término obducción, que se asimila habitualmente al concepto de examen interno, viene definido, en el Diccionario Terminológico de Ciencias Médicas, como autopsia para descubrir las causas de la muerte; autopsia médico legal. El examen interno debe ser sistemático, siguiendo un orden:

  • Raquis (eventualmente)
  • Cráneo
  • Cuello
  • Tórax
  • Abdomen
  • Aparato genitourinario
  • Extremidades

Autopsia del cráneo

Incisiones cutáneas: El cadáver debe estar en decúbito supino y la cabeza apoyada en un zócalo. Se incide el cuero cabelludo siguiendo una línea transversal, que se inicia en una apófisis mastoides, pasa por el vértice del cráneo y termina en la otra apófisis mastoides.

Serrado craneal: Una vez el cráneo descubierto, se sierra horizontalmente siguiendo una línea circular que pasa por delante a dos traveses de dedo por encima de las arcadas orbitarias. El corte debe hacerse con cuidado si se utiliza sierra manual para evitar escapes de la herramienta que podrían afectar a las vísceras.

Extracción del encéfalo: Una vez se haya serrado el cráneo, se examinará el seno longitudinal superior, que se abre con unas tijeras en toda su extensión. Se secciona la duramadre mediante dos cortes de tijera paralelos al seno longitudinal superior y muy poco por fuera y otros dos perpendiculares a los primeros, a nivel de su parte media. Se separa suavemente hacia atrás un hemisferio, con lo que se pone al descubierto de forma tensa la tienda del cerebelo, que se corta en su inserción periférica. Ello permite seccionar las uniones del cerebro con la base del cráneo.

Examen encefálico: Empieza con un examen de las superficies visibles. Luego se realizan cortes sistemáticos que pongan cualquier posible lesión al descubierto. Se pone el cerebro con la base hacia abajo y los polos occipitales dirigidos hacia el operador. Con la mano, se separan ambos hemisferios. Con un cuchillo se practican dos incisiones a pocos milímetros de la línea media, dirigidos hacia fuera y sin profundizar mucho. Así quedan abiertos ambos ventrículos laterales, con lo que se deja ver, en el fondo, el núcleo caudal y la tela coroidea.

Autopsia del cuello

Incisiones cutáneas: Estas deben procurarse que puedan pasar de desapercibidas a la hora de reconstruir el cadáver. Hay dos variantes; En la primera se incide la piel a ambos lados del cuello, lo más atrás posible, desde la apófisis mastoides hasta la clavícula. Se unen las extremidades inferiores de ambos cortes por otro horizontal y se levanta por disección el colgajo intermedio hasta el borde inferior de la mandíbula.

En la segunda variante se hace un solo corte horizontal del cuello y se diseca hacia arriba prescindiendo de los cortes laterales. Extracción de las vísceras cervicales: Se introduce un cuchillo por debajo del mentón a través del suelo de la boca y se practican dos incisiones laterales siguiendo la cara interna de ambas ramas mandibulares, hasta alcanzar el ángulo del maxilar inferior. Se extrae la lengua por esta brecha y se tira de ella. Se profundiza el corte hasta seccionar la pared posterior de la faringe.

Examen de las vísceras cervicales: Se empieza por la lengua, se estudia ya sea mediante cortes transversales y paralelos o en cuadricula. Luego se abre la faringe y la porción cervical de esófago. Después se examina la laringe, también por su cara posterior. Se aconseja la disección minuciosa y completa del esqueleto laríngeo, especialmente ante la evidencia o sospecha de muerte por asfixia mecánica. A continuación, se estudian la tiroides y paratiroides, y para completarlo, se examinan las estructuras vasculares y nerviosas.

Autopsia del tórax

Incisiones cutáneas: La abertura del abdomen y tórax se hace simultáneamente a través de una única incisión que abarca la pared anterior de ambas cavidades. Se inicia el corte en la articulación esternoclavicular derecha, se dirige hacia abajo y afuera, contornea el pezón del mismo lado y desciende verticalmente hasta un poco por encima de la espina ilíaca anterosuperior, en donde se desvía hacia dentro hasta el ángulo del pubis. Después, se desarticula la extremidad interna de la clavícula con un bisturí fino. Se inicia en el borde inferior del mentón y desciende siguiendo la línea media por la cara anterior del cuello, tórax y abdomen contorneando en esta última región el ombligo. Para abrir el tórax se desarticulan las clavículas de su unión al esternón y con un condrótomo, se seccionan las costillas en la zona de unión con los cartílagos costales. La cavidad torácica queda abierta. Con unas tijeras se procede al corte de los planos aponeuróticos y musculares del abdomen.

Extracción visceral: Mediante la sección del hilio se inicia la extracción de cada uno de los pulmones. Para completar los cortes, se hacen girar las vísceras hasta que se consigue su exteriorización completa. Después mediante un corte, se abre el pericardio. Se extrae el corazón para lo que se van seccionando los grandes vasos.

Examen Visceral: El estudio de los pulmones comprende la abertura de las ramificaciones bronquiales con tijeras, examen de su mucosa y del líquido de expresión y abertura de los vasos. Lo que es el corazón comprende varias fases, algunas de ellas como; Medidas externas de la víscera, estudio de sus caracteres generales, prueba hidrostática (comprobar el funcionamiento de las válvulas aórticas y pulmonares), abertura de las aurículas, peso del corazón, etc.

Autopsia del abdomen

Extracción visceral: En el tiempo anterior ha quedado abierta la cavidad abdominal, por lo que se procede a la inspección in situ de las vísceras. Tras ello, estas se extraen. El paquete intestinal, a su vez, se extrae en dos porciones aisladas: en primer lugar, el intestino delgado junto al ciego y a continuación, el colon; el recto se examina durante la autopsia de la cavidad pelviana.

Examen Visceral: Tras examinar la superficie del bazo y su consistencia, se pesa y se mide. El intestino se va abriendo por la línea que marca la inserción del mesenterio. Aquí se hará una descripción del contenido y se toman las muestras correspondientes. El examen del duodeno y estomago va precedido de la practica de un ojal para recoger los líquidos contenidos. Se abren y examinan las vías biliares y por último se examina el páncreas.

¿Quién realiza la autopsia médico legal?

La autopsia médico legal debe ser realizada por un médico especialista en medicina legal y forense. Esta especialidad es muy requerida en el ámbito judicial, a pesar de su complicado acceso vía MIR, donde lleva años sin ser aceptada. Por ello, es difícil encontrar el espacio académico para capacitarse en la rama de las ciencias forenses y muchos son los interesados. En TECH Universidad Tecnológica lo sabemos. Así que tenemos para ti un programa de la más alta calidad para que conozcas los últimos avances técnicos, científicos y procedimentales en esta área. Se trata de nuestro Máster en Medicina Legal y Forense, que impulsará tu carrera profesional al siguiente nivel.

Te invitamos a que conozcas otros programas de posgrado que ofertamos, como el Máster en Peritaje Médico y Valoración del Daño corporal, otra rama de la ciencia forense igualmente demandada, o el Máster en Psicología Forense y Psicodiagnóstico, un programa diseñado para médicos que integra dentro de la actividad profesional los métodos y conocimientos de la psicología forense.

Categorías: master

Artículos relacionados

1 /

Compartir