Teoría organizacional aplicada a la sanidad
La teoría organizacional aplicada a la sanidad hace parte del proceso administrativo adecuado para la correcta gestión y direccionamiento del centro de salud.
facultad de enfermería
mar. 28 de sep. 2021
0

Siempre que pensamos en estructuras sanitarias, tanto hospitales como centros de salud o consultorios, estamos hablando de organizaciones. Cada centro es una organización, cada red de centros es otra organización, e incluso el servicio de salud desde una perspectiva global es una organización. Siguiendo a Bueno Campos (1996), podemos definir la organización como una entidad social coordinada de forma consciente o un conjunto de personas coordinadas, con un límite relativamente identificable, que funciona sobre unas bases y unos medios relativamente continuos para lograr un objetivo común o un conjunto de objetivos. La teoría organizacional aplicada a la sanidad ha sido utilizada como una herramienta de gestión efectiva y adecuada en la actualidad.

Tipos de Organización

Existen una serie de elementos comunes que caracterizan a las organizaciones:

  • Son un grupo de personas.
  • Permanencia en el tiempo.
  • Orientada a una meta común.
  • Actividades y responsabilidades diferenciadas.
  • Jerarquías de autoridad
  • Existe una estructura racional que facilita la coordinación y la jerarquía.
  • Interacción con el entorno.
  • Presenta un alto grado de formalización.

El análisis de las organizaciones sanitarias, con su elevada complejidad, requiere de un enfoque amplio que estudie todos sus elementos y procesos. Sin embargo, la Teoría de la Organización solo se centra en algunos, por lo que es habitual utilizar la Teoría General de Sistemas para analizar de forma integral las organizaciones. Por ello, y partiendo de la definición de sistema como “un todo unitario y organizado compuesto por dos o más partes interdependientes, componentes o subsistemas”.

Kast y Rosenzweig (1976) proponen el estudio de la organización como un sistema compuesto por partes interdependientes llamadas subsistemas: Siempre que pensamos en una organización sanitaria, lo primero que nos viene a la cabeza es su estructura, esto es, su organigrama y las relaciones que existen entre las personas y las unidades.

La estructura es un esquema formal que representa las relaciones, los procesos de comunicación y decisión y los procedimientos internos, y que articula a un conjunto de personas, unidades organizativas, recursos materiales y funciones para conseguir un objetivo determinado. Aunque la estructura no esté en un documento formal, todas las organizaciones disponen de una, y en dicha estructura se basan las relaciones internas entre todos los trabajadores y unidades.

Características del modelo organizacional

Los elementos fundamentales de las estructuras organizativas son:

  • Jerarquía, esto es, la agrupación de personas en distintos niveles dependientes unos de otros.
  • Divisionalización. Es la agrupación de actividades y puestos de trabajo en unidades horizontales con base en la especialización del trabajo.
  • Puesto de trabajo. Es la unidad mínima de la organización.
  • Unidades. Los puestos de trabajo se agrupan desde una visión funcional en unidades.
  • Sistemas de coordinación. Son los procesos puestos en marcha para evitar la fragmentación y mejorar la eficiencia interna.

Uno de los autores más estudiados para el diseño de estructuras organizativas es henry Mintzberg que estableció un diseño organizativo basado en los grandes grupos de funciones que desarrollan las organizaciones:

  • Ápice estratégico. Aquí están las personas con la responsabilidad de la dirección general de la organización.
  • Línea media. Establece las relaciones entre el ápice estratégico y el núcleo operativo.
  • Núcleo operativo. Formado por los operarios que realizan las actividades básicas de la organización.
  • Tecnoestructura. Formada por los expertos dedicados a la estandarización del trabajo.
  • Staff de apoyo. Formado por las unidades de apoyo que prestan servicios indirectos al resto de la organización.

En resumen, y teniendo en cuenta todo lo que hemos comentado, podríamos definir la estructura organizativa de cualquier organización con base en 4 componentes:

  • División del trabajo y especialización, lo que define la complejidad de la organización.
  • Formalización: normas y procedimientos formales.
  • Modelos de distribución de la autoridad: jerarquía y centralización.
  • Mecanismos de coordinación.

Comportamiento organizacional

El comportamiento organizacional es un campo científico que estudia el efecto que los individuos, grupos y estructura tienen sobre el comportamiento dentro de las organizaciones para así mejorar la efectividad de las mismas. Se basa en la siguiente pregunta: ¿el comportamiento de las personas afecta al desempeño de la organización y a sus resultados?.

Para el estudio de esta disciplina, se utiliza un modelo básico compuesto por tres elementos: individual, centrado en la comprensión y dirección del comportamiento individual; grupo, que atiende a la dirección de grupos y procesos sociales; organización, en este caso se agrega una estructura formal a la unión de individuos y grupos. Entre las características de los individuos, conviene destacar:

  • Las personas tiene necesidades diferentes y todos tratan de satisfacerlas.
  • El carácter social de las relaciones humanas.
  • Las reacciones humanas son emocionales.
  • Las personas se enfrentan a diario a elecciones basadas en un proceso de toma de decisiones.

Respecto al nivel grupal, hay que recordar que la interacción entre dos o más personas se considera grupo. Una de las divisiones más importantes de los grupos en la organización es la que diferencia los grupos formales (definidos por la estructura organizativa) y los grupos informales (se forman por la interacción social en la propia organización).

Finalmente, desde el nivel de la organización, en la misma medida en que los grupos son algo más que la suma de los miembros individuales, las organizaciones son más que la suma de los grupos que los forman. El diseño de la organización, la tecnología, los procesos de trabajo, las políticas y las prácticas de recursos humanos de la organización, la cultura interna o el conflicto laboral, todos tienen un impacto sobre el individuo y el grupo.

Características de la organización sanitaria pública

La mayor parte de las organizaciones sanitarias públicas en España tienen una organización similar, y su origen está en el Real Decreto 521/1987, de 15 de abril, por el que se aprueba el reglamento sobre estructura, organización y funcionamiento de los hospitales gestionados por el Instituto Nacional de la Salud. Aunque las competencias sanitarias dependen de las Comunidades Autónomas, y muchas han aprobado sus propias normas de organización, la base es muy similar.

Existen algunas diferencias mínimas entre un servicio de salud y otro (como la denominación de las direcciones, que sustituyen a la dirección de enfermería por dirección de operaciones o dirección de cuidados), pero la base es similar. En algunas organizaciones, por ejemplo, la dirección de gestión se divide en dos direcciones: una para la gestión de recursos humanos y otra para compras, contabilidad y servicios generales.

También se ven direcciones nuevas como la de calidad, la de investigación y docencia o incluso la de sistemas de información. En la estructura hay dos grupos diferenciados: uno más asistencial, que incluye a las direcciones médicas y de enfermería, y otro no asistencial, que incluye funciones como la financiera, de compras, de recursos humanos, etc. Además, el diseño de la estructura es eminentemente vertical, lo que no favorece la coordinación entre áreas y personas. De hecho, la única figura cuya autoridad se extiende a todas las áreas es el gerente.

Dado que el uso que hacen los pacientes de la organización es horizontal y no vertical, los problemas de coordinación son muy habituales. Podemos pensar en un ejemplo como una intervención de cataratas, en la que intervienen áreas como enfermería de quirófano, oftalmólogos, administrativos del área de gestión de pacientes, etc.

El gestor desde la enfermería

Los diferentes centros de salud que prestan este servicio deben contar con una figura profesional que disponga de habilidades y conocimientos en el área administrativa. Esto permitirá que el uso de sus recursos sea optimizado, ofreciendo de esta manera un servicio continuo y un proceso de mejora constante. Por ello, muchos profesionales de la salud buscan complementar su educación base con la capacitación en el área de la gestión.

TECH Universidad Tecnológica se posiciona actualmente como la mayor universidad virtual del mundo. Esto se debe a su amplio portafolio educativo y su presencia en más de 20 países. En el caso de su Facultad de Enfermería, se pueden hallar especializaciones tales como el Máster en Patologías del Embarazo y el Máster en Hospitalización Domiciliaria. Sin embargo, para el perfil profesional que busque contar con los conocimientos y habilidades para convertirse en el administrador y líder de esta área, no cabe duda que su mejor elección será el Máster en Dirección y Gestión en Enfermería.

Artículos relacionados

1 /

Compartir