Tanatología forense
La tanatología forense hace parte de los conocimientos que tiene un profesional área con respecto a la muerte.
facultad de enfermería · enfermería legal y forense
jue. 09 de sep. 2021
0

Si se refiere al término etimológico, la RAE define la tanatología forense como “conjunto de conocimientos médicos relativos a la muerte”. La muerte, conocida como el final de la vida física, siempre ha sido uno de los focos de debates de mayor magnitud en la medicina. Estos debates, y enfrentamientos, se complican por la afluencia de terceras partes, ajenos a la profesión médica, que se toman la libertad de opinar al respecto, discutiendo desde sus posiciones, muchas veces absurdas, como, por ejemplo, los parapsicólogos.

Otro sector influyente en estos debates, son los juristas, por temas relacionados con eutanasia, aborto, etc., pues cuentan con el apoyo de masas y con opiniones enfrentadas de psicólogos y similares. Realmente, su falta de conocimiento médico, muchas veces hacen debates absolutamente infundados.

Conceptos

Una vez introducidos en el campo forense, según las enseñanzas de López Gómez y Gisbert Calabuig, (1970); padres de la medicina forense en el país, exponen:

El estudio del cadáver ofrece un extraordinario interés en Medicina Legal. Aún más: esta especialidad médica es la única que le dedica su atención… Los conocimientos que sirven de base en la resolución de estos problemas se agrupan bajo el encabezamiento común de Tanatología forense, a la que, con PALMIERI, podríamos definir como el capítulo de la Medicina Legal que estudia el cadáver desde el punto de vista de las exigencias judiciales.

Veloso de Franca, por otro lado, expone: “Tanatología Médico-Legal es la parte de la Medicina Legal que estudia la muerte y sus repercusiones en la esfera jurídico-social”. Entre otras muchas definiciones, se menciona que se queda abierto el campo para analizar todas, y poder determinar lo que concierne a este módulo. A nivel forense, sé entiende que la sociedad debe tener la información suficiente sobre:

  1. La certeza de la muerte.
  2. La datación del óbito.
  3. La identidad del fallecido.
  4. La causa desencadenante de la muerte.
  5. El mecanismo que provoca la causa.
  6. Los indicios de dolo o culpa en el origen del deceso.
  7. La celeridad de la muerte.
  8. La existencia de trazas, partículas o vestigios ajenos al cadáver.

La Tanatología forense es una parte más de la medicina (y la enfermería), que influye positivamente en la salud de las comunidades. Se siguen teniendo casos en los medios de personas que son enterradas vivas, es por esto que, se debe seguir investigando para llevar a la absoluta ausencia de estos casos. Pero, además, es importante, conocer que muchas personas son donantes, y para poder garantizar la fiabilidad de los trasplantes, se necesitará unos elementos diagnósticos.

Óbito

Establecer el momento en el que se ha producido una muerte sigue siendo una de las asignaturas pendientes de la Medicina Legal. Y no es exagerado decir que lo seguirá siendo indefinidamente. Ahora bien, las aportaciones que pueden hacerse desde la Tanatología Forense, para establecer un intervalo temporal en el que es más probable que se haya producido el óbito, siguen siendo de inestimable valor, en todos los campos del derecho y con gran repercusión social.

Identidad del fallecido

Directamente relacionado con el punto anterior, un elemento de capital importancia para datar la muerte, es conocer la identidad la persona fallecida. En los casos más favorables de cadáveres recientes, las técnicas de identificación, ofrecerán resultados rápidos y seguros.

Por otro lado, años después de concluidos conflictos armados, o meses después de desapariciones inexplicables, sigue habiendo personas que viven, infelices, buscando a su ser querido de quien no se tiene noticia. Ese estado de intranquilidad y desasosiego cesará, cuando: al realizar la aplicación de las técnicas de las que dispone la Medicina Legal, se identifiquen plenamente unos restos hallados. Pero otros, continuará la angustia.

Causa desencadenante de la muerte

Tanto desde el punto de vista civil, como penal, establecer cuál ha sido la causa de la muerte es de una importancia extraordinaria. En el campo de las autopsias que no se practican expresamente por orden judicial, las llamadas autopsias clínicas— son un instrumento de incalculable valor, tanto formativo, como de evaluación de la calidad de la asistencia prestada. Es una evidente contribución a la mejora de la salud de la comunidad. Las practicadas expresamente por orden judicial, no son de menor importancia, puesto que de los resultados obtenidos pueden derivarse responsabilidades de muy diversa índole (criminal, laboral, etc.).

Mecanismo que provoca la causa

Si el punto anterior es importante, no lo es menos este, puesto que han de establecerse relaciones de causalidad, entre una determinada acción y el resultado de muerte. Si en el campo penal, obvio es decirlo, es de un valor inmensurable, no lo es menos en otros campos.

Indicios de dolor o culpa en el origen del deceso

Como se verá en su momento, la calificación final del tipo de muerte de que se trata, es un aspecto puramente jurídico. Sin embargo, como en todos los aspectos de la Medicina Legal y Forense, esa decisión judicial precisa del auxilio del perito médico. Él es quien ha de hacer que la autoridad judicial vea mejor y más completamente lo que, por su formación eminentemente jurídica, se le escapa. Para que el auxilio sea eficaz, no debe escatimarse esfuerzos en la realización de una amplia descripción de todos los datos que se hayan podido observar durante el desarrollo de las distintas fases de la autopsia.

Celeridad de la muerte

Determinar la rapidez con la que se ha producido la muerte es también un elemento de innegable valor, sea en casos de muerte única o múltiple. En el primero de ellos, permitirá averiguar si el individuo, antes de su muerte, ha podido realizar algún tipo de acto. En los segundos, además de contribuir a resolver el punto anterior, si existen lazos sucesorios entre los fallecidos, ayudará a establecer quien recibe la transmisión patrimonial.

La existencia de trazas, partículas o vestigios ajenos cadáver

La determinación de que es propio del cadáver y que le es ajeno, es otro de los problemas que se han de resolver durante la práctica de la autopsia. Y en el mejor de los casos, podrá determinarse que personas han tenido contacto con el cuerpo al que se practica la autopsia. Como se ha señalado anteriormente, teniendo en cuenta todo lo expuesto respecto al contenido de la Tanatología Forense, se trata de una parte de la Medicina Legal que contribuye de forma decisiva al mantenimiento de un mejor estado de bienestar social y correlativamente, a un mejor estado de salud.

Muerte

Se presenta un grave problema al hablar de establecer definición de cadáver. Se entiende como tal, un cuerpo en el que ya no hay funciones vitales, algo así como un cuerpo humano “sin vida”, sin constantes vitales… Pero, ¿Realmente son las mejores definiciones que se pueden tener? Lo más importante es que cuando se habla de cadáver es reforzar la transmisión de idea de ausencia de vida.

La enfermería forense aplicada

El área forense requiere de ciertas cualidades, entre las cuales destaca la perspicacia y el desarrollo de la misma a través de un proceso de constante aprendizaje. Esto es bien conocido por los profesionales de la salud que, de alguna manera, se ven implicados en el desarrollo y solución de una escena criminal. Esta área requiere de una amplitud constante en el conocimiento y por ello, la especialización académica resulta tan crucial aquí.

TECH Universidad Tecnológica se ha posicionado como la mayor universidad virtual del mundo en la actualidad. Es por esta razón que cada día amplia más y más sus horizontes abarcando más áreas profesionales. Ejemplo claro de ello es su Facultad de Enfermería, que cada día crece más con programas como el Máster en Dirección y Monitorización de Ensayos Clínicos para Enfermería y el Máster de Ecografía Clínica para Atención Primaria para Enfermería. Sin embargo, para aquellos profesionales que buscan complementar sus conocimientos y habilidades profesionales en el ámbito forense, sin duda alguna, que su elección debería inclinarse por el Máster en Enfermería Legal y Forense.

Artículos relacionados

1 /

Compartir