Los sistemas de salud en atención a la cronicidad
Los sistemas de salud en atención a la cronicidad permiten dar cierta prioridad a algunos tipos de pacientes que cuentan con cierto factores de vulnerabilidad en su salud.
facultad de enfermería · gestión sanitaria para enfermería
mié. 09 de mar. 2022
0

Los sistemas de salud en atención a la cronicidad van a revolucionar la atención sanitaria tal y como se conoce. Harán la atención más fácil y también más segura, ya que los procesos quedarán mejor registrados y con menos margen de error. Las TIC van a permitir seguir mejor al paciente, conocer mejor su estado, saber con más seguridad las pruebas que se le han realizado, los parámetros obtenidos y los tratamientos que usa. Los sistemas de salud en atención a la cronicidad permiten brindar cierto nivel de prioridad al paciente con ciertas vulnerabilidades.

Detectarán problemas de salud o de seguridad a través de alertas y permitirán identificar inequívocamente los pacientes, las muestras, los informes y los equipos para evitar fallos. Por lo tanto, las TIC tienen beneficios directos en la seguridad del paciente, la calidad asistencial y la rapidez de la asistencia. Las TIC también han multiplicado exponencialmente la capacidad para generar y compartir conocimiento; esto es útil para su aplicación al desarrollo de los sistemas sanitarios, y a la gestión de los servicios de salud.

En un mundo conectado y de acceso a la información a bajo coste, profesionales y ciudadanía tienen una oportunidad sin precedentes de acceder al conocimiento científico que se genera en el ámbito de la salud, reduciendo considerablemente las tradicionales asimetrías que durante siglos han presidido la relación clínica, el aprendizaje y desarrollo profesional, y la capacidad de las personas para gestionar su propia salud.

La disponibilidad de datos clínicos, así como la información que las personas introducen y comparten en las múltiples aplicaciones móviles de salud existentes. Está generando interesantes expectativas en la explotación de lo que se conoce como Big Data que pueden revolucionar en poco tiempo la investigación clínica o los estudios epidemiológicos, orientando las estrategias del sistema sanitario con base a los resultados obtenidos, aunque todavía existen dudas sobre cómo preservar las garantías de confidencialidad y el buen uso de estos datos.

Repercusiones de una adecuada gestión del conocimiento basada en TIC

Se puede identificar una doble repercusión del uso de las TIC como herramienta de gestión del conocimiento:

Repercusiones sobre la eficiencia, la calidad y la seguridad clínica

La variabilidad en la práctica clínica se presenta como una de las principales fuentes de ineficiencia del sistema sanitario. Amén de una puerta de entrada al fantasma de la inequidad y las desigualdades entre pacientes que tienen los mismos derechos, y lo que aún puede ser más grave; un riesgo latente para la seguridad del paciente. Cuando se observa los diagramas que habitualmente representan la variabilidad de las intervenciones; por ejemplo, en términos de tasas de indicación de un determinado procedimiento quirúrgico, indudablemente se asiste a un escenario en el que los profesionales están tomando decisiones clínicas basadas en criterios no homogéneos.

Con independencia de otros factores menos “nobles” que pueden influir en las indicaciones en adecuadas, está claro que se trata de un problema de conocimiento. Esto sobre los criterios adecuados de indicación que difiere de unos profesionales a otros. La puesta a disposición de los profesionales del mejor conocimiento basado en ayudas a la toma de decisiones clínicas de acuerdo a la mejor evidencia y con los mejores criterios de eficiencia representa una garantía de calidad y, por tanto, de seguridad. Las TIC son un aliado imprescindible en esta tarea, porque permiten un acceso desde cualquier lugar y en cualquier momento a las ayudas a la decisión.

Garantizan la actualización de la información-los cambios en los protocolos no necesitan reeditarse y distribuirse, y también que no están circulando versiones obsoletas-, y aseguran una adecuada distribución de la información a todos los profesionales. No obstante, el impacto real de las iniciativas de homogeneización de la práctica a través de la difusión del mejor conocimiento. Esto sigue siendo relativamente discreto si no se es exquisito en cuanto a la metodología de implantación.

Repercusiones bioéticas

Todo lo recogido en el punto anterior, esto es, el uso del conocimiento de más calidad para la toma de decisiones clínicas, contribuye de forma significativa al desarrollo de los principios básicos de beneficencia (ofrecer la mejor calidad basada en la evidencia) y no maleficencia (no hacer daño y evitar efectos adversos de las actuaciones). Si además se tiene en cuenta el componente de coste-efectividad que puede aportar la homogeneización de las decisiones. También se está contribuyendo notablemente a poner el acento en el principio de justicia.

Pero donde verdaderamente todo esto juega un papel importante es en lo que respecta al principio de autonomía; la capacidad del paciente para decidir sobre su proceso asistencial. El desarrollo del principio de autonomía del paciente ha estado directamente relacionado con una variable. Misma que tiene bastante que ver con el tema que ocupa y que se podría definir como “cantidad de información que maneja el paciente”. Realizando un recorrido rápido por la evolución de los modelos de relación clínica. Esto se puede comprobar cómo se trata probablemente de la variable que más impacto ha tenido en las distintas etapas.

Así, en el modelo paternalista se asiste a una gran asimetría de información entre paciente y profesional; por lo tanto, una autonomía del paciente bastante limitada. Cuando se evoluciona y se entra en el paradigma del consentimiento informado; no se está haciendo, sino incrementar la dosis de información que maneja el paciente. Por tanto, mejorando su autonomía para decidir sobre su propia salud. Los modelos de toma de decisión compartida paciente-profesional profundizan todavía más en el camino. Esto hacia una cierta simetría por la vía de seguir aumentando los paquetes de información que se transfieren al paciente.

Repercusiones sobre la transparencia y la rendición de cuentas

Con el surgimiento de la era TIC, internet y sobre todo los medios sociales asisten al origen de una ciudadanía diferente. Un ciudadano que no solo busca información sobre salud on-line; sino que además pone de manifiesto la necesidad de que la administración, la sanitaria incluida, comparta datos sobre su actividad. Mismos sobre dónde se emplean los recursos públicos y, cada vez más, sobre los resultados. Sin duda se trata de un reto para el sistema sanitario.

Esto presenta un escenario donde, como dicen antes, aún hay profesionales que se oponen a que otros miembros del equipo visualicen sus datos sobre resultados clínicos. El uso del medicamento, o tasas de indicaciones. Por otro lado, existen movimientos ciudadanos cada vez más frecuentes que claman porque esos datos sean de uso público; muchas CCAAs están avanzando en esta línea con portales de transparencia como Madrid, Cataluña, Murcia, etc.

Repercusiones sobre la relación con la ciudadanía y la reputación de las organizaciones

Merced al desarrollo exponencial y al uso prácticamente generalizado de las redes sociales. Cada vez es más frecuente que las personas expresen de manera pública sus vivencias en cuanto a la relación con el sistema sanitario; esto con el añadido de que esas vivencias pueden ser rápida y fácilmente compartidas por otras personas. Así llegando en poco tiempo a una gran cantidad de gente.

Las organizaciones sanitarias tienen ante sí otro reto: buscar el equilibrio entre ofrecer respuestas equivalentes a la tradicional “hoja de reclamaciones” cuando se distribuyan informaciones relativas a situaciones de insatisfacción a través de las redes sociales, y controlar su reputación gestionando adecuadamente su presencia digital. Y… ¿Para qué tiene que estar un hospital en Twitter? Como bien decía Miguel Ángel Mañez: Participar activamente, responder a las preguntas, humanizar la relación 2.0 con el ciudadano, recoger ideas y propuestas y aportar información clara, práctica y fiable.

Los sistemas de salud en atención a la cronicidad

Los sistemas de salud permiten que este servicio sea ofertado como público, poniendo como primaria la salud y la vida del ser humano. Aunque no en todos los territorios funciona de la misma manera, si es totalmente importante que sea implementado alguno de los existentes, con base en las necesidades de la comunidad. Por esta razón, muchos profesionales buscan complementar su educación base en ello, buscando información de forma continua por medio de las diferentes academias.

TECH Universidad Tecnológica se encuentra actualmente desarrollando un amplio portafolio enfocado en la capacitación del profesional moderno en diferentes áreas. Por ello, en su Facultad de Enfermería, destacan posgrados tales como el Máster en Enfermería Escolar y el Máster en Enfermería Legal y Forense. Sin embargo, para aquellos profesionales de este campo que buscan complementar sus conocimientos en el campo de la administración en salud, no cabe duda que su mejor decisión será optar por el Máster en Gestión Hospitalaria y de Servicios de Salud.

Artículos relacionados

1 /

Compartir