Reproducción asistida
La reproducción asistida estudia los trastornos reproductivos del ser humano, buscando maneras y alternativas al embarazo tradicional.
facultad de enfermería · ginecología y obstetricia en enfermería
lun. 18 de ene. 2021
0

Los trastornos reproductivos se presentan de manera cada vez más prevalente en la sociedad, se diagnostican a nivel mundial más de 186 millones de personas. Estos diagnósticos, si bien no comprometen la integridad física de las parejas ni suponen una enfermedad de riesgo vital, conllevan importantes implicaciones a nivel psicológico para las parejas, además de consecuencias a nivel económico, demográfico y social. Es por ello que son un problema importante que debe ser abordado desde distintos ámbitos, y para lo que es fundamental contar con profesionales que hayan cursado una Maestría en Reproducción Asistida.

Esterilidad dentro de la reproducción asistida

La Organización Mundial de la Salud considera la esterilidad como una enfermedad desde el punto de vista de una “alteración de la normalidad en el proceso reproductivo de una pareja”. Por tanto, es importante destacar que el concepto de esterilidad abarca a ambos miembros de la pareja y no a un solo individuo.

Los términos que se emplean en el contexto en atención de parejas con disfunciones reproductivas pueden tener distintos significados. Estos dependen del contexto en el que se emplean, también de su uso en clínica o en investigación, o en función de la población en la que se emplean.

Los términos “esterilidad” e “infertilidad” en ocasiones son empleados como si fueran sinónimos, probablemente debido a que el término anglosajón “infertility” engloba a todos los problemas relacionados con la fertilidad; si bien en la literatura hispana ambos términos diferencian poblaciones distintas.

Esterilidad femenina: es cuando la unión de óvulo y espermatozoide, la fecundación, no se lleva a cabo por problemas relacionados con el óvulo. También se entiende como esterilidad cuando la fecundación ocurre, pero el embrión no consigue implantar. Se ha llegado al consenso de que es cuando el embarazo no se lleva a cabo.

• Infertilidad femenina: se produce la fecundación y se desarrolla el embrión; sin embargo, no llega a desarrollarse de forma completa por lo que el embarazo no llega a término. Se produce un aborto.

En cualquier caso, ambos impiden que la mujer pueda tener un hijo y, por tanto, son tratados como iguales a la hora de hablar de causas, síntomas y tratamientos. En este artículo se tratarán como sinónimos.

Definición de esterilidad

Es evidente que se necesita estandarizar conceptos, para que se hable de lo mismo en las distintas situaciones. De forma habitual se denomina estéril a la pareja que aparentemente no llega a concebir e infértil a la que se embaraza pero no logra gestaciones viables o aborta repetidamente.

La esterilidad se define como la dificultad de una pareja para conseguir gestación después de un determinado tiempo de búsqueda. A pesar de estar manteniendo relaciones sexuales regulares, sin uso de métodos anticonceptivos. Realmente no existe una definición aceptada universalmente desde el punto de vista científico. Este tampoco está aceptado el tiempo “razonable” que debe pasar para considerar a una pareja como estéril, que varía de unas sociedades científicas a otras.

Otras definiciones de esterilidad

La Sociedad Española de Fertilidad (SEF), la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología (ESHRE) y la Sociedad Americana de Medicina de la Reproducción (ASRM), definen esterilidad como la imposibilidad para conseguir embarazo tras un año de relaciones sexuales sin uso de métodos anticonceptivos en mujeres menores de 35 años y tras seis meses de intento en caso de mujeres de 35 o más años.

En cambio, la OMS define esterilidad, desde el punto de vista epidemiológico, como el intento fallido de gestación durante más de 24 meses en mujeres en edad reproductiva.

Conceptos en la reproducción asistida

Dentro de los conceptos importantes a desarrollar en este tema, se debe diferenciar entre esterilidad, infertilidad y subfertilidad. También en este apartado se incluyen otros términos de interés desde el punto de vista del manejo de la paciente en estudio reproductivo, como son la fertilidad y la fecundabilidad.

  • Esterilidad: imposibilidad de conseguir gestación tras un año de relaciones sexuales no protegidas (lo que se describe en el protocolo de la SEF como 2 o 3 relaciones sexuales cada semana, lo que equivale a relaciones cada 3-4 días sin protección anticonceptiva adicional). Este término infravalora el efecto de la edad en la mujer, conocido por todos. En mujeres mayores de 35 años y, especialmente, en las mujeres mayores de 38 años, disminuyen no solo las posibilidades de concebir de forma natural, sino también con técnicas de reproducción asistida. Es por ello, que en mujeres de 35 años o más, la definición se establezca en seis meses de búsqueda sin éxito.
  • Infertilidad: incapacidad para la consecución de un hijo nacido vivo (pareja que logra gestación pero que finaliza en aborto espontáneo). Este concepto se emplea también en parejas que, habiendo concebido, tienen sucesivas gestaciones que finalizan en abortos espontáneos.
  • Fertilidad: capacidad para reproducirse.
  • Subfertilidad: disminución de la fertilidad. Incapacidad de conseguir espontánea en un periodo de tiempo similar a la de la media de la población o incapacidad de gestación en una pareja en la que el estudio reproductivo está dentro de la normalidad.
  • Fecundabilidad: capacidad de una pareja para gestar mes a mes.

Esterilidad primaria y secundaria

Tanto en el caso de “esterilidad” como en el de “infertilidad”, se habla de primaria o secundaria en función de si no se han producido gestaciones previas que hayan llegado a término (primaria) o si se presentan tras un embarazo y parto normales (secundaria).

De esta manera, una esterilidad primaria se definiría en una pareja que nunca ha quedado embarazada, y una esterilidad secundaria en una pareja que no se embaraza, pero que ya ha conseguido gestación previamente.

Contextualiza tus conocimientos

El profesional de la salud hoy en día debe capacitarse más que en tiempos anteriores. Esto se debe a la continua investigación y desarrollo de nuevas tecnologías, que permite implementar mas métodos y técnicas en la salud. Resulta en algo positivo ya que esta exigencia se convierte en un mejor servicio de salud, mucho más preparado por parte de un cuerpo profesional especializado.

En TECH Universidad Tecnológica queremos que hagas parte de los profesionales íntegros y completos que hacen parte este grupo. Queremos brindarte educación de calidad y sobre todo con la libertad que lo deseas. En nuestro programa de Reproducción Asistida dirigido a enfermeros podrás convertirte en un especialista de alto nivel y adquirir conocimientos en estudios genéticos, transferencia embrionaria, ovodonación, vitrificación, análisis de hormonas o farmacología específica, entre otros.

Si prefieres capacitarte en el cuidado de la salud reproductiva de la mujer te recomendamos estudiar una Maestría en Enfermería en el Servicio de Ginecología, totalmente online. Esta, mediante el uso de la tecnología educativa más reciente, te capacitará para responder a cualquier dificultad que pueda surgir en el ejercicio de tu profesión. Y para especializarte en la atención durante el parto y las dificultades que puedan surgir durante un momento tan delicado para la salud de la madre y del bebé, nuestra propuesta es esta Maestría en Enfermería Obstétrica elaborada por especialistas de reconocido prestigio en el área. Estos posgrados te permitirán convertirte en el profesional de alto nivel que deseas ser.

Artículos relacionados

1 /

Compartir