Proceso quirúrgico perioperatorio
El proceso quirúrgico perioperatorio es la completitud de los procesos operatorios teniendo en cuenta el paso previo, hasta su postproceso.
facultad de enfermería · quirófano
mar. 04 de may. 2021
0

Los procesos quirúrgicos han tenido una gran relevancia en la sociedad y la medicina a través de los años. Los mismos han ido evolucionando con el tiempo de manera que se han permitido nuevos y novedosos métodos al tiempo con el avance tecnológico. Por esta razón cada uno de los actores de estos procedimientos resulta base en el desarrollo óptimo de cada intervención. El proceso quirúrgico perioperatorio resulta uno de los pasos más importantes en ello, veamos un poco de que se trata.

El proceso quirúrgico

La persona, como ser único e irrepetible, presenta una serie de dimensiones, todas ellas comunicadas entre sí:

  • La física.
  • Psicológica.
  • Social.
  • La espiritual.

El engranaje de todas ellas conforma la persona. Como tal, el proceso de salud-enfermedad forma parte de cada ser. Cada individuo tiene una experiencia vital que le ayuda a afrontar las situaciones de una manera u otra. Por ello, el límite entre la salud y la entrada en un quirófano, va a suponer una experiencia vital en la persona de tal envergadura, que la preparación previa que pueda llevar el paciente, influye en todo el proceso.

Concepto de proceso quirúrgico perioperatorio

En el momento en que una persona es informada por parte del médico responsable, que por su salud, es recomendable una intervención quirúrgica; empieza todo este proceso. Pero, no es finalizado hasta que su proceso de salud, no se da por cerrado. Por tanto, se puede definir como:

  • Todo aquel proceso quirúrgico, ya sea urgente o programado, que experimenta un paciente, abarcando las fases
    • Preoperatoria.
    • Intraoperatoria.
    • Postoperatoria

Se define el proceso quirúrgico preoperatorio como la fase que abarca desde el momento de la información al paciente que requiere la realización de una intervención quirúrgica hasta su llegada al Bloque Quirúrgico. Incluye la anamnesis en las diferentes valoraciones, pruebas complementarias y preparación pre quirúrgica.

Proceso quirúrgico intraoperatorio

Es aquel que engloba la fase desde que el paciente llega al Bloque Quirúrgico (sala de preanestesia, sala pre quirúrgica –CMA) hasta que sale de quirófano. El proceso quirúrgico postoperatorio tiene tres fases:

  • El postoperatorio inmediato: Abarca desde el fin del acto quirúrgico hasta la recuperación de los efectos anestésicos. Suele realizarse en la Unidad de Recuperación Post Anestésica (URPA). Puede durar entre las 24- 72 primeras horas. Este concepto varía según los circuitos de cada centro sanitario.
  • El postoperatorio mediato: Incluye desde la recuperación de los efectos anestésicos hasta la recuperación en unidades de hospitalización.
  • El postoperatorio tardío: Incluye la recuperación del paciente en su domicilio hasta su reinserción en su vida habitual. Se considera más un concepto epidemiológico.

Enfermería perioperatoria

Durante todo el proceso, la figura de la enfermería es fundamental para que el producto, es decir, la recuperación del paciente, sea lo más satisfactoria posible. La figura de la enfermera está presente en todo el proceso, desde el momento de la indicación de cirugía hasta la recuperación en domicilio y la incorporación a su vida habitual. Pero, ¿por qué es importante hacer presencia?.

La misión es cuidar, no solo del paciente, sino también de su familia, concretamente de la persona que vaya a prestar los cuidados necesarios durante la mayor parte del proceso, como cuidador principal. La enfermería no solo trata la parte la física, la técnica, la cura. Es mucho más. La presencia, el apoyo, la información para poder aclarar las dudas que surgen a lo largo de todo el proceso, la enseñanza de los autocuidados, la motivación y la confianza, ayudan en la recuperación.

Importancia de la información entre el paciente, la familia y el equipo sanitario

La presencia enfermera es el nexo de unión durante el proceso al que es sometida la persona. Por un lado, se encuentra la información de la enfermería al paciente y su familia, y por otro, al equipo sanitario que le atiende. Este nexo es fundamental para el óptimo desarrollo del periodo perioperatorio, así como para reducir los eventos y complicaciones que puedan surgir posteriormente.

El personal de enfermería, durante todo el proceso enfermero, debe realizar una valoración continua a nivel mental y psicosocial que incluya, no solo el estado de las percepciones, emociones y conductas, sino también de los diferentes sistemas de apoyo que podrían influir en la capacidad del paciente en el progreso de este periodo, tales como el apoyo familiar y social, el nivel educativo para la comprensión del proceso y sus pautas posteriores.

Por otro lado es imprescindible una valoración psicosocial sobre las percepciones generales del paciente y su familia acerca de:

  • La cirugía (conocimiento de la técnica y motivos por los que se realiza).
  • Los procesos sensoriales y de pensamiento sobre la misma (exteriorización de las dudas planteadas).
  • Atención y concentración en la información administrada (asegurarse de la comprensión y asimilación de la información).
  • Actitud y motivación (estado emocional previo a la intervención, antecedentes quirúrgicos y/o personales, experiencias previas).
  • Nivel de ansiedad y temores específicos (planteamiento de la situación, encauzando los temores para su superación y explicación de las dudas planteadas).
  • Autoestima y concepto de sí mismo, derivado de los problemas físicos, lesiones o amputaciones generados en la intervención (aclaración de posibles lesiones derivadas que puedan influir en su imagen corporal).
  • Apoyo de las personas allegadas y familiares (apoyo social durante el proceso).

La comunicación en el procedimiento

La información es un mensaje, pero durante el momento en que se ofrece, es importante el cómo se produce: la comunicación. Por un lado, está la comunicación verbal. El mensaje que se quiere transmitir, la información, debe ser con las palabras claras, concisas y concretas, adecuadas, es decir, comprensibles para el paciente según su entorno educativo-cultural, evitando el empleo de un número elevado de tecnicismos médicos. Igualmente, el espacio debe ser propicio, evitando espacios abiertos (pasillos, salas), procurando aportar intimidad y cercanía.

Otro elemento a considerar es el factor tiempo. Se debe tener en cuenta, que cada persona requiere su tiempo para entender y asimilar la información que recibe, y los emisores, asegurarse que lo ha entendido (receptor). Por otro lado, la comunicación no verbal, como son los gestos (coger la mano), el tono de voz (tono bajo, evitando gritos), la mirada (mirando a los ojos, no al reloj), la postura (evitar cruzarse de brazos), los silencios, dice más que la verbal. Su empleo adecuado permitirá el éxito del mensaje que se quiera transmitir.

Cada momento del periodo perioperatorio donde actúe el personal de enfermería es fundamental para el paciente. Llegar a su encuentro con un saludo, una cara amable y una sonrisa, trae confianza. Tras ello, el profesional se presentará por su nombre y categoría profesional para que el paciente y la familia puedan identificarle, le explicará en qué fase del proceso está y la disponibilidad para aclarar y dar la información que sea precisa en todo momento, siempre con formas educadas; tono de voz suave, mostrando tranquilidad y serenidad, a la vez que cercanía, proximidad y empatía.

El profesional como actor del proceso quirúrgico perioperatorio

La figura profesional que actúa como principal en el procedimiento muchas veces no tiene mayor contacto con el paciente, debido a la exigencia de su labor. Por esta razón el profesional en enfermería deberá encargarse de los procesos continuos que proceden luego de la intervención. Ello requiere de empatía, paciencia y un sinfín de cualidades propias de este perfil profesional.

En TECH Universidad Tecnológica se prepara un alumnado profesional de manera completa y sobre todo íntegra. Por esta razón su Facultad de Enfermería destaca por su capacitación constante con programas como el Máster en Neurorrehabilitación Logopédica y Análisis de Funciones Vitales. Terapia Orofacial y Miofuncional y el Máster en Enfermería Oncológica.

A pesar de estar relacionados y tener excelentes contenidos, ninguno de estos programas se apega tanto a la temática revisada en el presente artículo tanto como el Máster en Enfermería de Quirófano Avanzada. Allí el profesional adquirirá herramientas suficientes para desempeñar su labor en este ámbito.

Artículos relacionados

1 /

Compartir