Organización del servicio de medicina interna
La organización del servicio de medicina interna dicta como se desarrolla la labor en esta importante área de los hospitales.
facultad de enfermería · medicina interna
mar. 06 de abr. 2021
0

La medicina interna es uno de los ámbitos de mayor cuidado en un centro de salud. El término a menudo es confuso, por lo tanto, antes de entrar en materia es importante definir que es la medicina interna. En este campo, el profesional trata todas las enfermedades relacionadas con órganos internos. Esto no deja exento a cualquier especialista, sea del campo de enfermería o de medicina como tal. La organización del servicio de medicina interna hace parte de las labores de estos profesionales y especialistas de este delicado campo. Veremos un poco de ello en el presente artículo.

La medicina interna (MI) es la especialidad médica de carácter preferentemente hospitalario de más larga tradición. Los profesionales internistas se forman bajo el principio de que ninguna enfermedad o problema clínico del adulto es ajeno a su incumbencia y responsabilidad. Ofrecen a los pacientes adultos una atención integral de sus problemas de salud.

El médico internista realiza un abordaje médico en la prevención, diagnóstico, indicación terapéutica y seguimiento de las enfermedades del adulto. Lo anterior incluyendo también su rehabilitación y paliación. Aportan su polivalencia en la hospitalización de agudos y en las urgencias, son un eje vertebrador en el hospital. Estos ejercen funciones de consultoría en atención primaria y ofrecen aspectos innovadores en las áreas alternativas a la hospitalización convencional así como en el ámbito sociosanitario.

El planteamiento integral de la asistencia, con la visión del enfermo en su conjunto, así como la continuidad asistencial, es fundamental en todos los pacientes. Si bien es imprescindible en pacientes con patologías múltiples o pluripatológicos, enfermedades crónicas y pacientes de edad avanzada. Estos últimos son la diana principal hacia la que se orientan los servicios de medicina interna.

Modalidades asistenciales y cartera de servicios

Las características de un Servicio de Medicina Interna (MI) vienen determinadas por su función asistencial. Debe considerarse que se trata de una unidad que ofrece atención multidisciplinaria mediante un amplio espectro de modalidades asistenciales. Estas se encuentran adecuadas a los requerimientos del paciente, bajo un esquema funcional caracterizado por la necesidad de coordinación con el ámbito de atención primaria; la utilización de diferentes recursos del hospital, tales como la hospitalización convencional y la actividad ambulatoria (hospitalización de día y consulta externa); la intensa coordinación con otras unidades del hospital a través de interconsultas, así como por la integración o coordinación con recursos de hospitalización a domicilio.

La integración puede desarrollarse a diferentes niveles, dependiendo del volumen de actividad y dimensiones de la unidad; o recursos disponibles por la unidad y el hospital en el que se ubique. Resulta indispensable a nivel organizativo, y es recomendable a nivel estructural. En tanto que la proximidad de los medios disponibles contribuye a su optimización y facilita que la atención dispensada a la persona se adecue en cada momento a sus necesidades.

Por esta razón, siempre que sea compatible con el dimensionamiento resultante de la estimación de la demanda y no existan condicionantes arquitectónicos, se recomienda tomar la integración estructural de las modalidades asistenciales comprendidas en su cartera de servicios como referente para la configuración del Servicio de MI. En todo caso, deben disponer de:

Hospitalización convencional

Es una modalidad de hospitalización en la que se atienden aquellos pacientes que precisan valoración, cuidados, vigilancia y tratamiento de forma continuada las 24 horas del día. Los criterios organizativos son los siguientes: Cada paciente será asignado a una enfermera y médico responsable de:

  • Realizar una valoración orientada a conocer la capacidad de autocuidado. Detectar necesidades de cuidados no cubiertas e identificar los problemas de colaboración y diagnósticos clínicos y de enfermería para marcar la prioridad en el abordaje de sus problemas. En este sentido, en los pacientes ancianos, es imprescindible una Valoración Geriátrica Integral que incluya la valoración clínica, funcional, social, cognitiva y nutricional. Solo irradiar cuando sea necesario.
  • Tras esta evaluación se establece un plan de cuidados individualizado con objetivos, intervenciones y actividades para la resolución de los problemas identificados. Los planes de cuidados deben, para los procesos más frecuentes, estar estandarizados
  • Usar control automático de dosis cuando sea posible.
  • En todo momento se informa y educa al paciente y/o cuidador sobre los cuidados que va a requerir durante la hospitalización y al alta a domicilio.
  • Se apoya al cuidador desde una perspectiva biopsico-social, mientras permanezca en la planta de hospitalización.
  • Garantizar la continuidad de los cuidados al alta, realizando un informe de alta de enfermería, valorando la necesidad de apoyo y activando los dispositivos asistenciales que precise.
  • El informe de alta debe incluir una lista completa y conciliada de la medicación. En la planificación del alta se considerará la necesidad de movilización de recursos a través de la coordinación con Atención Primaria y los recursos sociosanitarios y sociales.

Consultas externas

Permiten estudiar al paciente adulto con problemas médicos de forma ambulatoria, manteniendo una visión global integradora. En ella, se valorará al paciente de forma integral: clínica, funcional, social, cognitiva y nutricional. Tras llegar a un diagnóstico, se realizará un plan individualizado de tratamiento y se decidirá la continuidad asistencial en Atención Primaria.

En el ámbito de las consultas externas, se han desarrollado también varias modalidades, como son las consultas monográficas con protocolos básicos, por ejemplo, de factores de riesgo vascular, diabetes, osteoporosis, anciano y pluripatológico, enfermedades raras, etc. Así mismo, las consultas de alto rendimiento permiten una atención a pacientes clínicamente inestables que precisen estudios diagnósticos rápidos o bien para seguir altas precoces (continuando el estudio diagnóstico y el seguimiento de la respuesta terapéutica hasta la estabilización) y aquellos pacientes con enfermedad activa que requieren controles frecuentes.

En cada consulta se emitirá un informe médico y/o enfermero con los diagnósticos y tratamientos que incluyen recomendaciones específicas según la patología y la enfermedad que presenten.

Hospital de día

En algunos Servicios de Medicina Interna se dispone de Hospital de Día. La hospitalización de día es una modalidad que tiene por objeto el tratamiento o los cuidados de enfermos que necesitan métodos diagnósticos o terapéuticos que precisan atención continuada médica y enfermera durante unas horas (menos de 24 horas). Otros Servicios de Medicina Interna pueden tener un hospital de día médico polivalente. Son unidades autónomas que ponen sus recursos a disposición del Servicio de Medicina Interna y de otras unidades y servicios del hospital.

Hospitalización a domicilio

La hospitalización a domicilio es una modalidad asistencial capaz de realizar en domicilio procedimientos diagnósticos, terapéuticos y cuidados, similares a los dispensados en el hospital y por un plazo limitado de tiempo. La persona será atendido en domicilio cuando, cumpliendo criterios de estancia adecuada en un hospital de agudos, cumpla con los requisitos propios de este tipo de modalidad asistencial.

El profesional internista

La medicina interna resulta de vital importancia dentro de los centros de salud, por esta razón los profesionales enfocados en esta área se capacitan constantemente. El incursionar en este campo tan delicado requiere de un gran conocimiento, aunque unos valores íntegros que permitan desempeñar una labor adecuada con cada paciente también resulta crucial.

TECH Universidad Tecnológica se enfoca en el éxito profesional, por esta razón y de la mano de expertos creo la Facultad de Enfermería. En ella es posible hallar especializaciones tales como la Maestría en Enfermería Nefrológica y Diálisis y la Maestría en Enfermería en el servicio de Neumología. Sin embargo, para dar respuesta a la necesidad constante del mercado laboral en cuanto a internistas, diseñó cuidadosamente y de la mano de expertos la Maestría en Enfermería en Medicina Interna, en la que el profesional dominará temáticas como la revisada en tan solo un año.

Artículos relacionados

1 /

Compartir