La matrona en el puerperio
La matrona en el puerperio es quien se encarga del cuidado de las etapas posparto las cuales pueden ser de delicada salud en la paciente.
facultad de enfermería · ginecología y obstetricia en enfermería
lun. 05 de jul. 2021
0

Dentro del proceso de recuperación posterior al parto deben tenerse en cuenta diversos factores que pueden ser de gran importancia en la salud de la paciente. Por ello, la matrona debe tener pleno conocimiento acerca de las diferentes reacciones que puede tener la paciente en esta etapa. Desde los aspectos físicos hasta los emocionales deben supervisarse de manera cuidadosa por personal con amplio conocimiento en el campo. La matrona, en el puerperio, es la encargada de este cuidado, y juega un papel crucial en el mismo.

El puerperio incluye una serie de cambios y adaptaciones a nivel psicológico, siendo el vínculo entre madre e hijo muy importante para la adaptación del recién nacido a su nuevo hábitat. Por tanto, el puerperio se presenta como un período que progresa a lo largo del tiempo, establecido este entre 6 semanas aproximadamente, con una serie de cambios físicos y psicológicos, imprescindibles para la adaptación de la mujer a su nuevo rol junto con su familia y recién nacido.

Así, es posible establecer la díada de la madre y el niño, instaurando la alimentación de este y la recuperación física de la madre de un estado de embarazo a un estado pre gestacional. Hay que destacar la importancia de promover el apoyo necesario tanto por parte de los profesionales de atención especializada en el puerperio hospitalario (inmediato y clínico) como en el puerperio tardío desde la atención primaria, lo que reportará en la mujer autoconfianza y adquirir competencias en el desarrollo de su autocuidado y cuidados del recién nacido.

Los objetivos de la matrona

Es importante plantear los objetivos del profesional matrona en el cuidado de la mujer en todas sus fases del puerperio, teniendo un fin común que es la recuperación física de la mujer y su adaptación psicosocial a su nuevo rol que implica la maternidad. El papel que desempeña la matrona junto con otros profesionales a lo largo del puerperio es fundamental para la mujer, su bebé y su familia. Por ello, han de plantearse objetivos comunes, ya que a lo largo de las distintas etapas del puerperio hay que ir haciendo una serie de intervenciones individualizadas para cada mujer y su hijo.

El planteamiento de una atención individualizada a través de un proceso de educación y discusión para satisfacer las necesidades de cada díada madre-bebé es fundamental, así como respetar las opiniones, creencias y circunstancias particulares de las mujeres. Por eso, se recomienda que durante el puerperio hospitalario la atención a las mujeres y sus hijos sea coordinada y prestada por una matrona, identificando aquellos casos que puedan requerir cuidados adicionales.

Así, desde que nace el bebé, la matrona debe estar vigilante de la adaptación de la madre a los cambios físicos de su cuerpo y la adaptación del recién nacido a la vida extrauterina, favoreciendo el vínculo entre ellos. Por tanto, a lo largo del ingreso de la madre, los objetivos irán encaminados a vigilar el estado físico de madre y bebé, pero no menos importante es darles apoyo en cuanto a la alimentación escogida para el recién nacido y recomendaciones de cuidado, implementando medidas correctoras siempre desde la actitud positiva para que la madre y su pareja ganen autoconfianza.

Objetivos de la matrona en el puerperio

A lo largo del período del puerperio, la mujer va pasando por diferentes etapas y obviamente en cada etapa hay una serie de intervenciones que llevarán a cabo los profesionales de la salud, para poder verificar el estado de salud de la mujer, identificando signos que puedan alertar de complicaciones, dando cuidados que faciliten la recuperación del parto y fomentando el autocuidado y los cuidados del recién nacido.

Allí, donde los cuidados son coordinados y prestados por parte de las matronas se han evidenciado beneficios para las mujeres y sus hijos, como una estancia más corta en el hospital o un mayor inicio de la lactancia materna. Por tanto, los objetivos principales de la matrona en el puerperio irán en la línea del cuidado y la detección precoz de problemas y/o dificultades que puedan surgir en el binomio madre e hijo.

Objetivos generales en el puerperio

  • Verificar la salud biopsicosocial de la mujer.
  • Verificar la salud del recién nacido y su adaptación a la vida extrauterina.
  • Identificar signos de alarma de la mujer y del recién nacido.
  • Fomentar la lactancia materna y el vínculo madre e hijo respetando la fisiología del proceso.
  • Implementar planes de cuidados que favorezcan el autocuidado y cuidado del recién nacido por parte de la mujer.

Objetivos específicos

  • Prevenir y valorar la hemorragia en el puerperio inmediato y clínico:
    • Con control de las constantes vitales
    • Valoración directa del sangrado
    • Involución uterina
    • Distensión de la vejiga: necesidad de micción
    • Valoración periné: estado de herida quirúrgica, episiorrafia y/o desgarros
    • Dolor
  • Favorecer el vínculo de la madre con su recién nacido:
    • Tras el nacimiento favoreciendo la piel con piel.
    • Retrasando los cuidados del recién nacido de pesada, vitamina K y profilaxis oftálmica.
    • Cohabitando madre e hijo en la misma habitación: informar del colecho seguro.
    • Se procurará la menor interferencia en el descanso de la mujer y se valorará y atenderá el estado psicoemocional de la madre.
  • Apoyar la lactancia materna, se recomienda la implantación de un programa estructurado que cumpla los pasos de la iniciativa IHAN:
    • Enseñar la correcta técnica de amamantamiento.
    • Favorecer el enganche precoz al pecho del recién nacido en las primeras 2 horas de vida.
    • Corregir si fuese necesario el agarre y la postura, así como otras dificultades y/o dudas que puedan surgir durante el ingreso en cuanto a la lactancia materna.
  • Captar a las mujeres y sus familias para grupos del centro de salud en cuanto a lactancia, crianza y puerperio.
  • Guiar a los padres en los cuidados básicos del recién nacido:
    • Cuidados del cordón
    • Aseo del bebé, entre otros
  • Identificar signos de infección:
    • Contantes vitales maternas
    • Estado general de la madre para la detección precoz
  • Implementar cuidados que aseguren el bienestar de la madre y cuidados del puerperio, como son todas aquellas dirigidas:
    • Al alivio de molestias producidas por la episiotomía, desgarros, hemorroides, entuertos, cansancio muscular, molestias locales del pecho, entre otras.
    • Inmunoprofilaxis: gammglobulina Anti-D y antirubéola

Atención primaría

Desde la atención primaria los objetivos específicos de la matrona son

  • Valorar a las mujeres en consulta al menos dentro de las primeras 72 horas tras el alta y en la cuarentena:
    • Valorar en la primera consulta posparto: útero, loquios, estado de cicatrices, pechos y tensión arterial.
    • Estado vacunal: rubéola, vacuna gripe, inmunoglobulina Anti D
  • Valorar estado emocional:
    • Preguntarle directamente a ella.
    • Favorecer el vínculo madre e hijo, así como con el resto de la familia.
    • Captar a las mujeres para grupos de puerperio y lactancia del centro.
  • Informar a todas las mujeres de las recomendaciones adecuadas para cada caso concreto de:
    • Autocuidado:
      • Masaje en la cicatriz a los 14 días de la sutura, grapas
      • Alimentación e hidratación
      • Aseo
      • Higiene postural
      • Recuperación de suelo pélvico y activación del músculo transverso
      • Cuidado de las mamas
      • Anticoncepción y posparto
      • Manejo de medicación analgésica en el puerperio y lactancia (e-lactancia)
  • Apoyar y valorar una toma en consulta para corregir y reforzar técnica de amamantamiento. Para ello, se puede guiar con los siete pasos que propone la Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia (IHAN):
    • Enseñar técnica de amamantamiento: enganche profundo, rítmico y asimétrico.
    • Informar de los beneficios de la lactancia materna y de los perjuicios de la lactancia artificial.
    • Enseñar técnicas de extracción de leche manual y con extractor.
    • Enseñar técnicas de suplementación si fuese necesario.
    • Captar a la paciente para talleres de lactancia.
  • Apoyar a las madres con lactancia mixta o de fórmula:
    • Preparación correcta de un biberón: 30 ml de agua a 70º C por cacito raso de leche. Se puede dejar en nevera 24 horas.
    • Técnica de amamantamiento con biberón: Método Kassing

La matrona profesional

En TECH Universidad Tecnológica se capacitan los mejores profesionales del mundo. Por ello, cada uno de sus programas cumple con los más altos estándares educativos, desarrollando así el mejor alumnado de forma virtual. Caso ejemplo de ello es su Facultad de Enfermería, donde se pueden hallar programas tales como el Máster en Lactancia Materna para Matronas y el Máster en Hospitalización Domiciliaria para Enfermería. Sin embargo, para aquellos profesionales enfocados en el área del parto y el cuidado posterior del mismo, no cabe duda que su mejor elección será el Máster en Puerperio para Enfermería.

Artículos relacionados

1 /

Compartir