Historia de la ostomía
La historia de la ostomía brinda un contexto acerca de los antecedentes y el proceso evolutivo que tuvo esta practica hasta la modernidad.
facultad de enfermería · digestivo
lun. 06 de sep. 2021
0

La historia de la ostomía se remonta desde tiempos antiguos en los que la medicina comenzaba a evolucionar. Sin embargo, es importante entrar en contexto antes de conocer su evolución. El término ostomía proviene del griego stomatos, que significa boca u orificio. Se conocen alusiones a ellos, desde el Siglo IV a.c., en donde Praxágoras de Kos lo describió por primera vez. Aunque las noticias de la medicina histórica sobre las ostomías son escasas, existen referencias desde épocas muy antiguas sobre lesiones traumáticas del intestino. Estas con salida de heces de su interior y con la consecuente peritonitis fecal que desembocaba en la muerte del individuo.

Es de suponer que, en épocas anteriores, heridas abdominales ocasionadas por armas blancas (flechas, lanzas, espadas, etc.) pudieron lesionar vísceras huecas. Mismas que, en algunas ocasiones, desencadenaban en la muerte por peritonitis fecal; pero en otras, es posible que ocasionaran una fístula fecal externa (estoma) y que, incluso en algunos casos, esta ostomía llegara a cerrar.

Es muy posible que los primeros estomas, fueran fístulas fecales debido a heridas de guerra (, traumas, hernias encarceladas, atresia ano rectal u obstrucción ano rectal. Se pudo comprobar que la sobrevivencia tras estas intervenciones era posible (en especial las de colon). Debía ser necesario llevar el intestino a la superficie del cuerpo para que nunca cerrara y así este funcionara como ano.

Evolución histórica de las ostomías

En el libro de los Jueces del Antiguo Testamento, ya se hace referencia a las ostomías producidas por un arma blanca; en su versículo 3:16-22: “Entró el mango tras la hoja, y cerrose la grosura sobre la hoja, de modo que no pudo retirar la daga del vientre, del cual salieron los excrementos”. El mismo libro de los Jueces, se hace referencia a la muerte del rey de los moabitas. Esta muerte, que se produjo por la creación de un estoma traumático causado por un puñal. La creación de una ostomía posiblemente sea la intervención más antigua del tubo digestivo, con constancia de su realización para alivio de la obstrucción por Pr

axágoras de Kos en el año 350 a.c., en tiempos de Aristóteles, por lo que fue el iniciador del tratamiento quirúrgico de la obstrucción o traumas intestinales. Practicaba fístulas enterocutáneas mediante punción percutánea. Las realizaba con un hierro candente, con el fin de formar una fístula intestinal, especialmente en el íleon. Los resultados de estas intervenciones no fueron descritos.

Con el paso del tiempo, se pudo comprobar que la supervivencia tras estas intervenciones era posible (en especial las de colon), que no daban trastornos metabólicos graves y que, además, un buen número de ellas cerraban espontáneamente. No se encuentran referencias sobre el tema en los siguientes dieciocho siglos, hasta que Theophrastus Bombastus von Hohenheim, conocido como Paracelso (1491-1541), se declaró convencido de estos anos artificiales frente a cualquier otra técnica de manipulación de las asas intestinales lesionadas.

Antecedentes históricos

En la antigüedad clásica, en la Escuela de Alejandría , se realizan tratados de cirugía y muestran una actitud agresiva para las técnicas quirúrgicas. En los siguientes siglos posteriores al padre de la medicina, Hipócrates, las obstrucciones intestinales fueron tratadas con cualquier tipo de herramienta y método:

  • Los enemas se administraban con aire, agua, heces de caballo, etc.
  • También se usaban algunas otras sustancias a modo de medicación, como el mercurio o el opio.

Durante la Edad Media, entre los siglos XIII y XV, comenzaron las primeras referencias sobre el cáncer de recto, que se remontan al siglo XIV, cuando el “padre de la proctología”, Jonh Ardene, hace las primeras descripciones sobre el diagnóstico del tumor rectal por medio del tacto rectal, y hace constar las diferencias que existen entre la diarrea provocada por la disentería y las deposiciones frecuentes que se acompañan de tumores de recto. Si el diagnóstico final era de cáncer, debía explicársele a la familia que la situación era incurable.

El tratamiento, insistía, debe ser solamente paliativo . Jonh Ardene, trató fístulas, abscesos y heridas También durante la Edad Media, Paracelso se declaró convencido de los anos artificiales frente a cualquier otra técnica de manipulación de las asas intestinales lesionadas, aludiendo a los estomas como los anos artificiales como técnica para las asas intestinales dañadas.

No es sino hasta el S. XVIII cuando Alexis Littré, al ver a un niño con una malformación rectal, propone una enterostomía. El mismo, en 1710, sugirió una colostomía para el carcinoma obstructivo. Littré recomendó la práctica sistemática de cecostomía inguinal transperitoneal en todos los pacientes con ano imperforado.

Pasos a la modernidad

En 1776, un cirujano francés de Rouen llamado Pillore, reportó el caso de una mujer con un carcinoma obstructivo de sigmoides, a la que aplicó los principios de Littré, realizándole una cecostomía. Lo relevante de este caso es que la paciente falleció 28 días después de la intervención quirúrgica como consecuencia de una necrosis producida por el mercurio retenido en el intestino delgado, suministrado como laxante.

La primera colostomía la realiza Duret, tratándose de la primera colostomía inguinal del lado izquierdo, abocando el sigma en la fosa iliaca izquierda tras fijar su meso, en el año 1793, debido al ano imperforado de un niño que sobrevivió 45 años de edad. Él fue el primero en colocar una sutura a través del meso colon para sostener el intestino y evitar su retracción; esto mismo se continúa realizando hasta fecha, especialmente cuando se trata de una ostomía en asa. Al año siguiente es Dessault quien confecciona otra colostomía y tres años más tarde es Dumas quien la realizara.

En el mismo año que Dumas realiza su primera colostomía iliaca izquierda, Fine, cirujano suizo efectúa por primera vez una colostomía para paliar un cuadro oclusivo ocasionado por un cáncer de recto, efectuando una colostomía transversa. A partir de entonces, la colostomía transversa se indicó para tratar otros problemas: descompresión del intestino dilatado, derivación de la corriente fecal y desfuncionalización del colon distal.

Las condiciones específicas en las que la colostomía temporal en asa juega un papel crítico son: enfermedad de Hirschsprung, trauma rectal, ano imperforado, obstrucción intestinal distal y reparación de fístula con reconstrucción del esfínter en varios tiempos. La colostomía transversa realizada por el cirujano Fine en 1797, en Génova, descomprimía exitosamente una obstrucción por cáncer de recto, extrayendo una asa del intestino y suturando el mesenterio a la piel.

La actualidad de la ostomía

En 1912, las ileostomías se drenaban por medio de un catéter, el estoma protruía de 5 a 7 cm y no se maduraba. La ileostomía, así construida, causaba gran inflamación de la serosa, produciendo cicatrización y estenosis. Se atribuye a David Howard Patey la maduración inmediata del estoma, desarrollada a mediados del siglo pasado, y a Brooke y Turnbull el hecho de que la ileostomía se evierta y se fije con puntos de sutura mucocutáneos.

Durante 1950, el Dr. Eugene Bricker describió el conducto ileal, lo que fue un logro decisivo, dado que contribuyó a aumentar significativamente la supervivencia del cáncer de vejiga12. El resultado final era una ureteroenterostomía cutánea, por lo que se inicia a partir de ahí la sustitución vesical con ciego, sigma e intestino delgado. En 1954, Turnbull y Crile (EE. UU.) modificaron la ileostomía de Brooke eliminando la membrana serosa antes de dar la vuelta a la pared intestinal.

En 1969, Kock (Suecia) logró construir un reservorio de ileostomía a partir de un asa del intestino delgado que se vaciaba varias veces al día mediante un catéter. Se trataba de la primera ileostomía continente. La primera resección colónica por vía laparoscópica fue una hemicolectomía derecha realizada por Moisés Jacobs, en Miami, Florida, en junio de 1990.

Practicó la cirugía a pesar de no disponer del instrumental especializado con el que se cuenta en la actualidad. De la misma manera, el 14 de noviembre de 1990, Joseph Uddo practicó un cierre de colostomía asistida por laparoscopia. La anastomosis fue construida con engrapadora circular, gracias a los conocimientos acumulados, los criterios para la construcción de una ileostomía o colostomía están bien establecidos.

El proceso quirúrgico en el mundo moderno

La cantidad de enfermedades que pueden afectar al ser humano son incontables. Las afecciones a diversos órganos que pueden poner en riesgo, incluso, la vida del individuo han requerido de profesionales que hagan frente a las mismas. Sin embargo, la tecnología ha sido una gran aliada en cuanto a salud y bienestar nos referimos. Estos avances han permitido que los procesos invasivos y las operaciones quirúrgicas salven incontables vidas desde su creación. El profesional en salud debe contar con una óptima capacitación, ya que la misma le permitirá ejecutar de manera adecuada estos procesos.

TECH Universidad Tecnológica actualmente oferta un amplio portafolio educativo dedicado a la especialización del profesional moderno. En el mismo puede encontrarse su Facultad de Enfermería, donde se ofertan programas como el Máster en Hospitalización Domiciliaria para Enfermería y el Máster en Vacunas en Enfermería. Por otra parte, para aquellos profesionales que busquen dominar temáticas como la relacionada en el presente artículo, no cabe duda que su mejor elección seré el Máster en Ostomías para Enfermería.

Artículos relacionados

1 /

Compartir