Fitotoxicología
La fitotoxicología es la ciencia encargada de estudiar cualquier tipo de intoxicación que tenga como origen plantas o hierbas.
facultad de enfermería · enfermería legal y forense
jue. 24 de jun. 2021
0

Por fitotoxicología se entiende a toda aquella toxicidad que presentan productos derivados de las plantas. Siendo las mismas plantas incluidas en ellos. Generalmente se da en situaciones o contextos agrorurales, y las más habituales son el cianuro, la estricina y los insecticidas.

  • Cianuro: Vértigos, escalofríos, aumento de frecuencia respiratoria, palpitaciones, cianosis, pérdida de conocimiento, convulsiones, etc.
  • Estricina: Generalmente se usa como raticida, y los síntomas son rigidez en cuello y cara, aumento de respuesta ante estímulos, convulsiones, cianosis, fallo muscular.
  • Insecticidas: Estos compuestos suelen entrar por la piel o por vías respiratorias. Presenta la siguiente sintomatología: Náuseas, vómitos, dolor abdominal, temblores y convulsiones, edema pulmonar (solo cuando entra por esta vía). En este caso es importante quitar la ropa del afectado, y lavar la zona supuestamente implicada.

Introducción a la toxicología

La Toxicología es una ciencia que identifica, estudia y describe la dosis, la naturaleza, la incidencia, la severidad, la reversibilidad, generalmente, los mecanismos de los efectos tóxicos que producen los xenobióticos que dañan el organismo. La toxicología también estudia los efectos nocivos de los agentes químicos, biológicos y de los agentes físicos en los sistemas biológicos y que establece, además, la magnitud del daño en función de la exposición de los organismos vivos a previos agentes, buscando a su vez identificar, prevenir y tratar las enfermedades derivadas de dichos efectos.

La toxicología es una ciencia demasiado amplia, y con muchos conceptos, en continua evolución debido al frenético ritmo de las industrias químicas. Es necesario ir actualizándose para saber como estas sustancias pueden afectar al hombre, directa o indirectamente. A lo largo del tema se comentarán las intoxicaciones más comunes, así como los posibles tratamientos.

Tratamiento de intoxicaciones

Se define como intoxicación a todo aquel trastorno orgánico generado por la exposición, ingestión, inhalación o inyección de una sustancia tóxica para el organismo. Por norma general, se hablarán de las siguientes vías de entrada:

  • Oral.
  • Respiratoria.
  • Cutánea.
  • Parental.

En España, generalmente, las intoxicaciones que se encuentran serán de carácter leve (cerca del 82% de las intoxicaciones totales). En cambio, las intoxicaciones agudas, varían considerablemente en función de la edad del sujeto:

  • Adultos: Fármacos, etanol, productos domésticos y drogas.
  • Adolescentes: Etanol, drogas y fármacos (mención especial a intento de suicidio).
  • Niños y niñas: Fármacos y productos domésticos.

Como bien se sabe, en el ámbito sanitario, ante la sospecha de intoxicación, se realizarán las siguientes actuaciones:

  • Mantenimiento de una vía aérea permeable.
  • Reanimación cardio pulmonar.
  • Administración de oxígeno.
  • Identificación del tóxico.
  • Canalizar la vía venosa.
  • Administración de antídoto (Si los hay).
  • Evitar la absorción del tóxico en la medida de lo posible.
    • Emesis: Jarabe de ipecacuana (no aplicar en agente cáustico ni para menores de 6 meses).
    • Lavado gástrico.
    • Carbón activado como neutralizante del tóxico.
  • Estimular la eliminación de tóxicos en sangre.
    • Forzar diuresis.
    • Diálisis.

Por todo lo expuesto, es muy complejo en el ámbito forense, determinar un seguimiento si no queda identificado el tóxico, que ya de por sí suele ser de difícil identificación. Generalmente, cuando el equipo sanitario haya estabilizado al paciente, se pueden colaborar en la identificación del tóxico, especialmente si ha sido administrado por un acto delictivo.

Intoxicaciones por setas

Las intoxicaciones de este tipo se producen por ingestión de las mismas. Generalmente son setas tóxicas, que se confunden con otras comestibles. Dependerá del tipo de seta, la constitución de la persona y la cantidad ingerida. En cuanto a las toxinas que se encuentran, estas son las más habituales:

  • Ciclopéptidos: anatoxinas, virotoxinas y phalotoxinas.
  • Gyromitrina.
  • Orellanina.
  • Muscarina.
  • Psilocybina.
  • Muscimol.
  • Coprina.
  • Neurotoxinas centrales.
  • Nefrotoxinas.
  • Myotoxinas.
  • Toxina inmunoactivas.
  • Toxinas hemolíticas.
  • Irritantes gastrointestinales

Acorde al tipo de intoxicación, se obtendrá la clasificación de intoxicaciones. Por norma general, la intoxicación se clasificará por el intervalo de tiempo entre la ingesta y la aparición o detección de síntomas. Síndromes de latencia breve: No suelen revestir gravedad, se da entre 30 min y 6 horas tras la ingesta. Síndromes:

  • Gastroenterítico.
  • Delirante micoatropínico o anticolinérgico.
  • Muscarínico.
  • Alucinatorio.
  • Nitritodide o coprínico.
  • Hemolítico.
  • Intolerancia.

Síndromes de latencia prolongada: 6 horas – 24 horas tras ingesta. Son más graves que las anteriores, mostrando los siguientes síndromes:

  • Faloidiano (por setas hepatotóxicas).
  • Giromítrico (setas hidracínicas).
  • Orellánico (setas nefrotóxicas).

Nuevos síndromes

  • Proximal.
  • Eritromelalgia o acromelalgia.
  • Rabdomiosis.
  • Hemorrágico.
  • Neurotóxico por Hapalopilus rutilans.
  • Encefalopatía por Pleurocybella porrigens.

Los síntomas que más se encuentran, y que pueden dar confusión con otras sustancias tóxicas:

  • Disfagia.
  • Salivación.
  • Dolor bucal.
  • Dolor en la garganta.

Es importante revisar el esófago pues muchas veces la ausencia de lesiones macroscópicas externas no descarta lesiones internas. Aparte de todo lo anterior, pueden aparecer como síntomas secundarios náuseas, disfonía, vómitos y dolor de abdomen. En raros casos, se ha encontrado dosis metabólica, anemia hemolítica e insuficiencia renal aguda.

Intoxicaciones por alcoholes, cetonas y glicoles

El alcohol se conoce como compuesto de origen químico, que se forma por carbono, hidrógeno y oxígeno, con un grupo de OH siempre unido a un radical alifático. Se conocen los efectos generales de la ingesta de alcohol, en dosis bajas provoca euforia y agitación, pero a medida que la dosis aumenta, aumenta su efecto depresor sobre el sistema nervioso central, llegando incluso hasta el coma en algunos casos. A nivel clínico, se tratarán dos situaciones:

  • Paciente alerta: Disminución de atención, marcha inestable, descoordinación, diastria.
  • Paciente inconsciente: Midriasis, hipotermia, hipotensión arterial, hipoglucemia.

Dependiendo del CH (grupos de composición), se producirán los diferentes tipos de intoxicaciones. Las más habituales en el ejercicio forense:

  • Alcohol etílico. Habitual en bebidas accesibles, tales como ron, whisky, etc. La sintomatología es conocida por todos, pero lo que es importante, es prevenir la bronco aspiración y vigilar la función respiratoria. Para uso forense, será imprescindible determinar la tasa de alcohol en sangre mediante recogida de muestras. En España es muy importante saber que la ley no penaliza dar positivo en una sustancia, sino que el código penal establece que, en caso de conducción, el conductor esté bajo los efectos de dicha sustancia. Es decir, el profesional forense que acuda, debe asegurar si esta persona pese a dar positivo, está conduciendo bajo los efectos de la sustancia o no.
  • Alcohol metílico. Dentro de los alcoholes, es el compuesto más tóxico, por lo que una ingesta de 30 a 60 cc, puede ser directamente mortal. Entre los síntomas se hallarán cefaleas, náuseas, vómito, dolor epigástrico, alteraciones respiratorias, acidosis, entre otros. Es posible que se deba realizar bajo supervisión médica hemodiálisis.
  • Cetona. Este tipo de alcohol se encontrará en compuestos tipo limpiadores, productos de uñas etc., es extremadamente tóxico, suele tener vía oral de entrada.

Caústicos y blanqueantes

La intoxicación de este tipo, son las más habituales en ámbito doméstico, con alta incidencia en suicidios. Se ingieren compuestos formados por ácidos o álcalis. Originan lesiones muy graves en esófago y estómago. La sintomatología frecuente es disfagia, salivación, dolor bucal, dolor en garganta, sensación de ardor. Las mucosas con total seguridad se verán afectadas, de forma blanquecina y erosiva. La ausencia de lesiones en boca y garganta no implica ausencia de lesiones en esófago y estómago.

El enfermero y el diagnóstico inicial

A menudo ingresan diversos tipos de pacientes a los centros de salud. Esto hace que el profesional de la salud encargado de su recepción tenga la habilidad para diagnosticarlo de manera rápida y certera. Para ello cuenta con pleno conocimiento acerca de la valoración del daño, y en caso tal de que no sea así, el mismo deberá capacitarse, complementado así su profesión.

En TECH universidad Tecnológica diariamente se especializan los mejores profesionales, brindando así un valor agregado a su carrera. Tal es el caso de su Facultad de Enfermería donde pueden hallarse programas tales como el Máster en Dirección y Monitorización de Ensayos Clínicos para Enfermería y el Máster en Avances en Fitoterapia Aplicada para Farmacia. Sin embargo, para aquel profesional que busca conocimiento en el diagnóstico inicial, su mejor opción educativa es el Máster en Valoración del Daño Corporal y Enfermería Forense.

Artículos relacionados

1 /

Compartir