Estados neonatales
Los estados neonatales permiten identificar diversas afecciones y enfermedades que puede padecer el recién nacido.
facultad de enfermería · cuidados intensivos en enfermería
lun. 06 de sep. 2021
0

La dificultad para definir la normalidad en la Infancia derivan de que se trata de un ser en continuos cambios debidos al crecimiento y desarrollo. Estos cambios son definidos en las ciencias clínicas como estados neonatales. La fisiología del Recién Nacido (RN) condicionará que las enfermedades comunes al resto de la infancia presenten características muy especiales en su etiopatogenia, posibilidades terapéuticas y procesos patológicos.

La patología del RN sorprende por su gravedad, puesto que el 50% de la mortalidad infantil ocurre durante este período, especialmente por el carácter atípico de sus manifestaciones clínicas y por la necesidad de terapéutica inmediata. El estado del RN vendrá definido por:

  • Edad Gestacional: tiempo transcurrido desde el primer día de la última regla hasta el nacimiento.
  • Peso: se valorará en relación con la edad gestacional, y será adecuado cuando se encuentra entre los percentiles 10 y 90.
  • Patología: el RN normal no presentará trastornos patológicos, pero presentará alto riesgo de enfermedad en función de su relación con la madurez, edad gestacional, factores preconcepcionales, maternos, fetales, etc.
  • Valoración del estado neonatal: se realizará a través de la anamnesis (datos maternos, obstétricos y perinatales), exploración clínica completa (test de Apgar: valora grado de vitalidad del RN, test de Silverman: valora grado de dificultad respiratoria del RN), edad gestacional, peso y conocimiento correcto de las características anatómo-fisiológicas por parte del explorador.

Estados neonatales por edad gestacional

  • RN a Término: entre las 37 – 42 semanas de gestación.
  • El RN Pretérmino: menos de 36 semanas de gestación.
  • RN Postérmino: más de 42 semanas de gestación.

Estados neonatales por peso al Nacimiento

  • RN Adecuado para su Edad Gestacional (RNAEG): peso comprendido entre 2500 y 4000 gramos.
  • El RN Pequeño para la Edad Gestacional (RNPEG): se encuentra por debajo del percentil 10 o pesa menos de 2500 gramos.
  • RN Grande para la Edad Gestacional (RNGEG): se encuentra por encima del percentil 90 o pesa más de 4000 gramos.

Recién nacido pre término

Se clasificarán en:

  • Prematuridad moderada: 31 – 36 semanas de gestación, con baja mortalidad.
  • La prematuridad extrema: 28 – 30 semanas de gestación, peso inferior a 1500 gramos, requieren métodos terapéuticos específicos y la morbimortalidad es elevada.
  • Prematuridad muy extrema: <28 semanas de gestación, peso inferior a 1000 gramos, requieren cuidados muy especiales y su morbimortalidad es muy elevada. En la actualidad se considera como límite de viabilidad entre 500 – 600 gramos al nacimiento; y edad gestacional de 23 – 24 semanas.

Clínica y Complicaciones del RN Pretérmino

Los trastornos precoces que pondrán en peligro la vida del prematuro, en especial si no reciben una asistencia correcta son:

  1. Control deficiente de la termorregulación; tendencia a la hipotermia.
  2. Trastornos respiratorios; de tipo central (apnea) o de tipo periféricos (enfermedad de la membrana hialina).
  3. Trastornos cardiocirculatorios: tendencia a la hipotensión arterial y persistencia de ductus arterioso.
  4. Lesiones cerebrales en relación con la anoxia, hemorragias (de extrema gravedad la hemorragia periventricular), trauma del parto o hiperbilirrubinemia (kernicterus).
  5. Dificultad para la alimentación y graves alteraciones digestivas: íleo paralítico, tapón meconial, enterocolitis necrotizante, etc.
  6. Alteraciones a nivel metabólico: hipoglucemia, hiperbilirrubinemia, hipocalcemia, hiperkaliemia, hiperazoemia, hiperamoniemia, etc.
  7. Infecciones nosocomiales por las estancias prolongadas en las unidades de cuidados intensivos.

Como trastornos o complicaciones tardías cabe destacar:

  1. Retinopatía del prematuro.
  2. Anemia del prematuro.
  3. Osteopenia.
  4. Trastornos respiratorios: displasia broncopulmonar, insuficiencia pulmonar crónica de la prematuridad.

Tanto los trastornos precoces como las complicaciones tardías, conllevarán la aparición de secuelas: defectos del crecimiento (defecto pondoestatural), respiratorias (displasia broncopulmonar) y neurológicas (hidrocefalia posthemorrágica, leucomalacia periventricular, fibroplasia retrolental, hipoacusia neurosensorial).

Recién nacido postérmino

Las principales causas de parto postérmino serán:

  • Causas maternas: malformaciones uterinas, malnutrición, primiparidad, infantilismo genital, estrechez pélvica, disminución de la producción de progesterona, reposo prolongado, nivel de vida acomodado.
  • Las causas fetales: macrosomía, anencefalia, espina bífida, enanismo, trisomías 13 y 18.
  • Causas idiopáticas: parto postmaduro habitual.

Clínica y Complicaciones del RN Postérmino

Las características más frecuentes detectadas en estos neonatos son:

  • Pérdida de peso. Longitud aumentada. Perímetro craneal normal o alto.
  • Aspecto inusual de alerta y mirada viva.
  • Alteraciones dermatológicas: ausencia de vérmix caseoso, piel seca y apergaminada, manos tumefactas de “lavandera” con descamación precoz e intensa, uñas alargadas y quebradizas, lánugo ausente, coloración verdosa de piel y cordón umbilical.
  • Alteraciones endocrinas y metabólicas: hipoglucemia, hipocalcemia, hiponatremia, albuminuria, glucosuria.
  • Valores de hemoglobina elevados.
  • Con frecuencia precisan de maniobras de reanimación en paritorio, así como cuadros de aspiración meconial y de líquido amniótico, que conllevan complicaciones como distrés respiratorio e hipertensión pulmonar secundaria.

La gran mayoría no precisarán de atención especial. Las crisis hipoglucémicas se podrán evitar mediante una alimentación precoz o tratándolas con glucosa al 10% y suero salino fisiológico. La hipocalcemia se tratará con suplementos de calcio.

Estados neonatales

Se define como “periodo de transición”: el proceso que sucede entre el nacimiento de un recién nacido y las primeras horas de vida. Se caracteriza por cambios importantes que surgen, fundamentalmente, como resultado del paso de la dependencia materna del feto, a la independencia en la vida neonatal. La valoración de enfermería en el periodo de transición de la vida fetal a la neonatal resulta indispensable para la detección precoz de signos de mala adaptación.

El periodo inmediatamente posterior al nacimiento representa uno de los momentos más complicados e inestables en el ciclo de la vida humana. De la dependencia materna, el recién nacido debe adaptarse a un medio completamente distinto al ambiente intrauterino e independizarse de la relación fisiológica que mantenía con su madre. La gran mayoría de los recién nacidos no presentan dificultades, pero los cuidados iniciales y el ambiente adverso en la recepción pueden comprometer la estabilidad en este periodo.

Adaptación cardiovascular

En el proceso de adaptación neonatal, el inicio de la respiración y los cambios cardio circulatorios son los primeros que ocurren y resultan determinantes para la supervivencia en el medio extrauterino. La circulación fetal esta estructurada para posibilitar el intercambio gaseoso a través de la placenta. Caracterizándose principalmente por una alta resistencia vascular pulmonar (RVP) secundaria a un estado de vasoconstricción de sus arteriolas que tienen bien desarrollada su capa muscular. La circulación sistémica cuenta con la circulación placentaria, sector de muy baja resistencia vascular.

La resistencia vascular pulmonar es la fuerza que se opone al flujo sanguíneo, al disminuir el diámetro de las arteriolas. La circulación fetal se caracteriza por presentar alta resistencia vascular pulmonar, secundaria a la vasoconstricción de sus arteriolas, y una baja resistencia vascular sistémica, resultado de la presencia de la circulación placentaria. La circulación fetal la presentará de varios shuntes o comunicaciones que distribuirán la sangre oxigenada al feto, no pasando hacia la circulación pulmonar, ya que los pulmones no funcionarán hasta el momento del nacimiento.

Durante la circulación fetal se produce la mezcla de sangre venosa y arterial en tres zonas del corazón: la aurícula derecha, la vena cava inferior y la aorta. El sistema cardiovascular fetal está diseñado de tal manera que la sangre con mayor nivel de oxígeno pasa preferentemente de la placenta al cerebro y al corazón. En el feto, los ventrículos constituyen un circuito en paralelo, a diferencia del circuito en serie del recién nacido. Una vez la sangre se ha oxigenado a través de la placenta, en los espacios inter vellosos, la sangre fetal sale por la vena umbilical, hacia el hígado.

El profesional como figura principal del cuidado al neonato

Dentro de las diferentes aplicaciones que tiene el profesional en enfermería, una de las que requieren mayor cuidado es el área de los neonatos y recién nacidos. Esto se debe a la cantidad de atención y cuidados que debe recibir el infante, además, que estos mismos pueden extenderse a la madre del mismo. Por esta razón, se hace necesario que el profesional cuente con los conocimientos necesarios para dar una atención pronta.

El profesional requiere de una educación íntegra y de calidad y es por ello que TECH Universidad Tecnológica ha diseñado un amplio portafolio que cubra las necesidades de cada uno de ellos. En su Facultad de Enfermería se pueden encontrar programas tales como el Máster en Cuidados Paliativos Para Enfermería y el Máster en Enfermería Nefrológica y Diálisis. Por otra parte, para aquellos profesionales que busquen dominar el área del cuidado al recién nacido, no habrá mejor opción para el que el Máster en cuidados intensivos neonatales y enfermería neonatal.

Artículos relacionados

1 /

Compartir