Enfoque de embarazo de riesgo
El enfoque de embarazo de riesgo engloba los diferentes cuidados adicionales que se deben brindar a esta paciente.
facultad de enfermería · matronas
lun. 19 de jul. 2021
0

La definición de enfoque de embarazo de riesgo puede definirse como aquel en el que se determinan diversos factores que son susceptibles de afectar negativamente y en consecuencia aumentar la morbimortalidad tanto materna como fetal y perinatal. El estadiaje o estadificación del riesgo obstétrico debe realizarse lo antes posible, el momento ideal es la visita preconcepcional, para poder modificar los factores de riesgo en la medida de lo posible y mejorar así los resultados perinatales. La evaluación del riesgo en la gestación ha de actualizarse en todas las consultas de la paciente, ya que es un término dinámico.

De manera tradicional se han dividido los riesgos durante la gestación en 4 grupos: riesgo socio demográfico, riesgo médico, riesgo reproductivo y riesgo de la gestación propiamente dicha. En este módulo se desarrollará el riesgo socio demográfico y su implicación en la gestación. Los otros 3 grupos serán descritos a lo largo del curso completo de manera detallada.

Edad de la gestante

Uno de los factores de riesgo sociodemográfico más recurrente en las consultas de obstetricia es la edad de la paciente, ya que las edades extremas en la gestante entrañan peores resultados materno-fetales.

Embarazo en la adolescencia. Consideraciones especiales.

Se entiende como mujer adolescente a la que tiene una edad comprendida entre los 10 y los 19 años, siendo el riesgo en este caso inversamente proporcional a la edad de la adolescente. La inmensa mayoría de los embarazos que se producen en esta franja de edad son no planificados, con las consecuencias psicológicas y familiares que ello conlleva. En las pacientes de menos de 16 años se ha observado una detención del crecimiento por sello precoz de los cartílagos y desmineralización ósea en pacientes que amamantan.

El riesgo psicosocial está aumentado, ya que estas pacientes son propensas a no realizar una buena adherencia al régimen terapéutico y con frecuencia inician el control de la gestación de forma tardía. Estas gestantes tienen más tasas de parto prematuro, anemia ferropénica, bajo peso al nacer y crecimiento intrauterino restringido, así como de estados hipertensivos del embarazo.

También en estas pacientes está aumentado el riesgo de cesáreas por debajo de los 15 años según los estudios. Parece que el embarazo adolescente tiende a repetirse dentro de las mismas familias. En España aproximadamente el 12% de las interrupciones voluntarias del embarazo se producen en mujeres de entre 15 y 19 años cada año. En el país se ha estimado la edad media de inicio de relaciones sexuales femeninas a los 15 años de edad. Este tipo de pacientes necesita un seguimiento estrecho de la gestación, así como unas consideraciones especiales.

La educación es el recurso principal que los profesionales tienen en su mano, ya que si estas pacientes tienen un buen estado nutricional, un buen control perinatal y apoyo social, los riesgos maternos fetales disminuyen de manera exponencial a pesar de la edad Es muy importante un adecuado abordaje del estado nutricional en estas pacientes, ya que con frecuencia, tienen anemia ferropénica.

Madre de edad avanzada

En las últimas décadas cada vez son más las mujeres que deciden posponer la maternidad para más adelante debido a las nuevas condiciones económicas, sociales y laborales de la sociedad actual. Estas mujeres deben conocer que la edad materna avanzada se relaciona con aumento de la tasa de pérdidas gestacionales, de cromosomopatías, gestaciones extrauterinas, problemas de placentación, bajo peso al nacimiento, crecimiento intrauterino restringido y más riesgo de muerte perinatal que pacientes con edades menores.

Madre con problemas de drogodependencia

En España está aumentando la tasa de personas que consumen drogas, en especial las mujeres. Un 90% de las consumidoras están en edad fértil, por lo que es muy importante el abordaje de estas pacientes en la gestación.

Opiáceos

Los opiáceos aumentan el riesgo de enfermedades de transmisión sexual, no en sí mismos, pero sí por la falta de método de barrera en estas pacientes. El control de la gestación suele ser de inicio tardío, así como el escaso control del embarazo. Losopiáceos aumentan el riesgo de aborto, el abruptio de placenta, el parto prematuro y la rotura prematura de membranas.

El momento en el que más pueden aumentar estas complicaciones es en el síndrome de abstinencia, donde se produce hipoxia fetal. A nivel fetal no presentan efecto teratógeno a priori, pero sí está aumentado el crecimiento intrauterino restringido, la hipoxia secundaria a la vasoconstricción de los vasos placentarios y la muerte del feto antes del parto por la misma causa.

Algunos estudios recientes señalan que la heroína sí parece tener relación con el aumento de malformaciones en el feto, algunas cromosomopatías como la trisomia del par 21 y anomalías estructurales como la hernia diafragmática o la fístula traqueo-esofágica. El recién nacido es susceptible de sufrir síndrome de abstinencia, con aumento de muertes perinatales y de distrés respiratorio, así como vómitos, diarreas y temblores.

Cocaína

España es uno de los países que encabeza la lista de consumidores de esta droga, con alrededor de un 2% de la población. La cocaína atraviesa muy fácilmente la barrera de la placenta, llegando los niveles en sangre fetal a ser muy parecidos a los de la madre. Por su acción constrictora puede provocar en la madre anemia, alteraciones del hígado, aborto, abruptio de placenta, hipertensión, parto prematuro, etc.

A nivel fetal provoca crecimiento intrauterino restringido, muerte fetal, distrés respiratorio neonatal y malformaciones, ya que la cocaína sí posee un efecto teratogéico. Las principales malformaciones fetales se producen a nivel del sistema nervioso, urogenital y es muy frecuente la microcefalia en los recién nacidos.

Cannabis y marihuana

La droga más consumida en las embarazadas. Estas drogas parecen no aumentar la mortalidad fetal ni neonatal; pero sí se objetivó que el peso de los recién nacidos era menor en comparación con los de su misma edad gestacional y madres no consumidoras.

Éxtasis

El éxtasis es una de las drogas más consumidas en el mundo y en España, muy frecuente entre mujeres jóvenes, por tanto en edad fértil. No se sabe aún demasiado del efecto de dicha droga a nivel fetal. Sin embargo, se ha comprobado que provoca defectos a nivel del sistema nervioso central.

Anfetaminas

No está demostrado que tengan efecto teratógeno, pero sí se sabe que a nivel obstétrico tiene efectos similares a la cocaína, ya que produce desprendimiento de placenta y rotura de membranas, hipertensión, crecimiento intrauterino restringido y aumento de las tasas de parto prematuro.

Tabaco

Se ha demostrado que la dosis de nicotina en el líquido amniótico es superior a la dosis encontrada en sangre materna, un 50% superior. Dicha nicotina posee un efecto vasoconstrictor en las vellosidades de la placenta, lo que hace que el feto se desarrolle en un ambiente de hipoxia y disminuya su peso al nacer. Las madres fumadoras durante la gestación tienen más riesgo de sufrir abruptio de placenta, parto pretérmino, pérdidas gestacionales y rotura prematura de membranas.

Según estudios recientes, un recién nacido que se desarrolla en un ambiente de personas fumadoras, tiene más riesgo de sufrir una muerte súbita que los recién nacidos criados en ambiente sin tabaco. Ocurre lo mismo con el riesgo de sufrir un ligero retraso en la capacidad intelectual y motora del recién nacido. Como factor protector del tabaco se ha descrito una disminución de las tasas de preclampsia ​en madre fumadoras.

Alcohol

Al contrario de lo que se pensaba, se ha demostrado que el efecto nocivo del alcohol sobre el feto sí es dosis dependiente. El grado de afectación también depende de las semanas de gestación en las que se produzca el consumo. Los principales efectos negativos descritos del alcohol son el síndrome alcohólico fetal y el síndrome de abstinencia en el recién nacido. En el síndrome alcohólico fetal implica crecimiento intrauterino restringido, retraso mental, malformaciones craneales como microcefalia, alteraciones de la conducta, etc.

El profesional y la cercanía con el paciente

Para el profesional de la salud es crucial conocer a fondo el estado de un paciente antes de realizar cualquier otro procedimiento. En el embarazo esto resalta aún con mayor razón, debido a que este estado puede causar ciertas complicaciones en la salud de la paciente. Para dominar este campo y tener pleno conocimiento aplicable a estas situaciones, los profesionales de enfermería optan por la especialización como la opción más acertada.

TECH Universidad Tecnológica oferta una serie de especializaciones enfocadas en la alta calidad educativa. Esto ha permitido que su alumnado califique entre los mejores profesionales del mundo. En el caso de su Facultad de Enfermería, destacan gran cantidad de programas entre los cuales pueden hallarse el Máster en Enfermería en Medicina Interna y el Máster en Enfermería Nefrológica y Diálisis. Sin embargo, para aquel profesional que busca entrar en el ámbito de la gestación y el parto, no cabe duda que su mejor elección será el Máster en Patologías del Embarazo para Matronas.

Artículos relacionados

1 /

Compartir