Enfermería oncológica
La enfermería oncológica hace parte de como estos profesionales se especializan en la lucha contra estas enfermedades.
facultad de enfermería · oncología en enfermería
mar. 04 de may. 2021
0

El papel de los profesionales de enfermería oncológica exige constantemente responder a nuevas demandas por parte de la población, que deben ser afrontadas desde una visión interdisciplinar y consensuada, como garantía para mejorar los objetivos terapéuticos y de calidad de vida de los enfermos. El avance logrado en el control de la enfermedad provoca, a su vez, la presencia de efectos secundarios a veces tan devastadores como la propia enfermedad.

El cáncer se comporta como una enfermedad crónica, con fases agudas y períodos críticos que, a lo largo del proceso, logran superarse en más de una ocasión. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), anualmente se diagnostican más de 11 millones de casos nuevos de cáncer y se proyecta que esta cifra alcance los 16 millones en el año 2020.

La atención al paciente

Los pacientes diagnosticados de cáncer deben tener un acceso de atención oncológica de calidad, que cuente con los siguientes parámetros:

  • Atención sanitaria continuada y coordinada.
  • Atención multidisciplinar.
  • Igualdad de acceso a los recursos diagnósticos y terapéuticos.
  • Combinación del apoyo psicosocial en el plan terapéutico.
  • Ajuste de protocolos para los problemas y tratamientos más habituales.
  • Combinación de rehabilitación y reinserción sociolaboral en el proceso asistencial.

El manejo y cuidado del paciente oncológico es complejo y debe ser interdisciplinario. Este involucra una serie de procesos que, concatenados unos con otros, permiten que el paciente que acudió en busca de cuidado, cumpla su proceso en forma satisfactoria, sin incidentes y con su problema de salud, si bien no siempre resuelto, al menos manejado dentro de los cánones establecidos.

Los cuidados de enfermería oncológica, se han visto ampliamente favorecidos por la incorporación de estándares de seguridad-calidad y de la enfermería basada en la evidencia, que buscan, en primer lugar, no dañar y por supuesto, junto a ello, a pesar de la tecnologización de la medicina, asegurar una atención humanizada, cercana al paciente y su familia, quienes en definitiva buscan en los cuidados de enfermería la mano cariñosa que lo acompañe en esta extenuante carrera por recuperar su salud.

Enfermería oncológica

Hablar de enfermería sin mencionar a la pionera de la enfermería moderna, pareciera ser injusto. Es así como en 1854 Florence Nightingale, introduciendo medidas básicas de higiene y cuidados basados en sus observaciones, contribuye a la disminución de la morbi-mortalidad, alzándose como la promotora del correcto diseño sanitario de los hospitales de la época al enfrentar, en la guerra de Crimea, junto a un equipo de 38 enfermeras voluntarias entrenadas por ella, las duras y devastadoras condiciones sanitarias del hospital Scutari.

En este lugar encuentran a los soldados heridos recibiendo tratamientos inadecuados por parte de un mermado equipo sanitario, con escasos suministros médicos, pésima higiene y altas tasas de enfermedades infecciosas, como fiebre tifoidea, cólera y disentería, que en muchos casos resultaban en la muerte de los pacientes. Nightingale aún hoy con sus aportes y su visión de futuro, sigue guiando a nuevas generaciones de enfermeras profesionales, orientándolas hacia el pensamiento crítico y al uso de la evidencia en las buenas prácticas de enfermería.

Es así como entonces hablar de enfermería y en especial de enfermería oncológica, requiere, tal como ocurrió con Florence Nightingale, de un enfrentamiento en el día a día con la vida y con la muerte, con el cuidado de individuos que han sufrido la amenaza a uno de los bienes más preciados del ser humano, como es la salud y, por lo tanto, el haberse enfrentado a la pérdida de la seguridad y libertad que trae consigo una enfermedad oncológica.

La práctica de la enfermería oncológica se define como la prestación de servicios enfermeros profesionales y competentes, al individuo, familia o comunidad, en todo el proceso de su enfermedad, desde la prevención del cáncer a los cuidados del enfermo en situación terminal.

Calidad en el servicio

La enfermería oncológica, al igual que las otras especialidades, debe basarse en estándares de calidad y seguridad del paciente con el fin de ofrecer una atención regularizada que disminuya la variabilidad en la atención, asegure continuidad y establezca barreras para la prevención de eventos adversos que puedan afectar el cuidado.

La presente revisión muestra los caminos a través de los cuales se establecen estándares de seguridad propios, tanto para el manejo y administración de medicamentos oncológicos, como para el proceso del cuidado integral del paciente y su familia. Los primeros están basados en el marco de estándares internacionales de enfermería oncológica de la American Society of Clinical Oncology/Oncology Nursing Society Chemotherapy Administration Safety Standards (ASCOlONS) y los segundos en los estándares institucionales.

El desarrollo de una enfermería con visión de futuro debe traspasar también a la enfermería oncológica, estableciéndose un nuevo y gran proyecto con una estructura integral, que no solo incluye al personal de enfermería de primera línea en las áreas de atención hospitalizada y ambulatoria, sino que además debe incorporar el soporte y apoyo al paciente y su familia en todo momento, es decir, desde el diagnóstico hasta su salida del sistema, cualquiera sea la condición de esta salida.

La inclusión de un equipo de enfermería oncológica avanzada, del equipo de prevención primaria, secundaria y terciaria, del equipo de prevención de alto riesgo, de cuidados paliativos y dolor, de la unidad de apoyo al paciente oncológico, de enfermería en radioterapia y registro de tumores, entre otras, permite conocer la situación del paciente y su entorno e intervenir en las distintas etapas, brindándole así cuidados que se materializan a través del tiempo, en acciones coordinadas efectivas que ayudan a alcanzar las metas que en conjunto se han propuesto.

La enfermería oncológica en el mundo

Como entidad profesional de enfermería en España, la Sociedad Española de Enfermería Oncológica (SEEO), mantiene que los profesionales de enfermería que trabajan al cuidado de individuos con cáncer ofrecen a la población unos servicios específicos y representan una contribución a la lucha contra este problema de salud.

Así mismo, la SEEO es responsable de definir el ámbito de la práctica de la enfermería oncológica y determinar los estándares que guíen la práctica como medio de asegurar la calidad del servicio enfermero que se oferta a la sociedad. Los enfermos que padecen cáncer son individuos con necesidades personales que tienen derecho a vivir su vida de forma plena y a morir con dignidad.

El objetivo primordial de la atención se centra en responder a las necesidades individuales. Identificar las necesidades de los enfermos consultando con ellos y respetando sus elecciones, es la manera más efectiva de garantizar una atención de calidad y de preservar la autonomía del individuo. Todos los enfermos de cáncer tienen derecho a recibir el mejor tratamiento, cuidados y apoyo disponibles, con independencia de las diferencias sociales, políticas y económicas.

Se debe promover y enseñar a los enfermos y a sus familias a participar activamente en el establecimiento y la consecución de objetivos realistas para sí mismos. La enfermería debe iniciar y fomentar un enfoque interdisciplinar en la asistencia a enfermos con cáncer. Los profesionales de enfermería deben contribuir a la promoción de la salud y la prevención del cáncer.

La promoción de la salud y la educación no son exclusivas de la atención primaria, continúa con los propios enfermos de cáncer en cualquier ámbito. La investigación es primordial para mejorar la atención en oncología. Se debe ser conscientes de la responsabilidad a la hora de iniciar investigaciones y de apoyar a los profesionales en ello.

El profesional en enfermería oncológica

La enfermería es un campo amplio y extenso que exige vocación y profesionalismo. Por esta razón se ha hecho necesario que este cuerpo tan importante para la sociedad tenga pleno conocimiento en su campo de acción. En algunos campos la exigencia se hace tan alta que el profesional opta por la especialización, aportando así su esfuerzo intelectual y recursos profesionales a su labor.

En TECH Universidad Tecnológica se busca a diario alcanzar los más altos estándares de calidad educativa. La Facultad de Enfermería no escapa a esta afirmación y por ello es que programas como el Máster en Enfermería Escolar y el Máster en Enfermería Legal y Forense, hacen parte vital del proceso educativo. Sin embargo, el Máster en Enfermería Oncológica brinda herramientas al profesional para desarrollar de manera óptima y adecuada su labor en este campo.

Artículos relacionados

1 /

Compartir