Diagnóstico de la muerte
El diagnóstico de la muerte juega un papel importante en el peritaje que se debe realizar en la escena donde exista un difunto.
facultad de enfermería · enfermería legal y forense
mar. 08 de mar. 2022
0

En los últimos años, en los medios de comunicación españoles se han dado voz a algunos errores médicos cuando se ha realizado el diagnóstico de la muerte. Un ejemplo: Un hospital de una importante ciudad certificó la muerte de una niña prematura. El cadáver fue trasladado a una cámara frigorífica. Cuando el padre quiso ver el cadáver, el médico lo acompaño al depósito, siendo este, quien percibió algún pequeño movimiento de la pequeña. La recién nacida fue trasladada rápidamente a una sala de reanimación donde permaneció viva algunas horas.

El médico puede cometer errores en su labor, ya que es humano. Cuanto más difícil y complejo, sea el problema para diagnosticar e interpretar, se aumenta en mayor medida la posibilidad de errar. Aun contando con toda la dedicación integra del médico en el caso. Sin embargo, hay un diagnóstico en el que no cabría la posibilidad de error, que se le llama en términos médicos-jurídicos; IGNORANCIA INEXCUSABLE.

El diagnóstico de la muerte siempre ha sido de gran preocupación teniendo el miedo de ser enterrado vivo. En España deben pasar 24 horas para que empiecen algunos fenómenos que aseguran indudablemente que la persona ha pasado a la condición de cadáver, quedando fuera cualquier duda que pudiera haber. La muerte se caracteriza por el fin de las funciones vitales, incluyendo los tejidos, todos los aparatos, órganos, etc.; y cuando dejan de funcionar, esa sería la evidencia para diagnosticar la muerte. En su obra “Medicina Legal y Toxicología” el profesor Gisbert Calabuig, dice que para saber el diagnóstico exacto de la muerte, se utilizan:

  • Derivados del fin de las funciones vitales.
  • Los que se originan por el establecimiento de los fenómenos cadavéricos.

Diagnóstico clínico

Para establecer la muerte, es imprescindible la veracidad con la que se ha producido el fin definitivo de una de las tres ramas del trípode vital de Bichat.

Sistema Respiratorio

Una parada respiratoria puede ser debido a tres tipos:

  • Neurológicas.
  • Musculares.
  • Mecánicas.

Un fallo respiratorio puede deberse a causas de asfixia como:

  • Falta de oxígeno en el ambiente por humo, gases tóxicos, etc.
  • Secreciones en las vías aéreas en casos de edema pulmonar, Laringoespasmo, lengua retraída hacia la laringe, etc.
  • Interferencia con la respiración por depresión del centro respiratorio mediante fármacos o por traumatismo torácico.
  • Interferencia con la circulación: Infarto de miocardio, envenenamiento por monóxido de carbono y shock eléctrico.

Anteriormente, se propusieron otros medios de comprobación para ver si la persona había fallecido, como lo es: El neumatoscopio: en el que consistía en una mascarilla de goma acoplada a un tubo de vidrio, donde en el interior había un líquido coloreado. Al aplicar este instrumento a las vías respiratorias, la corriente de la respiración hace que el líquido se desplace.

Sistema Cardiovascular

El fin de la circulación de la sangre en el organismo, llevan unas consecuencias que pueden mostrarse por múltiples medios:

  • El más llamativo es el de la decoloración de la piel. • Al tacto, se percibe también una pérdida de temperatura, por lo que no se debe confundir con el enfriamiento cadavérico, que ya se verá más adelante.
  • La inexistencia de pulsos ya sean medidos por la ayuda de un tensiómetro, oscilómetro o por la palpación manual.
  • En la piel, las mucosas también pierden su coloración.
  • La exploración del polo anterior los ojos. Esta requiere algún mínimo de experiencia.
  • Observación de las alteraciones en el fondo del ojo: con el oftalmoscopio; puede observarse junto a la decoloración común a otros tejidos, que la arteria central de la retina se encuentra vacía.

En este caso, se deben destacar dos signos que siguen estando en pleno uso como son:

  • La transiluminación: mediante una linterna con puntero, permite comprobar que el rojo intenso que se muestra en una persona con transiluminación desaparece en el cadáver. Ejemplo: la punta de los dedos.
  • La provocación de estasis vascular periférica: se coloca una goma elástica en la base de un dedo. Si hay circulación, se visualizaran inmediatamente diferencias de coloración a un lado y otro de la goma. Hecho que no pasará si la circulación ha llegado a su fin.

Existen también muchas manifestaciones del cese del sistema cardiovascular, como el fin de la función respiratoria, pero se ha de insistir ante una aparente parada cardiorrespiratoria, ya que los esfuerzos han de ser dirigidos para mantener el funcionamiento del corazón.

Corazón

Un método accesible y utilizado por todo médico; la auscultación cardiaca revelará cualquier signo en los tonos. Hay un escalón más alto en cuanto a complejidad, que es la de hacer un electrocardiograma, que se debe manifestar plano o con una línea isoeléctrica. Otro método clásico es la cardiopuntura o la llamada akeidoperirastia de Middeldorf que permite ver las oscilaciones del extremo exterior de la aguja y administrar fármacos. En caso de usar el método de la cardiopuntura se deberá:

  • Conectar una aguja de 20-22G a una jeringa con adrenalina.
  • Insertar la aguja en un ángulo recto con la pared torácica, en el 4º o 5º espacio intercostal y a 3 centímetros del borde izquierdo del esternón, mientras se aspira.
  • Hacer la inyección solamente cuando aparece sangre libre en la luz de la jeringa.

Sistema Nervioso

La demostración del fin de sus funciones implica un diagnóstico de muerte cierta.

  • Central.
  • Periférico; fin de la contracción muscular vital; la comprobación de la dilatación de las pupilas. Es uno de los métodos más utilizados.

Con la revisión de unos cuantos signos de muerte expuestos hasta ahora, sería imposible equivocarse al hacer un diagnóstico de muerte.

Diagnóstico tanatológico

A partir de los cambios que iban sucediendo en el cuerpo de un cadáver, como consecuencia se expuso unos signos y técnicas para comprobar que en realidad esa persona había fallecido.

  • Unas basadas en el cambio de pH.
  • Otras revisaban el fin de las reacciones de oxidación y reducción, fundamentales para la vida.

Fenómenos cadavéricos

Lividez

Es el cambio de la percepción del color de la superficie del cadáver, provocado por el fin de la circulación sanguínea.

Deshidratación

Aquí el signo más perceptible es la perdida de la transparencia de la córnea, debido a la perdida de líquidos y a la falta del reflejo de parpadeo.

Enfriamiento

Es la perdida inicial de temperatura debida al fin de la circulación sanguínea, visible casi de inmediato, se podrá constatar la temperatura corporal al igualarse con la ambiental. Otro signo es la existencia de diferentes temperaturas en diferentes partes del cadáver. Las partes declives, mostrarán temperaturas más elevadas que las que están de forma opuesta. Este fenómeno está unido directamente a la aparición de la lividez.

Rigidez

Tras un estado de flacidez muscular después del fallecimiento, la rigidez aparece en todos los músculos.

Valoración profesional

El profesional en salud juega un papel importante en el diagnóstico de cualquier ser humano. Es él quien cuenta con amplios conocimientos para realizar un análisis y evaluación óptimo en el momento de que la salud del paciente se vea afectada. Esto va mucho más allá de lo que puede suceder en un consultorio; y es allí donde entra el peritaje forense, donde este profesional deberá utilizar sus conocimientos para evaluar los posibles situaciones que se hayan dado con una víctima que terminó en muerte.

TECH Universidad Tecnológica se enfoca en la capacitación adecuada para los profesionales de diversas áreas, manteniendo un portafolio actualizado con referencia en ello. Uno de los más claros representantes de esta afirmación en su Facultad de Enfermería, donde se encuentran posgrados tales como el Máster en Dirección y Monitorización de Ensayos Clínicos y el Máster en Avances en Fitoterapia Aplicada. Sin embargo, para aquellos profesionales que buscan dominar el campo del peritaje forense, no cabe duda que su mejor elección será optar por el Máster en Enfermería legal y forense.

Artículos relacionados

1 /

Compartir