Cuidados intensivos
Podría decirse que los cuidados intensivos son el área más compleja y delicada de un centro de salud, ya que allí se salvaguarda la vida del paciente.
facultad de enfermería · cuidados intensivos en enfermería
jue. 28 de ene. 2021
0

En este artículo intentaremos definir en qué consisten los servicios de cuidados intensivos hospitalarios. Conociendo un poco mejor las características generales de los mismos, podremos paliar en cierto modo esa sensación de indefensión y temor que, a menudo, nos invade al enfrentarnos por primera vez a un entorno laboral desconocido.

El R.D. 1277/2003, por el que se establecen las bases generales sobre autorización de centros, servicios y establecimientos sanitarios, define la unidad de medicina intensiva como “una unidad asistencial en la que un médico especialista en medicina intensiva es responsable de que se preste la atención sanitaria precisa, continua e inmediata, a pacientes con alteraciones fisiopatológicas que han alcanzado un nivel de gravedad tal que representa una amenaza actual o potencial para su vida y, al mismo tiempo, son susceptibles de recuperación”.

Desde nuestro punto de vista profesional como enfermeras, esta definición tiene connotaciones muy biomédicas y carece del concepto clave de nuestra labor: los cuidados. Es por eso que nos podemos sentir más identificadas con la que ofrece la EESCRI (Estadística de establecimientos sanitarios con régimen de internado). Este define la unidad de cuidados intensivos como “aquella destinada a la atención de enfermos que requieren cuidados y monitorización intensiva”.

En ambas situaciones se nos sugiere la gravedad del paciente que se atiende. Por lo tanto, por definición, las UCIs deben poder atender a pacientes que se sitúan en los niveles 2 y 3 de cuidados críticos de acuerdo con la clasificación del departamento de salud del Reino Unido y que se detallan en la siguiente tabla:

Cuidados intensivos: UCI’S

Aunque las UCIs pueden variar mucho en forma, organización, protocolos, etc de un hospital a otro, es cierto que todas ellas reúnen unas características comunes: son espacios destinados al cuidado de pacientes en estado crítico, con personal muy cualificado y especializado y con recursos materiales altamente tecnológicos. Todas estas características no hacen sino incrementar esa sensación abrumadora para el nuevo profesional de la que hablábamos antes.

Para describir cómo debería ser una unidad de cuidados críticos vamos a basarnos en los estándares y recomendaciones del ministerio de sanidad y política social para la creación y funcionamiento de unidades de cuidados intensivos, citada en la bibliografía. La unidad de cuidados intensivos requiere las siguientes condiciones.

Condiciones de una UCI

  • Espacio con capacidad para recibir tratamiento encamado por 4 profesionales sanitarios así como espacio para los equipos de monitorización y sistemas de soporte vital necesarios y para otros equipos portátiles puntualmente necesarios (ecógrafo, radiología).
  • Dotación suficiente de tomas eléctricas y gases medicinales que se resuelven mediante cabeceros colgados que permitan la libre circulación del personal y el acceso al paciente.
  • Privacidad visual mientras se está realizando algún procedimiento o asistencia de emergencia.
  • Aseo adaptado a personas en sillas de ruedas.
  • Disponibilidad de iluminación natural y visión exterior que ayude a la recuperación del ritmo circadiano y a la orientación temporal del paciente.
  • Espacio suficiente alrededor de la cama para poder atender al paciente desde cualquier punto, incluyendo la cabecera (cama exenta).
  • El control de enfermería debe permitir la observación visual de los pacientes ingresados. • Dotación de espacio y equipamiento para el lavado de manos clínico.
  • Nivel de iluminación suficiente para la exploración y observación.
  • Espacio para el almacenamiento de material estéril, fármacos y equipamiento, con dimensiones de puertas adecuadas.
  • Apoyo intensivo de servicios clínicos urgentes (laboratorio, radiodiagnóstico).
  • Espacio para la redacción de informes clínicos, sesiones clínicas y tareas administrativas de la unidad.
  • Espacio para el médico de guardia durante la noche.
  • Descanso del personal con dotación de equipamiento para el refrigerio sin necesidad de salir de la unidad.
  • Espacio polivalente para reuniones, sesiones clínicas y docencia dentro de la unidad.
  • Accesibilidad a familiares y visitas, con condiciones de privacidad adecuadas para facilitar al familiar la información sobre el estado de salud del paciente.

Cuidados intensivos: trato al paciente

En cuanto al tipo de paciente y la asistencia que se presta al mismo, debemos saber que ha habido una evolución. De esta forma, acortándose la duración de la estancia media y aumentando la gravedad del paciente atendido. El tiempo también ha permitido madurar la idea de que estas unidades son necesarias en todas las etapas de la vida, dando lugar a la creación de nuevas UCIs tanto de adultos como pediátricas y neonatales.

En la UCI llevamos a cabo intervenciones para manejar situaciones fisiológicas tan delicadas que comprometen la vida del paciente. Dos de estas intervenciones son pilares de la unidad: los cuidados críticos de enfermería y la monitorización del estado del paciente. A estos le debemos sumar otra serie de soportes terapéuticos que serán más específicos según la patología particular de cada paciente.

«La disminución de la calidad del sueño es bastante común en las Unidades de Cuidados Intensivos. Entre los principales factores que la producen encontramos la gravedad de la enfermedad, la ventilación mecánica, los ruidos producidos por máquinas y personal y los propios cuidados de enfermería.»

Todas las UCIs son capaces de proporcionar cuidados generales de los que se puede beneficiar cualquier tipo de paciente. Pero es cierto que la tendencia a la especialización conlleva el desarrollo dentro de la unidad de una o varias áreas de cuidados concretos.

Así surge la UCI pediátrica (UCIP) que proporciona cuidados al niño críticamente enfermo. Las unidades coronarias donde se realiza la atención crítica al paciente con enfermedades cardiacas, las unidades de trauma y/o las unidades de quemados críticos. Además claro, de las UCIs polivalentes donde podemos encontrar pacientes respiratorios, intoxicados, perioperatorios, fallos multiorgánicos, politraumatizados, septicemias y un largo etcétera.

Contextualización del conocimiento

Además, el nivel de especialización de la unidad y las patologías que este permita atender, dependerán en gran parte del tipo de hospital en el que está integrada la UCI, siendo los hospitales universitarios y de tercer nivel los que presentan los más altos niveles de especialización, experiencia y pluripatologías.

Resumiendo, podemos definir la UCI como un equipo multidisciplinar de profesionales sanitarios que proporciona asistencia en un espacio concreto dentro de un hospital, cumpliendo unos requisitos funcionales, estructurales y organizativos que garanticen condiciones de seguridad, calidad y eficiencia en la atención a pacientes que, siendo susceptibles de recuperación, requieran soporte respiratorio básico o complejo y/o cualquier tipo de soporte que solucione una situación de gravedad vital real o potencial.

Podemos de alguna manera, contextualizar la información de manera completa con el fin de ampliar nuestros conocimientos, pero aun así esto no estaría completo. El área de cuidados intensivos es la que mayor atención requiere, debido al tipo de pacientes con los que debe tratar.

TECH Universidad Tecnológica busca capacitar al personal de manera idónea e íntegra. Para ello, destinó gran parte de sus recursos a su Facultad de Enfermería, dando así una solución y respuesta a esta necesidad exigida por el mercado laboral del ámbito salud. En esta facultad se pueden encontrar especializaciones de alta calidad enfocadas en la excelencia tales como el Máster en Hospitalización Domiciliaria para Enfermería y el Máster en Lactancia Materna para Enfermería, buscando siempre el bienestar y salud colectivos.

Por otro lado, se encuentra el Máster en Enfermería en Cuidados Intensivos, el cual se enfoca en esta área hospitalaria tan delicada y rigurosa. Allí el profesional podrá dominar a través de 10 módulos, temáticas como la tratada en este artículo, durante un año completo.

Artículos relacionados

1 /

Compartir