Cristalino del ojo
El cristalino del ojo hace parte de los diversos componentes del ojo, jugando un papel crucial, ya que es el quien se encarga del enfoque de objetos desde lejos o cerca.
facultad de enfermería · oftalmología
vie. 30 de jul. 2021
0

La lente (o cristalino del ojo) es una estructura transparente y biconvexa situada detrás del iris y la pupila, y delante del cuerpo vítreo. La convexidad de su cara anterior es menor que la de su superficie posterior. Los puntos centrales de las superficies anterior y posterior se denominan polo anterior y posterior, respectivamente. Una línea que une los polos forma el eje del cristalino y la circunferencia marginal del cristalino se denomina ecuador. El ecuador de la lente está rodeado por los procesos ciliares del cuerpo ciliar, se encuentra a 0,5 mm de ellos.

El cristalino, que tiene una flexibilidad considerable, se mantiene en posición por los ligamentos suspensivos o suspensorios. El poder dióptrico de todo el ojo es de unas 58 dioptrías, siendo la córnea la responsable de la mayor parte de esta capacidad de refracción. El cristalino solo contribuye con unas 15 o 20 dioptrías a la potencia total. La importancia del cristalino es que puede cambiar su poder dióptrico, permitiendo que los objetos cercanos y lejanos se enfoquen en la retina. El rango de poder dióptrico se reduce con la edad, siendo de unas 8 dioptrías a los 40 años, y solo de 1 a 2 dioptrías a los 60 años.

El cristalino tiene un índice de refracción de aproximadamente 1,36 en la periferia y 1,4 en la zona interior. La lente continúa creciendo a lo largo de la vida, midiendo unos 6,5 mm de diámetro al nacer y 10,00 mm en el adulto. También aumenta su grosor, que puede llegar a los 5 mm en los ancianos.

Catarata

En esta condición la lente se vuelve opaca. La catarata senil es la forma más común, y debe ser distinguida de varios grados de esclerosis nuclear, mencionados anteriormente; sin embargo se desconoce la causa de la catarata senil. Esta se caracteriza por la acumulación de productos metabólicos dentro de las fibras del cristalino y por una alteración del equilibrio osmótico del cristalino y el humor acuoso. Otras formas de catarata congénitas son: las asociadas con otras enfermedades intraoculares, las que se producen después de un trauma ocular y las asociadas con enfermedades sistémicas, como la diabetes mellitus y la esclerodermia.

Cirugía de cataratas

El tipo de cirugía de cataratas que se realiza con más frecuencia se denomina facoemulsificación. En este procedimiento, el núcleo denso del cristalino se rompe (emulsiona o emulsifica) mediante un instrumento de ultrasonido y los trozos se extraen por aspiración. Existen varios métodos para romper el cristalino, entre ellos la división en trozos, cada uno de los cuales se rompe, se facoemulsifica, y los restos se aspiran a través de la abertura en la pared anterior de la cápsula del cristalino.

Otra técnica se llama «phaco chop» o «stop and chop». En este procedimiento se aprovecha la estructura lamellar del núcleo de la lente ejerciendo presión con un pequeño instrumento de hendidura, ya sea desde el frente de la lente o combinado con la presión de la parte posterior de la misma. Por este medio, el lente se divide a lo largo de sus líneas de fractura normales en trozos más pequeños, que luego pueden ser emulsificados con seguridad.

Cápsula del cristalino del ojo y cirugía de cataratas

Debido a que gran parte de la cirugía de cataratas actual se realiza dentro de la cápsula de la lente y las lentes intraoculares se insertan dentro de ella, el conocimiento de la consistencia de la cápsula, sus dimensiones normales y su capacidad de estiramiento para aceptar la lente intraocular es muy importante clínicamente. La naturaleza elástica de la cápsula permite que se extraiga cuidadosamente un trozo circular de la pared anterior (capsulorrexis). Si este procedimiento se lleva a cabo sin desgarrar la cápsula (capsulorrexis circular continua – CCC), puede realizarse con seguridad durante la introducción de una lente intraocular.

Hipermetropía:

En esta condición, o bien el globo ocular es demasiado corto anteroposterior, o bien el cristalino del ojo no es lo suficientemente fuerte como para doblar los rayos de luz lo suficiente. En cualquier caso, los rayos de luz paralelos que entran en el ojo no pueden enfocarse con nitidez en la retina, y la imagen queda detrás de la retina. Para ver claramente un objeto distante la persona hipermétrope aumenta la fuerza del cristalino del ojo por acomodación.

Solo entonces la imagen puede ser enfocada en la retina. Por lo tanto, un individuo así es incapaz de enfocar un objeto cercano, y se le llama hipermétrope. Esta condición puede ser corregida colocando una lente convexa delante del ojo, como en el uso de gafas.

Miopía

En esta condición, el globo ocular es demasiado largo antero-posterior o, raramente, el cristalino del ojo es demasiado potente. En cualquier caso, los rayos de luz paralelos que entran en el ojo no pueden enfocarse con nitidez en la retina, y la imagen cae delante de la retina. Un individuo así es incapaz de ver claramente un objeto distante. Sin embargo, si el individuo se mueve cerca del objeto, la imagen eventualmente se enfoca con nitidez en la retina, y se considera a la persona miope. Esta condición puede corregirse colocando una lente cóncava delante del ojo para desviar los rayos de luz, como en el uso de gafas.

Astigmatismo

En el caso del astigmatismo, la luz procedente de los objetos y que entra en el ojo se enfoca en más de un punto de la retina. Esto genera una visión borrosa y distorsionada, ya que en los ojos emétropes (sin graduación) las imágenes se enfocan en un único punto de la retina. Dependiendo de la edad del paciente, de su agudeza visual y del tipo de astigmatismo que padezca o de la graduación que presente, puede percibir o no síntomas y estos pueden ser diversos.

En general, el principal síntoma es la percepción borrosa o distorsionada, tanto de los objetos lejanos como de los cercanos. También es habitual la dificultad de percibir pequeños detalles a todas las distancias. En los casos en los que aparece asociado a la hipermetropía es habitual que el paciente sufra fatiga visual, enrojecimiento, picor y escozor de ojos, mareos o dolores de cabeza debido al sobre esfuerzo que realiza el ojo para enfocar las imágenes.

Presbicia

Con el aumento de la edad, el cristalino pierde su elasticidad. Como resultado, el individuo es incapaz de acomodarse a la visión de cerca porque el cristalino no puede asumir una forma esférica. Para que una persona mayor pueda ver con claridad tanto los objetos cercanos como los distantes a menudo es necesario utilizar gafas bifocales. La parte superior del cristalino permite enfocar los objetos distantes, y la parte inferior, que es más fuerte, permite enfocar los objetos cercanos, como el material de lectura.

La oftalmología y la salud visual

La salud comprende cada una y todas las partes de nuestro cuerpo, incluyendo los diferentes sistemas que nos forman como seres humanos. El hecho de sentirnos incapaces de realizar alguna acción que otros pueden realizar con facilidad, ya es una clara señal de requerir ayuda médica. Por esta razón, nuestros ojos entran en este ámbito, ya que siendo una de nuestras herramientas principales, debemos cuidarlos como es debido.

TECH Universidad Tecnológica se ha posicionado actualmente como la mayor universidad virtual del mundo. Esto se ha logrado debido a su amplio portafolio, que a la fecha cuenta con más de 7000 programas educativos, y sigue en aumento. Dentro de esta amplia gama de especializaciones podemos hallar la Facultad de Enfermería. Allí es posible encontrar programas educativos de alta demanda laboral como son el Máster en Enfermería Oncológica y el Máster en Vacunas en Enfermería. Sin embargo, para aquel profesional que busca especializarse en el ámbito de la salud visual, no cabe duda que su elección debería ser el Máster en Enfermería en el Servicio de Oftalmología.

Artículos relacionados

1 /

Compartir