Consulta de enfermedad renal crónica avanzada
La consulta de enfermedad renal crónica avanzada permite predecir el avance de la enfermedad antes que suceda.
facultad de enfermería · nefrología
mar. 05 de oct. 2021
0

La etapa prediálisis abarca desde que la enfermedad renal crónica (ERC) es conocida y diagnosticada mediante la consulta de enfermedad renal crónica avanzada; bien por atención primaria o bien por nefrología o cualquier otro especialista médico. Esto hasta que el avance de la enfermedad hace que el paciente necesite para seguir viviendo cualquiera de las técnicas existentes para suplir la función renal en el organismo. Se llama enfermedad renal crónica avanzada (ERCA), cuando el paciente presenta un filtrado glomerular (FG) por debajo de 30ml/min/1.72m2 ; es decir, está en el estadio 4 de la enfermedad.

El avance en el estudio y tratamiento de la ERC ha hecho que ésta pase de ser una enfermedad grave y que debía ser tratada exclusivamente por nefrólogos, a ser una enfermedad de gravedad variable. Los pacientes deben ser remitidos al especialista en nefrología por parte de atención primaria cuando presenten un filtrado glomerular (FG) por debajo de 30 ml/min/1.73m2, cuando presenten una albuminuria > a 300 mg/g independientemente de la tasa de FG o alguno de los siguientes criterios de progresión:

  • Cociente A/Cr >300mg/g (equivalente a proteinuria >300mg/24h), indistintamente de su FG.
  • FG <30ml/min/1,73m2, excepto en mayores de 80 años sin signos de daño renal o signos de alarma o comorbilidad asociada grave y expectativa de vida corta.
  • FG 30-60ml/min/1,73m2, con signos de alarma o con progresión de la insuficiencia renal.
  • Deterioro agudo de la función renal (caída del FG >25%) en menos de un mes descartados factores exógenos.
  • Pacientes que presenten progresión insuficiencia renal:
  • Progresión a una categoría superior o más grave deterioro de la función renal (estadio 1-5), o de albuminuria (<30,30-299, >300mg/g).
  • Descenso del FG >5ml/min/1.73m2/año o >10ml/min/1,73m2 en cinco años.

Detección precoz

Existen estudios que avalan que la detección precoz y la remisión adecuada a nefrología de los pacientes con ERC mejoran la morbilidad a largo plazo y disminuye los costes tanto para el paciente como para el sistema sanitario, ya que permite:

  • Identificar precozmente las causas reversibles de ERC.
  • Disminuir la velocidad de progresión de la enfermedad renal.
  • Disminuir la morbi-mortalidad cardiovascular asociada a la ERC.
  • Preparar al paciente de forma adecuada para la diálisis en caso de que esta sea necesaria.
  • Disminuir la mortalidad los primeros meses tras el inicio de la terapia renal sustitutiva (TRS).
  • Disminuir las estancias hospitalarias y en general disminuir los costes sanitarios asociados a la ERC.

Sin embargo, la atención nefrológica en esta fase avanzada de la enfermedad, encaminada fundamentalmente al control de síntomas fisiológicos/ bioquímicos, no es suficiente para la atención integral y de calidad de los pacientes, apareciendo la consulta ERCA como una forma de optimizar y mejorar la atención ofrecida. La consulta ERCA surge en la década de los 90 como una consulta para ofrecer un cuidado multidisciplinar al paciente con ERC y una propuesta de mejora para el complejo cuidado del paciente en la etapa prediálisis.

Esta consulta multidisciplinar, para ofrecer una atención que abarque todas las esferas del individuo y un completo cuidado del paciente en esta etapa, debe contar al menos con un Nefrólogo y una Enfermera especialista en Nefrología. También resulta imprescindible la colaboración de Radiólogos Intervencionistas, un especialista en Nutrición, Asistencia Social, Psiquiatría-Psicología, Cirugía Vascular, Cirugía General y profesionales de la Unidad de Cuidados Paliativos de Atención Primaria.

Guías de consulta

La Sociedad Española de Nefrología (SEN) publicó en el año 2008, una serie de guías donde desarrolló la estructura, contenido y funciones de la consulta ERCA, con los siguientes objetivos:

  • Objetivo principal: proporcionar un cuidado integral del paciente con ERCA, en el que se contemplen: Asistencia, Información, Formación, Educación e Investigación consensuada.
  • Objetivos parciales prioritarios:
  • Asistencial, con actuaciones centradas en: promover la referencia precoz al nefrólogo; retrasar la progresión de la ERC; prevenir y tratar las complicaciones de la ERCA (anemia, osteodistrofia renal, malnutrición, acidosis, …); modificar o tratar la comorbilidad asociada (HTA, dislipemia, tabaquismo, etc.); y coordinarse con la Unidad de Cuidados Paliativos, dependiente de Atención Primaria, en caso de que el paciente requiera solo tratamiento conservador. Todo ello con un esquema de funcionamiento como unidad de alta resolución.
  • Información al paciente e inclusión del mismo en un Programa de Formación o Educación progresiva en autocuidados: información sobre ERC y sus posibilidades de tratamiento para una elección independiente, y preparación para el inicio de la TRS (vacunación, acceso…).
  • Análisis de Calidad Asistencial, mediante el seguimiento de marcadores de calidad asistencial directos (indicadores bioquímicos de morbi-mortalidad, inicio programado de diálisis, etc.); Calidad de vida y Satisfacción del usuario.

Consulta de enfermería ERCA

La atención ofrecida por enfermeras especializadas en la etapa ERCA en conjunto con la atención nefrológica, ha demostrado tener resultados positivos, apareciendo mejoría en los resultados clínicos de aquellos pacientes que la han tenido. El desarrollo de la consulta de enfermería ERCA ha sido lento y deficiente, no existiendo, aún en la actualidad en todos los hospitales y centros de referencia.

Esta consulta nació al amparo de la diálisis peritoneal, como una consulta dirigida por enfermeras especialistas donde se preparaba y educaba al paciente para la realización de la técnica peritoneal. En los últimos años se ha vivido un desarrollo de la disciplina enfermera, que ha pasado de ser puramente la asistente del médico, a ser una figura con entidad y desarrollo propio, realizando actividades de prevención, promoción y rehabilitación de la salud.

La enfermera de la consulta ERCA es una enfermera especialista que ha adquirido la base de conocimiento experto, las capacidades de adopción de decisiones complejas y las competencias clínicas necesarias para el ejercicio profesional ampliado, incluyendo la participación del paciente en la toma de decisiones y adaptando su actividad profesional a un abordaje complejo y multidisciplinar del paciente en cada caso.

La enfermera nefrológica

La Sociedad Española de Enfermería Nefrológica, publica en el año 2015 el documento “Práctica enfermera en pacientes con ERC. Documento de consenso para el Ministerio de Sanidad” , en el que establece los siguientes objetivos de la Enfermera Nefrológica de la consulta ERCA:

  • Generales:
    • Contribuir como integrante del equipo multidisciplinar al adecuado tratamiento del paciente renal.
    • Velar por el cumplimiento de la toma de decisiones del paciente ante las diferentes modalidades de tratamiento renal sustitutivo (TRS).
    • Contribuir a la sostenibilidad y a la mejor planificación del TRS.
  • Específicos:
    • Potenciar el empoderamiento del paciente para que estos puedan decidir sobre los distintos tipos de TRS o rechazo a tratamiento.
    • Velar por el derecho a la autonomía del paciente, promoviendo la figura del informador del paciente y apoyar al paciente en la decisión sobre TRS.
    • Aumentar la calidad y eficiencia del proceso de educación del paciente con ERC en todas las etapas de la enfermedad.
    • Potenciar los autocuidados y autonomía del paciente.
    • Conservar el mayor tiempo posible la función renal, retrasando en lo posible la progresión de la enfermedad.
    • Optimizar la calidad de vida del paciente.
    • Colaborar en la disminución de la comorbilidad en pacientes con ERC.
    • Garantizar la coordinación en la planificación del acceso vascular y/o catéter peritoneal.
    • Velar por la entrada del paciente en la técnica sustitutiva elegida, evitando complicaciones y uso de accesos temporales. La enfermera de la consulta deberá estar formada en técnicas de entrevista clínica, técnicas de comunicación y educación sanitaria, así como debe poseer las habilidades de empatía, calidez, concreción, respeto y asertividad.

La nefrología como práctica

La enfermería es un campo que requiere de disciplina, ética y conocimientos avanzados. Es por esta razón que no muchos de los aspirantes a esta profesión logran culminar su proceso. Por esta razón, es necesario que el enfermero moderno busque más allá de sus conocimientos y avance en los mismos, capacitándose y mejorando su perfil cada día.

El profesional es el principal objetivo de TECH Universidad Tecnológica, y es por ello, que esta institución pone a disposición su portafolio educativo. Dentro de este, se pueden hallar programas como el Máster en Enfermería en el Servicio de Neumología y el Máster en Vacunas en Enfermería, provenientes de su Facultad de Enfermería. Por otra parte, para aquellos profesionales que buscan enfocarse en el área de las enfermedades renales, no cabe duda que su mejor elección será el Máster en Enfermería Nefrológica y Diálisis.

Artículos relacionados

1 /

Compartir