Conceptos generales de la ostomía
Los conceptos generales de la ostomía hacen parte de la información básica para el profesional de esta área.
facultad de enfermería · digestivo
mié. 26 de may. 2021
0

Los conceptos generales de la ostomía son de gran ayuda tanto para el profesional como para el paciente. Los mismos ayudarán al mismo a comprender el funcionamiento y adecuado desarrollo de este procedimiento tan complejo. Debido a la condición en la que puede encontrarse el paciente es necesario conocer tanta información acerca de esto como sea posible. En el presente artículo veremos un poco de ello.

Concepto de ostomía

Una ostomía es la exteriorización, creada por medio de una intervención quirúrgica, de una víscera hueca a la pared abdominal o a cualquier otra zona corporal. Realizada mediante una abertura a la que se le denominará estoma, con el objetivo de expulsar al exterior sustancias de deshecho; (orina, heces, secreciones respiratorias, etc.) y recogerlas en un dispositivo destinado para tal fin. También para introducir en el organismo sustancias con fines terapéuticos y nutricionales a través de ostomías de alimentación.

El órgano que se exterioriza determina el nombre de la intervención. Empieza con el prefijo del órgano y termina en el sufijo “-ostomía” (col-ostomía, ile-ostomía, ur-ostomía, traque-ostomía, gastr-ostomía). Ante cualquier patología, siempre se intenta evitar la realización de una ostomía. Esto debido a los inconvenientes que esta supone para el paciente y las complicaciones que puede conllevar.

Sin embargo, la ostomía tiene sus indicaciones, por lo que debe ponerse especial cuidado a cada uno de los pasos. Todo ello desde el momento en que se decide que un paciente es candidato a ser portador de esta. La preparación preoperatoria, la técnica quirúrgica y los cuidados postoperatorios contribuyen al buen funcionamiento del estoma. Además de la disminución de las complicaciones relacionadas con el mismo y, por tanto, a mejorar la calidad de vida del paciente.

La colaboración entre el cirujano y el enfermero/a estomaterapeuta, junto con la creación de nuevas técnicas quirúrgicas y la disponibilidad de una amplia gama de productos para el cuidado del estoma, son factores que disminuyen la frecuencia de las complicaciones de los estomas.

Tipos de ostomía según su permanencia

Las ostomías pueden ser temporales o definitivas según la irreversibilidad de la causa que ocasionó su realización. Este hecho condiciona, en cierto modo, la técnica quirúrgica. En la confección de un estoma temporal, debe tenerse siempre presente el siguiente principio: “un estoma temporal debe realizarse como si fuera definitivo”, ya que no siempre se dan las condiciones necesarias para poder reconstruirla, aun cuando está fuera de la idea inicial.

En ambas situaciones, las personas que las padecen necesitan un importante apoyo individual en forma de educación en el cuidado del estoma, de orientación nutricional, de información y asesoramiento ante las posibles complicaciones que se puedan presentar para alcanzar una vida absolutamente normal.

  1. Temporales: en aquellas situaciones en las que se pretende excluir, por un tiempo, una zona del paso de los desechos para favorecer de este modo su recuperación. Posteriormente, se procede al cierre de la ostomía (mediante cirugía) y a la unión o anastomosis, de modo que se restablezca el tránsito normal.
  2. Definitivas: en aquellas situaciones en las que se extirpa la zona del órgano afectada de manera definitiva y no es posible reconstruir el órgano ni el tránsito de manera funcional o no se recomienda hacer por posibles complicaciones secundarias.

Tipos de ostomías según su funcionalidad

Según la zona afectada, se pueden encontrar ostomías a lo largo de todo el aparato digestivo, las vías urinarias y el aparato respiratorio.

Digestivas:

Son aquellas ostomías que se encuentran a lo largo de todo el aparato digestivo. Habitualmente se van a realizar lo más próximo posible a la zona afectada. Existen 2 tipos según su función:

Eliminación

Son aquellas que se realizan para expulsar al exterior las sustancias de deshecho de cualquier tramo del tubo digestivo. Enfermedades como el cáncer de colon, cáncer de recto, diverticulitis con peritonitis intensa, infartos intestinales, traumatismos graves, problemas anales complejos, etc., pueden requerir de una ostomía de eliminación generalmente temporal, en la que el intestino se reconstruirá en una segunda cirugía.

En casos de cáncer de recto bajo y avanzado, tumor de ano, colitis ulcerosa complicada, etc., se requiere de una ostomía de eliminación definitiva. Estos estomas pueden estar localizados en cualquier tramo del tubo digestivo, pero siempre son proximales a la zona afectada.

Colostomía

Se utiliza cuando la porción intestinal que se exterioriza es cualquier tramo del intestino grueso. Su ubicación dependerá de la porción exteriorizada. Si se exterioriza la primera porción (colon ascendente), el estoma quedará localizado en el lado derecho del abdomen, siendo las heces de consistencia líquida o semilíquida y la eliminación frecuente. Si la derivación se realiza en la porción intermedia (colon transverso), el estoma normalmente queda por encima del ombligo o en un lateral.

En este caso las heces son semisólidas y de expulsión intermitente. Si se exterioriza la última porción (colon descendente o sigmoideo), el estoma quedará en el lado izquierdo del abdomen y las heces serán sólidas, formadas, similares a las expulsadas por el ano antes de la cirugía y la expulsión será intermitente. El estoma será de color rojizo. Estas son las más frecuentes.

Ileostomía

Se requiere cuando la porción intestinal que se exterioriza en el abdomen es la última del intestino delgado (Íleon). Suelen situarse en el lado derecho. El contenido digestivo que sale por una ileostomía suele ser líquido muy irritante, por lo que el estoma suele realizarse a modo de tetón para que las heces sean expulsadas a la bolsa y así evitar la irritación de la piel periestomal. El débito suele expulsarse de manera continua. El estoma también será rojizo.

Alimentación

Son aquellas cuyo objetivo es la instilación de sustancias nutrientes en el tubo digestivo para permitir la nutrición enteral del paciente cuando, por la situación general del mismo (por ejemplo, lesiones neurológicas) o por patología de los tramos proximales digestivos, el paciente está inhabilitado para la alimentación oral. Se indican cuando estas patologías son definitivas o se prevé un tiempo de inhabilitación muy prolongado.

Suelen realizarse siempre en las zonas proximales del tubo digestivo para permitir la digestión y absorción de los nutrientes. Están indicadas en enfermedades sistémicas (lesiones neurológicas graves, demencia senil avanzada, enfermedades neurológicas degenerativas, etc.) y en pacientes con patologías digestivas (estenosis esofágicas, gástricas o duodenales, benignas o malignas, dehiscencias de anastomosis en tramos altos, pancreatitis aguda grave, etc.).

Gastrostomía

Se introduce mediante endoscopia por medio de un orificio en el abdomen o una sonda en el estómago, a través de la cual se va a nutrir al paciente. Es el método de elección en situaciones de nutrición enteral prolongada, ya que previene las complicaciones más habituales de la sonda nasogástrica (obstrucción, recambios frecuentes, imposibilidad de colocación por estenosis esofágica, entre otros.). Es de fácil manejo, lo que permite su uso en pacientes ambulatorios por parte de cuidadores no cualificados.

Yeyunostomía

A través del abdomen se introduce una sonda en la parte media del intestino delgado (yeyuno). Se realiza en pacientes sometidos a cirugía gastrointestinal alta para permitir la nutrición enteral en el postoperatorio inmediato y se recomienda en pancreatitis y en aquellos casos en los que se desea reducir el riesgo de aspiración.

El profesional de salud y su papel en la ostomía

TECH Universidad Tecnológica se categoriza actualmente como la mayor universidad virtual del mundo. En ella es posible hallar diversidad de programas educativos enfocados en la excelencia educativa. Tal es el caso de su Facultad de Enfermería, donde pueden hallarse especializaciones tales como el Máster en Enfermería en Cuidados Intensivos y el Máster en Cuidados Paliativos para Enfermería.

Por otra parte, para aquellos profesionales que deseen ejercer su acción profesional en el campo revisado en el presente artículo, el Máster en Ostomías para Enfermería llenará sus expectativas por completo.

Artículos relacionados

1 /

Compartir