Bases pedagógicas para la educación para la salud
Las bases pedagógicas para la educación para la salud son el primer acercamiento por parte del profesional a la enseñanza del autocuidado.
facultad de enfermería · educación para la salud para enfermería
lun. 07 de jun. 2021
0

La persona es un todo, un sistema donde a modo de puzzle las piezas encajan perfectamente para componer en armonía una vida y un estar. La educación individual hace parte de las bases pedagógicas para la educación para la salud; en pacientes crónicos el tratamiento individual se ha de contemplar como un acercamiento a la persona. Así pues, haciéndose imprescindible en el momento del diagnóstico o con el primer contacto con el equipo sanitario. Esta será encargado de su orientación y seguimiento, pero a su vez es necesaria dentro de la formación continua a lo largo de la vida.

Educar es la interiorización de normas concretas, pero modificables. Esto debido a los cambios o nuevas situaciones que se irán produciendo en el usuario durante su existencia. Al completar la educación inicial es necesario seguir informando, seguir dando apoyo para motivar al usuario y que no caiga en el conformismo y el desánimo. Ya que por un lado puede haber conocimientos que puedan olvidarse, o complementarlo con nuevos métodos, o incorporar o recordar nuevos registros.

Hablar de educación individual dentro de la educación para la salud es tratar a cada persona como un ser con identidad propia. Esto partiendo del individuo, su entorno, y adaptado a las necesidades e intereses del paciente. Hemos de ser conscientes de que las diversas casuísticas personales influirán directamente en su evolución delante de un debut, seguimiento, o control de la una enfermedad o patología.

La educación individual favorece el grado de comunicación entre educador y usuario: es un espacio donde la creación de un clima de confianza y respeto ayuda a extrapolar la angustia, a la creación de pactos, a la confianza…

Metodología de abordaje

Tiene en la entrevista clínica y la atención longitudinal los instrumentos idóneos para conseguir una mayor eficiencia en el proceso de adquisición de conocimientos y modificación de actitudes y hábitos. Este proceso debe ser continuado en el tiempo y no contemplado como una actividad puntual, de aquí la importancia de establecer un plan educativo individualizado y de graduar en el tiempo los objetivos a alcanzar, reforzando periódicamente el entrenamiento conductual a través de la relación longitudinal entre los profesionales sanitarios y los usuarios.

Ventajas:

  • El plan educativo puede ser adaptado a las circunstancias personales, sociales, culturales, económicas etc. de cada usuario, así como al tipo y momento evolutivo de la enfermedad.
  • Favorece la bi direccionalidad en la relación educativa.

Inconvenientes

  • Consume mucho tiempo de consulta.
  • Exige entrenamiento en técnicas de comunicación y una actitud positiva por parte del profesional acerca de la educación para la salud.
  • Esquema general de actuación.

Evaluación de factores

Influyen en el modo de vida del usuario y por tanto en sus hábitos de salud, comportamientos, problemas y necesidades. El establecimiento de comportamientos saludables, de hábitos de cuidados no solo depende del “saber”, de que esa persona sepa lo que es bueno y aconsejable para la salud; también dependen del “querer”, de que esa persona decida adoptar determinados comportamientos de salud; y por último una vez que toma la decisión depende del “poder”, de que tenga a su alcance los medios necesarios para realizar dicho comportamiento.

Para educar previamente hay que valorar toda una serie de factores que nos van a influir sobre el proceso educativo y determinan directamente cómo lo vamos a hacer, qué problemas nos vamos a encontrar, y qué soluciones les vamos a dar. En definitiva nuestro trabajo consistirá en ayudarles en el saber, en el querer y en el poder.

Planteamiento de los objetivos a lograr

  • Se debe hacer siempre conjuntamente con la persona implicada.
  • Nunca deben ser prescriptivos.
  • El planteamiento de objetivos debe ser gradual y escalonado según se vayan obteniendo logros. Grandes objetivos a largo plazo u objetivos muy ambiciosos pueden crear una gran desesperanza en la persona por la dificultad para lograrlos.
    Es más conveniente ir concentrándose en unos pocos y prácticos objetivos a corto plazo, ir planteando pequeños objetivos que vayan delineando los objetivos finales. Por ejemplo, mejor que insistir al usuario en disminuir una serie de kilos se podría proponerle que perdiera una mínima cantidad en dos semanas o simplemente plantearse no ganar peso (que ya sería un gran logro).

Enfoque pedagógico

  • Partiremos del hecho que: Pedagogía y promoción de la salud han de trabajar de manera conjunta para conseguir una evolución positiva en el proceso terapéutico del usuario.
  • Considerando que: La afectividad, la empatía y asertividad en el proceso unido al conocimiento de la patología, favorecen el grado de corresponsabilidad, ya que potencia y motiva el grado de implicación del usuario en su tratamiento.
  • Basándonos en que las personas son seres distintos, únicos, y es por eso que, frente a una situación concreta, cada una de ellas, responde con una actuación diferenciada, es decir, no todos reaccionamos de una misma manera.

Delante de una consulta, en algunas ocasiones, debido por un lado, a la falta de tiempo para atender a los usuarios, a las presiones del trabajo, al estrés o a muchos otros factores, la persona que busca nuestro apoyo no se siente lo suficiente atendida y puede abandonar el centro de salud con el sentimiento de no haber podido decir todo lo que hubiera deseado, o que debido, a la espera que se produce por la masificación de usuarios no tuvo el tiempo necesario.

Para el usuario su tiempo de consulta es un tiempo de supervivencia y en algunos casos, un tiempo de espera impaciente hasta una nueva consulta, por tanto, hemos de intentar que la persona que busca apoyo terapéutico pueda desarrollar una comunicación significativa para ella.

¿Qué entendemos por educación?

Bajo la idea clara de que no hay aprendizaje, sí hay carencia de motivación para el mismo y de que es necesario empatizar con el sujeto educable, con la finalidad, de que este considere básica la adquisición de nuevos conocimientos que deriven modificaciones en modos y maneras de actuar.

Así pues, iremos enmarcando conceptos que mediante redes cohesionadas dirigiremos hacia el objetivo de: Habilitar un sistema de aprendizaje que conduzca a la educación para la salud. Educar para la salud tiene como objetivo preparar a las personas para que por ellas mismas lleguen a metas deseadas que favorezcan su equilibrio físico y anímico.

Pero, ¿Qué entendemos por educación? ¿Quizás transmitir conocimientos? ¿Informar? Si estas preguntas se las planteáramos a un educador, nos diría: Informar no es educar, educar, es algo más… Cuando informamos, transmitimos conocimientos, pero educar forma parte del engranaje en el cual estos conocimientos se adaptan a los factores personales del individuo.

  • Educar es dotar de habilidades y estrategias para la vida.
  • Educar es un camino, un ideario, un proceso continuo que se adapta a los cambios, ilimitado en el tiempo, ya que evoluciona con la persona.

El profesional en enfermería como actor de la enseñanza

La educación en la salud hace parte de la labor del profesional en salud. Hoy en día, esta profesión le permite ir más allá de solo brindar atención a un paciente, brindando algo más valioso para su bienestar; la información adecuada. Por esta razón el profesional debe conocer en su totalidad como realizar este proceso de transmisión del conocimiento de manera adecuada.

Para ello el profesional se capacita de manera constante con el fin de adquirir estos conocimientos, aprendiendo a aplicarlos en su carrera de manera adecuada. Por esta necesidad de conocimiento, nace TECH Universidad Tecnológica, que con su Facultad de Enfermería, diseñó gran cantidad de programas educativos enfocados en el éxito. Tal es el caso del Máster propio en Nutrición Clínica en Enfermería y el Máster en Nutrición Deportiva para Enfermería.

Por otro lado, para aquellos profesionales enfocados en el ámbito de la educación y la salud desde edades tempranas, no cabe duda que su mejor opción será el Máster en Enfermería Escolar.

Artículos relacionados

1 /

Compartir