Alimentos transgénicos
Los alimentos transgénicos son todos aquellos que han sido modificados genéticamente, cambiando así sus propiedades organolépticas.
facultad de enfermería · nutrición deportiva para enfermería
vie. 16 de abr. 2021
0

Con el desarrollo de nuevas tecnologías, el ser humano se ha permitido entrar en el campo de la genética de manera amplia y efectiva. Esto ha permitido que en diversos campos se apliquen estos conocimientos científicos. Uno de estos campos de acción fue el de la alimentación. Se han aplicado diversos procesos a algunos alimentos para lograr diversidad en los alimentos que consumimos día a día. Los alimentos transgénicos se centran en ello, de manera que se han modificado genéticamente para cambiar sus características organolépticas en gran parte.

Bases de los alimentos transgénicos

La ingeniería genética es una ciencia que permite transferir genes de un organismo a otro, uniendo moléculas de ADN de diferentes orígenes para obtener una combinación nueva. Se trata de una herramienta muy valiosa y antigua para el estudio de genomas, producción de proteínas de alto valor añadido o generación de organismos con propiedades nuevas.

Según lo establecido en el Art. 2 de la Ley 9/2003 de 25 de abril, un organismo modificado genéticamente (OMG) o transgénico, es aquel cuyo genoma ha sido alterado ya sea por la introducción de un gen exógeno o por la modificación de la expresión de un gen propio mediante técnicas biotecnológicas.

Estas técnicas, recogidas en Art. 3 del Real Decreto 178/2004 del 30 de enero y modificado por el Real Decreto 191/2013 del 15 de marzo, incluyen la recombinación genética (introducción de moléculas de ADN en un vector para su inserción en un hospedador que no lo presenta de manera natural), la introducción directa de material genético y la hibridación y fusión de células mediante métodos no naturales.

La biotecnología, definida como la ciencia que aprovecha los procesos celulares y biomoleculares para desarrollar tecnologías y productos que ayuden a mejorar nuestras vidas (BIO, Biotechnology Industry Organization) ha evolucionado notablemente en los últimos años y estos progresos han llegado también al campo de la alimentación. Los alimentos transgénicos son aquellos que han sido elaborados a partir de OMGs y son los alimentos más analizados, en seguridad, en toda la historia de la alimentación.

Evaluación de los alimentos transgénicos

La Academia Nacional de Ciencias de EE. UU. publicó un informe en mayo 2016 en el que se estudió el impacto de los OMGs. Este informe representa una revisión exhaustiva de cientos de estudios científicos publicados en los últimos 30 años y no se han encontrado evidencias que pongan en peligro la salud de las personas.

Numerosas organizaciones internacionales como la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), OMS (Organización Mundial de la Salud), OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) e ILSI (Instituto Internacional de las Ciencias de la Vida) admiten que un alimento transgénico tiene la misma equivalencia sustancial, y por lo tanto es tan seguro que su equivalente no transgénico, si mantiene la misma composición y características nutritivas.

Antes de su comercialización, los alimentos transgénicos requieren una evaluación sanitaria exhaustiva, incluyendo la evaluación del contenido nutricional del alimento, la posible presencia de alérgenos y el nivel de toxicidad, para cada una de las solicitudes de comercialización. Así pues, cada alimento transgénico se somete, de manera individual, a un análisis de riesgos sanitarios y ambientales. A pesar de ello, su comercialización se ve obstaculizada por cuestiones éticas o sociales.

Los beneficios de los alimentos transgénicos

Los OMGs parecen ser los aliados para reducir algunos de los problemas mundiales relacionados con el elevado precio de algunos alimentos, los limitados recursos de los países en vías de desarrollo, las emisiones de CO₂, el ahorro de combustibles fósiles, el mejor aprovechamiento de las tierras o el abuso de fertilizantes que dañan gravemente el medio ambiente (Novas, 2008).

La resistencia de ciertas variedades vegetales a plagas, herbicidas o virus específicos ha permitido obtener cultivos más productivos. No solo en agricultura sino también en fitorremediación (Mulet, 2014). Además de los cultivos transgénicos, existen microorganismos modificados genéticamente como la levadura Saccharomyces cerevisiae o la bacteria Escherichia coli. Su transformación, por técnicas de ingeniería genética permite obtener grandes cantidades de productos como el resveratrol. Este es utilizado por sus propiedades antioxidantes tanto en la industria alimentaria, farmacéutica como cosmética (Jeandet P et al., 2012).

Una de las principales aplicaciones de los OMGs es la de mejorar las propiedades físico-químicas y organolépticas de los productos. Se han puesto en marcha cultivos transgénicos en vegetales comestibles, animales de granja o microorganismos. Estos son responsables de fermentaciones industriales alimentarias para dar productos de mayor valor añadido.

Un ejemplo podría ser el tomate transgénico que disminuye la expresión de un gen que codifica una enzima (poligalacturonasa). Consiguiendo reducir casi en 80% la actividad y con ello se produce un retraso considerable de la podredumbre del fruto (Sanders and Hiatt, 2005). También se han producido levaduras más aromáticas mediante vías transgénicas mejorando las propiedades organolépticas de los productos que las utilizan en su elaboración.

Otro ejemplo lo constituyen las bacterias lácticas modificadas genéticamente que aceleran el proceso de curado de los quesos sin sufrir pérdidas en las propiedades organolépticas.

Aplicación de los OMGs

La segunda importante aplicación de los OMGs es la mejora de las propiedades nutricionales de los alimentos. En este caso, no hay que olvidar el arroz dorado que permite eliminar el problema crónico de avitaminosis (De Steur et al., 2017). La carencia de vitamina A afecta a 14 millones de niños en todo el mundo. Produce la muerte de 1-2 millones de niños menos de cinco años. Esto sucede principalmente en África, donde el 45% de la población es menor de 15 año. Además el 61% vive por debajo del umbral de la pobreza (UNICEF, 2014).

El arroz dorado cuenta con todos los estudios pertinentes de seguridad ambiental y sanitaria (De Moura et al., 2016, De Steur et al., 2012). Así como un estudio clínico randomizado en humanos donde se observa que la ratio de bio-conversión del caroteno. Este arroja que la vitamina A es elevada produciendo efectos prometedores (Tang G et al., 2009).

Otros ejemplos de alimentos mejorados a nivel nutricional gracias a la técnica del ADN recombinante podrían ser la modificación de ácidos grasos. Esto se realiza para la obtención de aceites más saludables, el aumento del contenido proteico y el mejoramiento de la calidad de los frutos. Además de la incorporación de vitaminas y nutrientes o la reducción de sustancias tóxicas o alergénicas.

Un ejemplo concreto lo constituye la soja Vistive (Monsanto). Se han mezclado una característica transferida por técnicas convencionales; (bajo tenor de ácido linolénico) y otra de origen transgénico (tolerancia a herbicida RoundupReady de Monsanto) permitiéndole disminuir el nivel de colesterol. Representando así un paso al frente en la prevención de enfermedades cardiovasculares.

El profesional en la nutrición deportiva

Sin duda alguna que los avances en la ciencia y la tecnológica cada vez son mayores, dejando atrás lo tradicional y abriendo el paso a nuevos caminos. Esto ha permitido que campos como la nutrición tengan un impacto óptimo en diversos ámbitos como el deportivo. El profesional en salud busca capacitarse en estas áreas, debido a la alta demanda que presentan.

TECH Universidad Tecnológica se encuentra actualmente posicionada como una de las mejores opciones de educación virtual. Por esta razón ha diseñado su Facultad de Enfermería, manteniéndola en la cumbre del éxito con programas como el Máster en Enfermería en el Servicio de Oftalmología y el Máster en Abordaje del Dolor para Enfermería. Sin embargo, para aquellos profesionales enfocados en el éxito profesional en el campo de la nutrición deportiva, no cabe duda que la mejor opción es el Máster en Nutrición Deportiva para Enfermería.

Artículos relacionados

1 /

Compartir