Skills en los deportes de conjunto
Las skills en los deportes de conjunto hacen parte de como se desarrolla cada jugador y sus habilidades en el trabajo en equipo en un deporte.
facultad de ciencias del deporte · entrenamiento de fuerza
lun. 12 de jul. 2021
0

Las skills en los deportes de conjunto encierran las diferentes habilidades y destrezas que un deportista adquiere y mejora con respecto al trabajo en equipo. A medida que el deportista comienza a realizar un deporte de conjunto, desarrolla ciertas características diversas a las que práctica en un deporte individual. Por esta razón es importante que el entrenador profesional cuente con los conocimientos para desarrollar estas habilidades.

Conceptos generales

El fenómeno central fundamental de toda tarea deportiva es el movimiento. El deporte es una actividad que resuelve problemas en los que el movimiento se utiliza para producir las soluciones necesarias. Todos los grandes deportistas tienen una cualidad común: son grandes atletas. Las características de los grandes atletas son las siguientes:

  • Gran efectividad en el movimiento
  • Gran control motor

Todas las habilidades básicas son prerrequisitos para participar con éxito en la construcción de habilidades específicas. La adquisición de habilidades específicas se sustenta sobre las habilidades básicas ya aprendidas. El pilar fundamental del desarrollo atlético de un deportista es la calidad del movimiento. No es posible, como entrenadores, pensar en el desarrollo y la expresión de fuerza si previamente los atletas no vivenciaron diferentes programas de movimiento.

Software y hardware

Hablar de adquisición de habilidades motrices hace pensar en cómo el SNC (sistema nervioso central) adquiere nuevos patrones neuronales a través de los cuales integra a los ya existentes para ampliar el acervo motor. Se interpreta, a partir de aquí, que el hardware es el cuerpo, los movimientos que se realizan (lo observable, lo tangible y lo medible). Dentro de una evaluación del hardware se puede ver un test de salto, un test de fuerza o una evaluación de velocidad.

De forma análoga a una computadora, el sistema nervioso es quien comanda el hardware del ser humano, a través del software (programas de movimiento). En palabras simples, el hardware del ser humano ejecuta lo que el software (SNC) determina. Cuántos casos se han visto de aparentes “superatletas” altamente descoordinados, con físicos imponentes, pero sin capacidad de explotar dicho “hardware”.

Así como la informática progresa en el diseño de software, para poder optimizar cada vez más las prestaciones que presenta una máquina en el entrenamiento y, por sobre todo, en el entrenamiento de un atleta en formación, el énfasis debe estar puesto en el diseño, ajuste y moldeado de ese software, quien le permitirá expresar al máximo el potencial del hardware (músculos, palancas, etc.). Es fundamental, como entrenadores, entender que la adquisición de habilidades es el cimiento base a través del cual se construyen atletas. Centrarse en la calidad técnica con la cual se ejecutan los patrones de movimientos es el pilar principal.

Calidad de movimientos

Todos los humanos tienen la misma capacidad para moverse, pero la calidad para hacerlo es lo que los distingue. La eficiencia como se mueve un deportista y la eficacia como realice movimientos, le permitirá potenciar su rendimiento. Es importante observar que en la secuencia de generación de un movimiento se produce una suma de segmentos que se coordinan activamente, transfiriendo la fuerza generada y finalizando en la aceleración del gesto o acción realizada.

Para que esa fuerza que comienza en el piso ascienda, es fundamental que la estabilidad de cada segmento permita trasladar el movimiento correctamente, si el traspaso de movimiento es deficitario, la calidad de movimiento se pierde, genera una técnica invisible e ineficiente, una técnica visible poco efectiva, se consume más energía y aumenta el riesgo de lesión.

Es muy importante recordar que la calidad de movimiento debe ser siempre más importante que la cantidad de movimiento. Respetar la calidad de movimiento permite lo siguiente:

  • Incrementar la potencia.
  • Maximizar la carga.
  • Retrasar la fatiga.
  • Evitar lesiones.

Repetir la ejecución de un ejercicio muchas veces mal no provoca que se haga bien, lo que provoca que un ejercicio se haga bien es enseñarlo con metodologías que tengan progresiones y regresiones que permitan a los deportistas aprender a hacer el ejercicio y poder repetirlo una y otra vez, sin errores.

Skills en el desarrollo de la performance

Los skills específicos no son más que combinaciones de dos habilidades básicas con un propósito específico para el juego. Por ejemplo, la conducción en hockey.

  • Habilidad básica (Basic skills): capacidad adquirida por aprendizaje de realizar uno o más patrones motores fundamentales, a partir de los cuales el individuo podrá realizar habilidades más complejas.
  • Habilidad específica (Specific skills): combinación de habilidades básicas con un propósito específico (técnicas deportivas).

En todos los deportes de pista y campo, se encuentra que las habiliades básicas son la materia prima a través de la cuales se construyen las habiliades especificas. La mayoría de las habilidades utilizadas en las actividades deportivas y de movimiento son versiones avanzadas de las habilidades motoras fundamentales. Por ejemplo, lanzar un balón de sóftbol, lanzar una jabalina, el servicio de tenis y el pase de hombro de handball son todas avanzadas formas del lanzamiento por encima de la cabeza.

El punto central de este módulo es el desarrollo de la fuerza en los skills y, más precisamente, en los desplazamientos. Es importante entender que la locomoción está presente en la mayoría de los deportes y habilidades, como la aceleración, shuffle y crossover: además, que no son skills específicos de un deporte en sí, sino skills básicos que utilizan los deportistas para desplazarse y cambiar de dirección por el terreno.

Acople segmentario

Cuando se ve un pase, un cambio de ángulo de carrera, un lanzamiento, una aceleración o desaceleración, el sistema nervioso central está procesando información y descargando un patrón de movimiento para que eso suceda. Cada vez que en el campo se ve una acción de juego, esa situación sucede por una acción encadenada de movimientos a los que se les llamara acople segmentario.

Este acople segmentario requiere de una gran capacidad coordinativa que se va generando a través del cuerpo. En general, todas las personas que están viendo el juego, lo que verán es el gesto técnico, la técnica visible. Estos gestos técnicos serán de mayor o menor calidad si la coordinación del acople segmentario, el cual genera el cuerpo al moverse, es más o menos eficiente.

Durante la locomoción, cuando el pie entra en contacto con el piso, se genera la llamada ley de acción y reacción. Por lo tanto, todos los deportistas de pista y campo obtendrán una ventaja si mejoran estos patrones “madre” de desplazamiento desde temprana edad. La enseñanza y aplicación metodológica de estas habilidades sigue las mismas normas y leyes universales del movimiento.

Cuando el pie entra en contacto con el piso, genera una fuerza en un sentido al que se le llama acción; esa fuerza es devuelta en igual magnitud y en sentido opuesto, generando una reacción, que es absorbida por el cuerpo. Todos los gestos deportivos que involucran a los miembros generan fuerzas que van desde la base de sustentación hasta la mano o el pie, pasando siempre a través del core, las escápulas, el hombro, brazo y mano o bien caderas, rodillas, tobillos y pies.

El especialista en entrenamiento

El profesional en deporte siempre puede ampliar su área laboral desde el punto de la dirección y el entrenamiento. Para ello, el mismo deberá capacitarse en el campo de acción en el cual desee implementar sus conocimientos. Para ello, una de las mejores opciones educativas resulta TECH Universidad Tecnológica, la cual cuenta con una entera Facultad de Ciencias del Deporte.

Allí pueden hallarse programas educativos de alta demanda laboral como son el Máster en Entrenamiento Personal Terapéutico y el Máster en Medicina Hiperbárica en la Actividad Física y en el Deporte. Por otra parte, para el profesional enfocado en el ámbito del entrenamiento personal dedicado a la fuerza y habilidades relacionadas con la misma, no cabe duda que su mejor elección será el Máster en Entrenamiento y Programación de la Fuerza para el Rendimiento Deportivo.

Artículos relacionados

1 /

Compartir