Seguridad técnica y terapéutica
La seguridad técnica y terapéutica hace parte del desarrollo de los diferentes procedimientos previos a cualquier tipo de proceso realizado en este ámbito.
facultad de ciencias del deporte · medicina del deporte
vie. 21 de may. 2021
0

Dentro de la medicina del deporte existen diferentes variables que se deben tener en cuenta en medio del proceso y antes del mismo. Para ello la capacitación profesional constante asegura que cada uno de los procedimientos sea inocuo y totalmente controlado. La seguridad técnica y terapéutica juega un papel crucial en estos procesos, por ello los profesionales del área poseen amplios conocimientos en materia.

Seguridad técnica

Las cámaras de tecnología Revitalair 430 están fabricadas con materiales altamente calificados y probados. Es un equipo semirrígido, tienen triple válvula de seguridad, presurización y despresurización rápida en caso de que el paciente se descompense. Las presiones de tratamiento a la que trabaja no tienen riesgo de explosión; sus 10 ventanas dispuestas alrededor de toda la cámara disminuyen considerablemente episodios de claustrofobia.

Características generales

  • Diseño y material bioseguro y altamente resistente
  • Ligeras y de fácil instalación
  • Triple válvula de seguridad
  • Visión 360: 10 ventanas
  • Certificaciones internacionales y locales de dispositivo médico

Presurización con aire ambiente

  • No existe riesgo de combustión
  • Falta de interacción con cremas dérmicas ni materiales usados para el cuidado de heridas
  • No hay riesgo con metales, ni textiles dentro de cámara

La presurización con aire ambiental constituye una ventaja importante en cuanto a seguridad del paciente. En el ámbito de bioseguridad no se concentra el oxígeno en el habitáculo y no existe riesgo de combustión. El paciente puede ingresar con cualquier vestimenta). A nivel médico no hay interacción con las diferentes cremas dérmicas a base de metales o vendajes y apósitos utilizados en el cuidado de heridas. El oxígeno no tiene contacto directo con las mismas.

En cambio, cuando el oxígeno es administrado en forma externa está estudiado que hay interacción con algunos componentes y preparados. Los mismos que se usan en curación de heridas en el tratamiento convencional, exponiendo al paciente a un accidente por combustión.

Si bien la recomendación es que el paciente ingrese vendado. Esto debido a que pueden existir materiales no permitidos que se usan en el cuidado de heridas (vendas, apósitos, cremas). En el caso de materiales no testeados, debe realizarse un test de compatibilidad al oxígeno (índice de oxígeno, exposición de oxígeno y temperatura de ignición autógena). Todo ello antes de ser permitido su uso durante la oxigenación hiperbárica por medio de presurización con oxígeno.

Seguridad terapéutica

Administración de oxígeno a través de mascarilla

No hay contacto de la mucosa ocular con el oxígeno. Menores cambios dióptricos reversibles La toxicidad ocular se produce por una constricción reversible del campo de visión periféric. Una miopía progresiva, pero reversible dentro de las 6 a 10 semanas de finalización del tratamiento y la formación de cataratas.

Otra ventaja en cuanto a seguridad del tratamiento de oxigenación hiperbárica es que el oxígeno se administra mediante mascarilla con reservorio. Cuando el oxígeno es administrado por casco o capucha, o cuando se presuriza con aire enriquecido con oxígeno; el mismo se encuentra en contacto con el ojo en forma directa y no a través de la microcirculación ocular.

Hay evidencia científica que, administrando el oxígeno de modo que tenga contacto directo con la mucosa ocular, existe más riesgo de causar cambios miópicos a largo plazo en tratamientos prolongados. Son reversibles, pero resultan molestos para el paciente y son innecesarios llevando a un bajo riesgo de producir cataratas cuando se trabaja con alta presión. Con las cámaras de tecnología Revitalair el oxígeno es administrado a través de mascarilla. El aporte es a través de la microcirculación, además no existe contacto directo de la mucosa ocular con el oxígeno.

Presión de trabajo segura. Media presión eficiente

  • La hiperoxia generada no altera los marcadores bioquímicos hematológicos, de coagulación, hepáticos y reactantes de fase aguda en individuos sanos. La primera evidencia de seguridad surge de un ensayo piloto realizado con pacientes sanos donde se evidencia que los marcadores bioquímicos hematológicos hepáticos de coagulación y reactantes de fase aguda no se alteran significativamente a las 10 y 20 sesiones de oxigenación hiperbárica en ausencia de patología crónica o inflamatoria.
    Esto no solo evidencia que las cámaras de oxigenación hiperbárica de tecnología Revitalair son seguras. Además que se pueden usar estos marcadores bioquímicos para ver evolución de pacientes tratados con oxigenación hiperbárica con la seguridad que los cambios que se ven en los mismos corresponden a la evolución y morbilidad de la patología en sí mismo, y no como consecuencia de la exposición a la hiperoxia.
  • Leve aumento de presión arterial. Por otro lado, en ensayo piloto de registros de toma de presión arterial y frecuencia cardíaca se realizó en 30 pacientes con diversas patologías que concurrieron a los centros BioBarica para el tratamiento con cámaras Revitalair.
    Se evidenció que el aumento que se produce por vasocontricción de la hiperoxia generada en el tratamiento con estas cámaras es alrededor del 5 % al 7 % (10-15 mmHg). Semejante al descrito como efecto adverso del TOHB en general. Si bien este es un ensayo piloto, el mismo se encuentra en desarrollo para evaluar la seguridad en el aumento de la presión arterial en pacientes, incluyendo pacientes hipertensos.
    Por ello, es importante que el médico se comprometa a realizar el seguimiento de la presión arterial antes y después del tratamiento como seguimiento, y registrar el mismo, ya que incluso algunos autores proponen a la oxigenación hiperbárica como reguladora y niveladora de la presión arterial a largo plazo.

Presión intraocular

  • No aumenta la presión ocular incluso en pacientes con glaucoma. No existe demasiada evidencia con respecto al aumento de la presión ocular, sin embargo, se reportaron algunos trabajos donde la presión ocular disminuye durante y después del tratamiento con oxigenación hiperbárica en pacientes sin glaucoma y con glaucoma de ángulo abierto.
    Se postula que la reducción en la presión intraocular durante la oxigenación hiperbárica es por una disminución en la caída del volumen coroideo como resultado de un aumento parcial de oxígeno, una disminución del 40 % del nivel del líquido intraocular reduciendo 3 mmHg la presión episcleral. El mecanismo exacto todavía sigue en estudio.
  • Toxicidad al oxígeno. La toxicidad pulmonar no es dosis dependiente sino más bien tiempo dependiente, incluso a presiones tan altas como 3 ATA recién se empieza a manifestar la toxicidad pulmonar al oxígeno después de 3 a 5 horas de exposición, y a 1,5 ATA después de 10 a 15 horas, esto puede ocurrir solo después de una exposición prolongada.
    Los síntomas aparecen después de un período de latencia cuya duración disminuye con el aumento de la pO2. En los seres humanos normales los primeros signos de toxicidad aparecen después de 10 horas de oxígeno (al 100 %) a 1 ATA atmosférica. Las concentraciones prolongadas y/o altas de oxígeno pueden dañar el epitelio pulmonar, e inactivar el agente tensioactivo, producir edema intraalveolar, engrosamiento intersticial, posteriormente fibrosis y atelectasia.
    El inspirar 100 % de oxígeno puede ser tolerado a nivel del mar aproximadamente 24 – 48 horas. Esto sin ningún tipo de daño tisular grave. Una ligera irritación en la mucosa orofaringea se puede observar después de 3-6 horas de exposición a 2 ATA de oxígeno, irritación y tos intensa después de 10 horas, y finalmente el dolor torácico, disnea con exposición aún mayores.

El profesional como funcionario de la seguridad

En TECH Universidad Tecnológica se oferta un amplio portafolio educativo enfocado en la excelencia educativa. Caso tal es su Facultad de Ciencias del deporte donde se pueden hallar especializaciones como la Maestría en Nutrición Deportiva y en el Deporte y la Maestría en Nutrición Clínica en la Actividad Física y en el Deporte. Sin embargo, para aquellos profesionales enfocados en la medicina del deporte su mejor opción es sin duda alguna la Maestría en Medicina Hiperbárica en la Actividad Física.

Artículos relacionados

1 /

Compartir