Principios generales del entrenamiento

Los principios generales del entrenamiento permiten que el profesional se ponga en contexto acerca de como debe desarrollar esta práctica.

· entrenamiento personal
viernes, 29 de julio de 2022
0

El proceso y los principios generales del entrenamiento poseen muchas variables a considerar. Se debería tener en cuenta que la compresión total de los conceptos sería inconclusa si se los considera solo parte de una temática, por lo cual la idea es realizar una integración de toda esta información recolectada por parte del entrenador profesional, con el fin de que él mismo logre abordar y dominar las diferentes direcciones en el EF terapéutico asociado a procesos fisiopatológicos.

¿Qué es el entrenamiento?

Se empieza con una pregunta simple y que abre el camino a todo el módulo, el entrenamiento es un proceso continuo de trabajo que busca el desarrollo óptimo de las cualidades físicas y psíquicas del sujeto para alcanzar el máximo rendimiento deportivo o físico individual. El EF terapéutico (EFT) se basa en el entrenamiento de la condición física de los alumnos teniendo especial consideración en los factores fisiopatológicos. Mismos que son asociados a la enfermedad y/o enfermedades en curso con las cuales cuenta el alumno/paciente.

El trabajo interdisciplinario analizado en la clase anterior será indispensable para la mejoría de la salud en los entrenados. Las sesiones de EFT se basarán en la presencia dosificada de estímulos de trabajo físico orientados a la mejoría de la capacidad funcional; además de a beneficiarlos con los aspectos psicológicos sociales asociados a la práctica de EF. Ahora bien, ¿qué hacer con los estímulos? En esta instancia se buscará generar agentes estresores (el EFT). Mismos que conformen un estrés para el organismo al poder adaptarse al mismo, incrementando su capacidad de acción. Los agentes estresores alterarán el equilibrio dinámico del medio interno, denominado ‘homeostasis’. Este es representado por las diferentes sustancias en equilibrio que se encuentran en el líquido extracelular (plasma e intersticio).

Como se ha visto las alteraciones del medio interno son rápidamente anunciadas por el sistema nervioso autónomo y a partir del eje PNIE, en primera instancia, el organismo responderá de manera aguda y de manera crónica en periodos más prolongados de tiempo. Entrenar se basa en eso: generar un estímulo que rompa el equilibrio del medio interno y dejar el tiempo suficiente para permitir la adaptación del organismo. Punto; así de sencillo.

¿Qué era la adaptación biológica?

Si bien este concepto ya se explicó en el módulo anterior, es importante hacer un recordatorio, ya que, es el elemento básico de trabajo. Se puede ampliar un poco el concepto de adaptación con base en la clasificación de esta en dos tipos:

  • Adaptación estructural: referida a los cambios orgánicos producidos en las diferentes estructuras corporales asociadas a los ejercicios físicos dosificados. Con base en el presente curso, la adaptación estructural principal será el aumento del trofismo muscular (hipertrofia muscular) provocado por el entrenamiento contra resistencia.
    Asimismo, y dependiendo de la intensidad de la carga a trabajar en las sesiones de entrenamiento, se puede encontrar aumento en la capilarización del tejido muscular, aumento de la densidad mitocondrial, aumento de las reservas energéticas musculares, aumento de la densidad ósea y de los tejidos blandos que recubren las articulaciones involucradas en el ejercicio planificado, etc. que brindarán una mejor capacidad de trabajo muscular.
  • Adaptación funcional: referida a una mejora en la capacidad de trabajo muscular o rendimiento físico beneficiada por los cambios en la adaptación estructural. Por ejemplo, un incremento en la vascularización muscular permitirá al tejido muscular contar con mayor aporte de oxígeno. Esto,por parte del tejido sanguíneo brindándole mayor posibilidad de evitar la fatiga muscular por acumulación de acidez intramuscular y mayor capacidad de amortiguar dicho desbalance.

En otras palabras, para que un Fiat 600 pueda llegar a acelerar a 180 km/h sin romperse, primero se debe acondicionar el chasis, las ruedas y cambiarle el motor (cambios estructurales). Todo ello, para que luego pueda mejorar su rendimiento (adaptación funcional) sin deteriorarse. Cabe destacar que el proceso de adaptación requiere la sinergia de tres aspectos:

  • Descanso y/o recuperación.
  • Nutrición adecuada en calidad y cantidad.
  • Estímulos acordes a las características individuales.

Principios del entrenamiento

Los principios del entrenamiento son proposiciones u orientaciones fundamentales a seguir a partir de los cuales se organiza y dosifica los programas de entrenamiento. A continuación, se verán los principios del entrenamiento que más orientados están a los objetivos planteados. Estos se deben tener en cuenta a la hora de dosificar un plan de entrenamiento de la condición física. Se agruparán los principios del entrenamiento en tres áreas:

  • Principios de adaptación.
  • Principios de garantías de adaptación.
  • Los principios de especificidad de la adaptación.
    • Los principios de adaptación: marcan el inicio y el desarrollo del proceso adaptativo de los sujetos a las cargas de trabajo físico a las cuales son sometidos. Se relacionan con la capacidad biológica del sujeto de acomodarse fisiológica y estructuralmente a los estímulos planteados con base en la elevación de su umbral de movilización (en duración e intensidad) y respetando los procesos normales de adaptación.
    • Los principios de garantía: buscan asegurar y alcanzar una estabilización del proceso de adaptación y que el mismo pueda sostenerse en el tiempo. De esta manera se relaciona con el concepto de supercompensación de los sistemas de energía y la reconstrucción adaptativa estructural asociada.
    • Los principios de especificidad: como su nombre lo indican, se relaciona con los aspectos individuales a tener en cuenta para una óptima estimulación de los sujetos y su recuperación posterior en busca de los objetivos en cuanto a la condición física y su relación con el tratamiento no farmacológico.

Hay que recordar que en esta capacitación no se abordarán aspectos centrados en el rendimiento deportivo. Esto desde donde provienen naturalmente los principios de entrenamiento y el mismo proceso de planificación del ejercicio físico.

Principio de estímulo eficaz de entrenamiento

Antes de adentrarse en este principio sobre los tipos de estímulos de entrenamiento se debe comprender el término ‘estimulo’. Se considera ‘estimulo’ a todo elemento que produzca un estrés en el organismo. Así se encuentra con una gran cantidad de estímulos diarios con los cuales el organismo debe adaptarse (sonidos, luces, temperatura, variación de presión arterial, metabolitos circulantes, etc.).

Sin embargo, el trabajo del docente consiste en manipular y dosificar correctamente aquellos estímulos propios de un plan de entrenamiento de la condición física. Entre estos están: los ejercicios de musculación y/o flexibilidad, la modalidad del trabajo aeróbico (bicicleta, cinta, marcha, elíptico, etc.), las series, las repeticiones, las pausas, la intensidad y el volumen de trabajo físico, el control de la carga interna, etc.

Todos estos factores se explicarán más adelante, pero es importante entender que no todos los estímulos generan el mismo nivel de heterostasis y que su graduación es la herramienta clave para acceder al éxito buscado con el entrenamiento físico. A continuación, los diferentes tipos de estímulos que se pueden encontrar en la bibliografía:

  • Estímulos Infra críticos (o infraestímalos): son aquellos que están por debajo del nivel de exigencias físicas del sujeto entrenado.
  • Estímulos Supra críticos (o supra estímulos): son aquellos por encima de los niveles de rendimiento físico del sujeto entrenado.
  • Los estímulos Óptimos (o adaptativos): en este caso el nivel de esfuerzo al que es sometido el organismo es adaptado al nivel de rendimiento del sujeto.

Actividad física como tratamiento

El entrenador profesional juega un papel importante en el desarrollo de la salud y el bienestar para el ser humano. Es él, la figura que cuenta con el conocimiento y las habilidades necesarias para aplicar diferentes estrategias en la búsqueda de un buen estado. Por ello, el mismo debe contar con la capacitación adecuada para ejecutar cada una de las etapas que mantengan el cuidado en el paciente.

TECH Universidad Tecnológica actualmente desarrolla y amplía un portafolio educativo enfocado en el profesional moderno. Dentro del mismo se encuentra su Facultad de Ciencias del Deporte, donde se desarrollan posgrados tales como el Máster en Medicina Hiperbárica en la Actividad Física y en el Deporte y el Máster en Nutrición Deportiva. Sin embargo, para aquellos profesionales que buscan complementar sus conocimientos en el campo del entrenamiento como parte de la salud no cabe duda que su decisión se debería inclinar por el Máster en Entrenamiento Personal Terapéutico.

Categorías: master

Artículos relacionados

1 /

Compartir