Entrenamiento de flexibilidad
El entrenamiento de flexibilidad es brindado por los entrenadores profesionales con el fin de alcanzar mayores grados de flexibilidad en el ser humano.
facultad de ciencias del deporte · entrenamiento personal
mar. 30 de mar. 2021
0

Cada extensión del cuerpo humano tiene diferentes grados de movilidad, los cuales pueden ser entrenados de manera que se adapten al movimiento necesario. Para ello existe el entrenamiento de flexibilidad. Este método debe ser cuidadosamente controlado y guiado por un profesional del deporte, enfocado al área corporal en donde se requiera. Si se entrena de manera adecuada una extremidad o articulación se puede lograr alcanzar diferentes grados de movilidad que antes no se alcanzaba, y que por supuesto, son mayores a los del común.

Conceptos actuales

En la actualidad los desequilibrios posturales suelen ser muy habituales en el conjunto de la población. Motivado por el estilo de vida sedentario, la mayor utilización de instrumental tecnológico y los movimientos mecánicos y repetitivos. El trabajo de oficina exige muchas horas sentados en una silla lo que produce un incremento en las lesiones de tipo dolor lumbar y cuello. Además puede producir, síndrome del túnel carpiano, así como un incremento en los niveles de sobrepeso y obesidad.

El trabajo continuado de la flexibilidad ha sido testado como un elemento importante tanto en la prevención como en el tratamiento de numerosas lesiones neuromusculares. Un nivel insuficiente de flexibilidad y de rango de movimiento articular constituye presentar una mayor susceptibilidad a padecer lesiones y además de un menor rendimiento físico. Por ello, tanto para minimizar el riesgo de lesiones y maximizar el rendimiento es fundamental que se corrijan estos desajustes.

Es esencial que un entrenador personal conozca y domine tanto los principios como el trabajo de flexibilidad para diseñar un programa específico adaptado a las necesidades reales del cliente.

Concepto de flexibilidad

La flexibilidad se puede definir como la capacidad de mover una articulación en su mayor rango de movimiento. El rango de movimiento (ROM) de una articulación se caracteriza por la capacidad extensible de los tejidos blandos que la rodean. Hay que tener en cuenta que solo se alcanzará una extensibilidad eficiente si se mantiene un control adecuado del movimiento en todo el recorrido de la ROM.

El control óptimo de movimiento en todo el ROM de la articulación se define como el rango dinámico de movimiento. La ROM dinámica combina tanto la flexibilidad y la capacidad del sistema nervioso para realizar el control óptimo del movimiento en toda el ROM. Además existen numerosos factores que intervienen en la flexibilidad. Todos estos factores van a contribuir a conseguir una mayor eficiencia neuromuscular, esta se define como la capacidad que presenta el sistema nervioso para conectar los músculos apropiados para producir y reducir fuerza tanto a nivel concéntrico como excéntrico y favorecer la estabilización dinámica de la estructura del cuerpo.

El entrenamiento de la flexibilidad es un componente clave en el proceso de entrenamiento. Para ello, tiene que realizarse desde un punto de vista multifacético integrando varias técnicas de trabajo con el objetivo de conseguir un nivel de extensibilidad muscular óptimo de los tejidos blandos en la realización de los diferentes tipos de movimiento. Para tener un mayor nivel de comprensión del entrenamiento de la flexibilidad multifacético es esencial conocer los mecanismos de movimiento humanos. Además deben dominarse los desequilibrios musculares y la eficiencia neuromuscular

Ejecutando el entrenamiento de flexibilidad

Una postura inadecuada por diferentes factores, la inadecuada planificación y ejecución de un programa de entrenamiento así como déficits en el trabajo de la flexibilidad pueden ocasionar alteraciones posturales. Las posibles causas de las alteraciones posturales son: hereditarias, físicas, psicológicas y contextuales. En la inadecuada planificación y/o práctica de ejercicio se pueden producir una serie de desajustes denominados patrones de distorsión postural. Estos son fundamentalmente ocasionados por mayor fuerza o tono muscular y un mayor o menor acortamiento entre segmentos y partes corporales simétricas (por ejemplo: hombro derecho e izquierdo). Estos ocasionan desequilibrios musculares y alteran la postura correcta, lo que conlleva a realizar movimientos incorrectos ocasionando finalmente una lesión.

Sistema de movimiento humano

El sistema de movimiento humano (SMH) está compuesto por el sistema muscular, esquelético y nervioso. La funcionalidad y la alineación tienen que constituirse como prioridad dentro de una planificación de entrenamiento. Si algún elemento se desalinea o no funciona correctamente se desarrollan patrones de distorsión posturales produciendo una disminución en la eficiencia neuromuscular. Esto sobrecarga a nivel tisular y alteraciones en longitudes musculares, activación muscular y movimiento articular.

La eficiencia neuromuscular máxima del SMH solo puede existir si todos los componentes (muscular, esquelético y neural) funcionan de manera óptima e interconectados. Una inadecuada flexibilidad favorece la aparición de patrones de movimiento alterados. Un ejemplo de ello es el nivel de flexibilidad de una persona cuando se pone en cuclillas con los pies en posición de rotación externa. La mayoría de las personas presentan un elevado tono en los gemelos y muestran una inadecuada dorsiflexión en el tobillo para realizar una sentadilla con la biomecánica correcta.

Los desequilibrios musculares son alteraciones que se producen en la longitud de los músculos pudiendo ser estos hiperactivos; (obligan a otros músculos a realizar la compensación) o hipoactivos (en estos tienden a producirse compensaciones). El desequilibrio muscular puede ser producido por diferentes causas entre las que se encuentran: déficit de fuerza, estrés postural, déficit de la eficiencia neuromuscular, coacción emocional, movimientos repetitivos, traumas acumulados, y técnica de entrenamiento deficiente.

Eficiencia neuromuscular

La eficiencia neuromuscular hace referencia a la capacidad del sistema neuromuscular para recluir de forma eficaz las fibras musculares para producir y reducir la fuerza. Además de no sé capaz de estabilizar de forma dinámica toda la cadena cinética del movimiento. Además el sistema nervioso a través de las motoneuronas es el que se encarga de controlar el movimiento muscular. Es allí donde el huso muscular y el órgano tendinoso de Golgi (receptores sensoriales musculares) juegan un papel esencial determinando el equilibrio o desequilibrio muscular.

  • Husos musculares: son el órgano sensorial del músculo y están formados por fibras microscópicas paralelas a las fibras musculares. Los husos musculares presentan una alta sensibilidad a las modificaciones tanto en la longitud del músculo siendo su principal función impedir que el tejido muscular se elongue en exceso o muy rápido.
  • Órganos tendinosos de Golgi: estos se encuentran localizados en el punto de unión entre el músculo y el tendón siendo sensibles a los cambios de tensión muscular. La activación del órgano tendinoso de Golgi hace que las fibras musculares se relajen evitando un exceso de tensión muscular pudiéndose producir una lesión muscular. Cuando los impulsos neurales provocan un exceso elevado y rápido de tensión muscular se produce una acción inhibidora de los husos musculares que es lo que se conoce como inhibición autógena.

El entrenador aplicando la flexibilidad

El entrenador juega un papel muy importante en este tipo de técnicas. Es quien se encarga de dar las diversas pautas para la correcta realización de estas actividades. Además de esto, controla y regula el progreso del mismo, evitando lesiones y posibles rupturas de ligamentos a los que se está propenso. Por estas y muchas otras razones la presencia de un entrenador personal especializado en esta técnica es necesaria.

Esta capacitación por parte del profesional resulta importante. Es por esto que TECH Universidad Tecnológica diseñó cuidadosamente y de la mano de profesionales la Facultad de Ciencias del Deporte. Allí es posible hallar especializaciones enfocadas en el éxito profesionales tales como el Máster en Neuroeducación y Educación Física y el Máster en Nutrición Clínica en la Actividad Física y en el Deporte.

Por otro lado, y para aquellos profesionales que deseen enfocar sus esfuerzos físicos e intelectuales al desarrollo de esta técnica, sin duda la elección debe enfocarse al Máster en Prevención y Readaptación de Lesiones Deportivas.

Artículos relacionados

1 /

Compartir