Ejercicio físico como herramienta kinefiláxica
El ejercicio físico como herramienta kinefiláxica hace parte de la terapia urtilizada para el tratamiento de enfermedades.
facultad de ciencias del deporte · entrenamiento personal
mar. 09 de nov. 2021
0

Se ha hablado de la incidencia del sedentarismo, la inactividad física y la repercusión en la salud desde el punto de vista integral biopsicosocial que conforma a un sujeto. La epidemiología del sedentarismo en el mundo y la aplicación de políticas públicas con el objetivo de promocionar la AF. Se ha indagado sobre las diferencias entre AF, EF, condición física y se ha analizado la base anatomo-funcional. Esto sobre aspectos generales de la fisiología del ejercicio. Ahora es hora de hablar sobre los beneficios de la AF tanto en el desarrollo físico de los individuos como en los aspectos cognitivos, psicológicos y sociales. Es importante remarcar que los beneficios en la práctica del ejercicio físico como herramienta kinefiláxica en edades infantiles juveniles.

Este brindará la formación de hábitos saludables en cuanto al cuidado del propio cuerpo, si no también beneficios físicos, psicológicos y sociales durante la infancia. Al mismo tiempo, dichos beneficios no solo estarán en la infancia; sino también en la edad adulta con base en el hábito conductual de practicar AF. En la práctica de AF se destaca el crecimiento y desarrollo saludable del sistema cardio respiratorio, locomotor, metabólico y nervioso.

Por otro lado, en el área social y psicológica, la AF brinda la oportunidad para desarrollar interacciones sociales, sentimientos de satisfacción personal, bienestar mental y colaborar con el desarrollo de la personalidad de los niños. Un escalón más arriba está el entrenamiento deportivo competitivo en las edades infantiles y juveniles que le brindan a los chicos la posibilidad de plantearse objetivos. Además de trabajar para conseguirlos, como también reconocer en sí mismos sus limitaciones y virtudes. La práctica deportiva brinda valores y respeto, ya sea hacia uno mismo y hacia los compañeros de equipo, árbitros, entrenadores y equipo adversario.

Principales beneficios biológicos del ejercicio físico

La práctica de AF a lo largo del crecimiento mejora la capacidad funcional del organismo a expensas de apuntalar adaptaciones estructurales en los diferentes aparatos y sistemas biológicos de trabajo y control. En este aspecto no hay que olvidar que los niños cuentan con un constante crecimiento de dichas estructuras y por ello se deben tener presente los cambios morfológicos a desencadenarse a lo largo de la niñez y adolescencia. Lo mismo para no provocar lesiones o sobrecargas en estructuras en proceso de crecimiento y posterior desarrollo. Es por esto que en las edades infantiles se debe respetar el límite de tolerancia del sistema biológico en cuanto a la AF; sobre todo, en el entrenamiento deportivo.

Masa corporal y talla

Probablemente las dos variables más estudiadas a lo largo del crecimiento sean la talla y la masa corporal. En cuanto a la masa corporal se puede determinar que el desarrollo de la misma se da de manera lineal a la edad en años de manera pareja para ambos sexos. Sin embargo, alrededor de los 10 u 11 años, las niñas tienen un desarrollo más acelerado de esta variable. Esto para luego ir disminuyendo las modificaciones de masa corporal en cuanto al avance de la edad.

En los varones, el desarrollo de la masa corporal sigue incrementándose a medida que avanza la edad potenciada principalmente por el crecimiento de la masa muscular. Igualmente, se debe diferenciar que el aumento de la masa corporal en las niñas difiere con el de los varones. Esto debido a sus componentes grasos, musculares y óseos, en donde el primero de ellos se ve incrementado en las niñas y los últimos dos en los varones.

Estadísticamente se conoce que las niñas presentan un mayor crecimiento en altura entre los 10 a los 12 años, mientras que los niños lo realizan entre los 12 a los 14 años. Este retraso en el crecimiento en estatura por parte de los varones también se observa en el proceso de cese de crecimiento; esto ya que las niñas culminan el mismo entre los 17 a 19 años, cuando los niños pueden prolongarlo más allá de dicha edad. Igualmente, este desarrollo en talla no es parejo en los diferentes sectores corporales. Lo anterior, brinda un desafío en el aspecto coordinativo por parte del sistema nervioso central a la hora de llevar adelante una AF.

Salud ósea

No es común que los padres o madres consideren la salud de los huesos como algo primordial en la niñez o adolescencia. Esta es una etapa donde la AF adecuada en cantidad y calidad junto a una buena alimentación, puede ayudar mucho a la salud ósea en la adultez, en especial para las mujeres. Ellas tienen mayor preponderancia a padecer disminución en la cantidad de sustancia inorgánica (minerales) en la matriz ósea. La cantidad de calcio y fósforo en los huesos puede cuantificarse por medio de un examen complementario denominado Densidad Mineral Ósea (DMO). Suele ser un examen muy usual en la etapa posmenopáusica.

En esta etapa etaria las mujeres son más proclives a la pérdida de minerales óseos debido al descenso brusco de las hormonas estrogénicas. Las mismas son asociadas a una mayor aparición de calcio y fósforo en la matriz ósea. Esta perdida en la cuantía de sustancias inorgánicas óseas deviene, en primera instancia, en un descenso marcado denominado osteopenia.

En caso de no ser solucionada esa pérdida de minerales, el descenso de los mismos propiciará la conformación de osteoporosis. Así, generando huesos con estructuras óseas más débiles y con una mayor fragilidad y posibilidad de sufrir ruptura. Generando como consecuencia grandes trastornos en la vida cotidiana del adulto o adulto mayor y un gran costo económico en los tratamientos médicos. El pico de masa ósea se alcanza a los 30 años y el 90 % del mismo se alcanza a los 18 años en mujeres y 20 años en varones. Si bien se ha identificado que entre el 50 % y el 85 % a 90 % de las variaciones del pico de masa ósea son explicadas por factores genéticos.

Desarrollo muscular

El crecimiento óseo estimula el crecimiento en longitud del músculo. Esto se logra por adición de sarcómeros en serie en las miofibrillas, pero el principal inconveniente es el estiramiento del tejido conectivo. Este compartimenta, unifica y le brinda funcionalidad al músculo como órgano del movimiento. Es por ello que es fundamental trabajar el músculo respetando el completo rango de movimiento, como así también lo es la elongación muscular que debe convertirse en una práctica cotidiana en edades infantojuvenil. El crecimiento de la musculatura sigue cronológicamente el de la talla.

Durante muchos años, el entrenamiento de la fuerza con sobrecarga en niños estaba prácticamente prohibido. Se lo creía inadecuado en el área médica por la creencia que podría provocar disminución en el crecimiento o lesiones epifisarias en los niños; sin embargo, hasta la fecha no existe investigación alguna que apoye científicamente esta creencia. Se sabe que el crecimiento óseo tiene lugar a partir de un molde de tejido cartilaginoso que se transforma progresivamente en tejido óseo. Lo anterior, por medio de los núcleos primarios y secundarios de crecimiento.

Las presiones mecánicas intermitentes (contracciones musculares dinámicas) favorecen la osificación de los núcleos secundarios, por lo cual realizar AF potencia el crecimiento óseo tanto en niños como en adolescentes y nada tiene que ver con un detrimento en la talla. La única manera que se tiene de inhibir el crecimiento es por medio de presiones estáticas continuas, pero nadie en su sano juicio colocaría una sobrecarga de manera constante sobre un niño las 24 horas del día durante varios años.

El deporte como tratamiento

En muchos casos la medicina y las intervenciones quirúrgicas no resultan suficientes para el alivio completo de una enfermedad. Por otra parte, en la mayoría de los casos se requiere y recomienda que tras ciertos tratamientos se realice constantemente actividad deportiva. Dicho esto, se podría resaltar que el deporte y el ejercicio físico son sinónimos de bienestar. Por ello, el entrenador personal juega un papel importante en el desarrollo de un estado de bienestar óptimo.

TECH Universidad Tecnológica capacita desde su fundación a algunos de los mejores profesionales del mundo. Esto se ha logrado mediante su novedosa metodología de casos de estudio, donde el profesional tiene la capacidad de poner a prueba sus conocimientos de inmediato. Caso ejemplo de esta metodología es su Facultad de Ciencias del Deporte, donde destacan programas como el Máster en Prevención y Readaptación de Lesiones Deportivas y el Máster en Alto Rendimiento Deportivo. Por otra parte, para aquellos profesionales que tienen gran interés por el área de la salud desde el deporte, no hay duda que su elección debería inclinarse por el Máster en Entrenamiento Personal Terapéutico.

Artículos relacionados

1 /

Compartir