Diseño de programas de ejercicio en población especial
El diseño de programas de ejercicio en población especial hace parte del proceso de entrenamiento enfocado en la salud.
facultad de ciencias del deporte · entrenamiento personal
lun. 03 de ene. 2022
0

En este artículo se estudiarán los aspectos concretos de planificación, programación y dosificación del ejercicio físico orientado a la salud y/o terapéutico. De igual manera, en el presente escrito se abordará el diseño de programas de ejercicio en población especial que es importante tener en cuenta para el tratamiento de las distintas enfermedades crónicas no tratables en población especial: el trabajo en equipos interdisciplinarios y las competencias laborales que un profesional de la salud debe tener para adelantar su labor en busca de una mejoría en la salud y calidad de vida de los alumnos/pacientes.

Equipo y grupo de trabajo son dos conceptos que suelen confundirse o darse como sinónimos. Sin embargo, aunque en la educación física se diferencian ambos términos debido a la formación y el campo de estudio, en otras disciplinas la diferencia no es tan clara, por lo cual es necesario definir ambos conceptos.

  • Grupo: es un conjunto de personas, generalmente informal, que comparten un estatus igual o similar y que, en la mayoría de casos, poseen aproximadamente la misma edad y tienden a circular e interactuar con el mismo conjunto social.
  • Equipo: en cambio, es un grupo de personas que interactúan y colaboran entre sí ejecutando diferentes tareas con el fin de alcanzar un objetivo en común. El hecho de tener un objetivo usual, por el cual cada miembro del equipo ofrece su esfuerzo, hace que el vínculo de los integrantes de dicho equipo sea más ponderoso y esté más fortalecido que el de un grupo.

Transformación de un grupo en equipo

Un grupo de personas puede convertirse en un equipo, siempre y cuando su objetivo sea la realización de una tarea en común. Esto implica que el grupo de personas en cuestión va más allá de una función meramente social, sea compartir tiempo y actividades con amigos y conocidos, y se orienta, en cambio, hacia la elaboración y la concreción, por medio de compromisos compartidos, de unos objetivos ordinarios. En definitiva, aunque todos los equipos son grupos, no todos los grupos reúnen las particularidades que los convierten en un equipo.

Aun así, es frecuente que ambos términos se utilicen como sinónimos y de manera intercambiable, por lo cual es necesario ser consciente de las diferencias que existen entre cada uno de ellos. En un grupo de trabajo los miembros tienen formación similar y realizan el mismo tipo de trabajo (no son complementarios). En este caso, cada persona puede tener una manera singular de funcionar que no requiere la coordinación de sus funciones con otros individuos del grupo ni la cohesión o colaboración de los mismos. Se podría decir que, en un grupo de trabajo, cada integrante responde individualmente a sus quehaceres laborales.

El grupo de trabajo se estructura por niveles jerárquicos y sus integrantes no cumplen funciones complementarias entre sí. El equipo de trabajo, por otro lado, responde en conjunto a la labor ejecutada y cada miembro domina un aspecto determinado y realiza una parte concreta del proyecto, por lo cual es necesaria la complementariedad entre los integrantes. De esta forma la cohesión es fundamental, pues existe una estrecha colaboración entre los miembros.

Pautas para conformar un equipo de trabajo eficaz

Una vez se han establecido las diferencias entre un equipo y un grupo de trabajo, es menester señalar que, para mejorar el tratamiento de un alumno/paciente, los equipos de trabajo son lo ideal. Ahora bien, para conformar un equipo de trabajo funcional y colaborativo es posible plantear algunos pasos o pautas:

  • Establecer los objetivos a cumplir
  • Marcar normas de funcionamiento
  • Consensuar la manera de trabajar
  • Potenciar la sinergia entre los miembros del equipo
  • Establecer confianza y compromiso entre los miembros del equipo
  • Contar con las competencias laborales específicas en cada función

Establecer los objetivos a cumplir

Si algo caracteriza a un equipo de trabajo es la presencia de un objetivo en común. Por lo tanto, el primer paso a realizar es determinar cuál es el objetivo que el equipo persigue. Un objetivo puede entenderse, a su vez, como una meta o finalidad que se quiere alcanzar y para la cual existen determinados recursos disponibles. Dichos recursos podrán ser humanos, tecnológicos, edilicios, financieros, etc.; y podrán ser aportados tanto por el personal que conforma un equipo médico como por los mismos alumnos/pacientes y sus familiares.

Un objetivo debe cumplir ciertos requisitos: resultar motivador, es decir no muy fácil de lograr, pero tampoco tan difícil como para volverse inalcanzable; estar formulado de forma concreta y mesurable; y, en adición, debe consensuarse entre todos los miembros del equipo; ya que así, los miembros del mismo se sentirán implicados y comprometidos con la meta establecida.

Por otra parte, alcanzar un objetivo no es una función exclusiva del personal médico profesional que trata a un alumno/paciente. Este último nunca debe ser considerado como un agente externo. Por el contrario, el alumno/paciente es el principal integrante del equipo, pues es quien más interesado debe estar para alcanzar el objetivo planteado.

Tampoco es posible dejar por fuera del contexto al núcleo familiar del alumno/ paciente. Ya que este muchas veces puede mejorar o perjudicar el tratamiento del sujeto. Entre todos se conforma el equipo de trabajo y cada uno debe hacer un aporte para alcanzar el objetivo común que será siempre el mejorar la calidad de vida de los alumnos/pacientes.

Establecer y seguir las normas de funcionamiento

Las normas de funcionamiento son los acuerdos que un equipo de trabajo establece como “normas del juego”. En ese sentido, deben cumplirse categóricamente, pues son imprescindibles para la coordinación de las acciones de los integrantes y para el avance hacia la concesión del objetivo. Algunas normas de funcionamiento pueden ser, por ejemplo, la asistencia a las sesiones, la predisposición para la actividad, el cumplimiento del tratamiento farmacológico por parte del alumno/ paciente, la puntualidad, el control diario y el análisis de los casos del personal de salud, entre otras.

Consensuar la forma de trabajar

Este punto implica adoptar una decisión de común acuerdo entre dos o más partes – en este caso los integrantes del equipo- para llevar adelante el tratamiento. En este contexto de estudio, la forma de trabajar es bastante general, debido a que el diagnóstico es aportado por el médico especialista que contará con los datos aportados por los estudios complementarios y el examen médico propiamente dicho.

Asimismo, la interconsulta y los aportes de los miembros restantes del equipo completarán las acciones a realizar y le comunicarán al alumno/paciente cuáles son los siguientes pasos. En este caso, la planificación, programación y dosificación del entrenamiento fisioterapéutico (EFT) convivirán con las acciones terapéuticas de fisioterapeutas, nutricionistas, psicólogos y el tratamiento farmacológico prescripto por el médico de cabecera.

Diseño profesional de programas de ejercicio en población especial

El ser humano atraviesa diferentes etapas durante toda su vida. Cada una de ellas se puede ver afectada por los diferentes factores o vivencias por las que pasemos. Dentro de esto se encuentran los constantes problemas de salud con los que debemos vivir a diario. Ejemplo claro de ello es la obesidad, la cual debido al sedentarismo y la mala alimentación puede incluso llegar a ser fatal.

TECH Universidad Tecnológica se posiciona actualmente como la mayor universidad virtual del mundo. Mediante la aplicación de su novedosa metodología digital y el desarrollo de un amplio portafolio educativo, esta institución sobresale en esta modalidad. En el caso de su Facultad de Ciencias del Deporte destacan posgrados como el Máster en Yoga Terapéutico y el Máster en Alto Rendimiento Deportivo. Por otra parte, para aquellos profesionales que buscan dominar el campo de la salud en el deporte, una de sus mejores decisiones será optar por el Máster en Entrenamiento Personal Terapéutico.

Artículos relacionados

1 /

Compartir