Conceptualización de la fuerza
La conceptualización de la fuerza nos brinda el contexto de como se desarrolla y crece esta habilidad en el ser humano mediante el entrenamiento constante.
facultad de ciencias del deporte · alto rendimiento
mié. 16 de jun. 2021
0

En la última década, la conceptualización de la fuerza (como capacidad física), adquirió un nivel máximo de importancia, tanto es así que, en algunos ámbitos, se denomina “cualidad madre”. Casi siempre es un problema de “fuerza”, esto se traduce en, por ejemplo: aplica poca fuerza, aplica fuerza lentamente, no sabe aplicar fuerza. ¿En qué gestos se ven reflejados los ejemplos anteriormente expuestos? Casualmente en gestos que son comunes al 99 % de los deportes: correr, esprintar, acelerar, desacelerar, frenar, cambiar de dirección, saltar, aterrizar luego de un salto, etc.

Queda más que justificado, a nivel práctico, y sustentado, en una evidencia científica muy potente, el claro rol determinante de la fuerza en el alto rendimiento deportivo. Si se habla de prevención y rehabilitación de lesiones, la fuerza también adquiere un rol protagónico, tan es así que los problemas de falta de coordinación intra e intermuscular, asimetrías entre miembros, incorrecta trasmisión de fuerzas y un largo etc., traen como consecuencia la ineficacia de generar tensión, es decir de generar fuerza en condiciones óptimas por el músculo, lo cual trae como consecuencia una lesión en la mayoría de los casos.

En este módulo se desarrolla, en primera instancia, una completa base teórica en que sustentar lo expuesto en párrafos anteriores, así como una correcta definición terminológica. Luego, los métodos más eficientes a la hora de desarrollar fuerza- potencia, de tal manera que alumno se sienta con las mejores armas a la hora de enfrentarse una programación de fuerza con éxito. Para todo esto se dotará al alumno de los últimos avances científicos y tecnológicos para el control de las cargas, brindándole así la información teórica- práctica más completa del mercado actual.

La fuerza definida desde la mecánica

Desde el punto de vista de la mecánica, es toda causa capaz de modificar el estado de reposo o de movimiento de un cuerpo. La fuerza también es la causa capaz de deformar los cuerpos, bien por presión (compresión o intento de unir moléculas de un cuerpo) o por estiramiento o tensión (intento de separar las moléculas de un cuerpo)”.

(Badillo 2002)

El autor del párrafo anterior refiere que la fuerza es la causa que empuja o tira de algo, por medio de contacto mecánico directo, o por la sola acción de la fuerza de gravedad, variando el estado de reposo o movimiento de un objeto, o cuerpo. La fuerza, en su definición más básica, sería la medida del resultado de la interacción de dos cuerpos. Su unidad internacional de medida es el Newton y viene expresada por la fórmula F=m*aceleración.

Si se relaciona la fuerza definida desde la mecánica, traspolandola al cuerpo humano, se tomaría la fuerza muscular como la causa, la capacidad de la musculatura para poder deformar un cuerpo, acelerarlo, iniciar o detener su movimiento, como para hacerlo cambiar de dirección. La definición de fuerza, desde la mecánica, tiene más que ver con el efecto externo, el cual es, generalmente, observable y producido por la acción de los músculos, la atracción de la fuerza de gravedad o la inercia de un cuerpo.

La fuerza definida desde la fisiología

Si se aborda la definición de fuerza desde la fisiología, se describe a la fuerza como la capacidad que tiene el sistema muscular de generar tensión al activarse. Según Badillo (2002), esta capacidad está en estrecha relación con una serie de factores determinantes:

  • El número de puentes cruzados de miosina que pueden interaccionar con los filamentos de actina.
  • El número de sarcómeros en paralelo.
  • La tensión específica, o fuerza, que una fibra muscular puede ejercer por unidad de sección transversal.
  • La longitud de la fibra y el músculo.
  • El tipo de fibra y los factores facilitadores e inhibidores de la activación muscular.
  • Ángulo particular en el cual se genera la tensión muscular.
  • El tipo de activación y la velocidad del movimiento.

Definir el concepto de fuerza aplicada

La fuerza aplicada, quizás, sea uno de los conceptos más importantes a saber entender e interpretar en el entrenamiento de la fuerza. Por lo que este apartado es de gran extensión, ya que la comprensión de todo lo que sigue depende de ello. La fuerza aplicada explica todo lo que no pueden explicar ni la fuerza definida desde la mecánica, ni la fuerza definida desde la fisiología, la fuerza aplicada define en su totalidad la fuerza que se debe medir en el deporte. Lo primero que es necesario tener en cuenta es que, en toda acción deportiva, existen dos fuentes que generan fuerza:

  • La fuerza o tensión que genera el músculo, lo que se podría denominar fuerza interna.
  • La fuerza en la que viene representada la carga o resistencia a vencer, lo que se podría denominar fuerza externa.

De la interacción formada tanto por la fuerza interna como de la fuerza externa da como resultado la fuerza aplicada, la cual es la fuerza que se debe analizar en el deporte, en la labor de entrenador. “Por ello la fuerza aplicada será el resultado de la acción muscular sobre las fuerzas externas, o dicho de otra manera, será el grado en que se manifiesta externamente la tensión interna generada por el musculo” (Badillo, 2002).

Por lo expuesto anteriormente, queda claro que la fuerza aplicada no es la carga que se desplaza, ni la tensión generada por el sistema muscular. Si se toma todo lo expuesto en los párrafos anteriores, es posible empezar a deducir pautas determinantes para el entendimiento del rendimiento en fuerza.

La fuerza aplicada en el entrenamiento moderno

Todo esto deja una pauta práctica muy importante y de gran valor, y es que, para saber si se ha mejorado la fuerza aplicada (o lo que es lo mismo, si se ha mejorado el rendimiento deportivo), basta con saber la velocidad ante una misma carga dada (carga absoluta). Cabe destacar, de todo lo mencionado hasta ahora, que no se debe caer en confusiones respecto a la relación que existe entre la tensión generada (fuerza interna) y la fuerza aplicada. Para dar claridad a este enunciado se especifica el siguiente ejemplo:

  • Cuando se realiza una sentadilla con cargas muy altas (máxima o próximas a la carga máxima), cuando el ángulo de flexión de la rodilla está en la zona de los 90º, en la fase concéntrica, la velocidad de desplazamiento de la barra es mínima (sticking point) y, por el contrario, la tensión muscular es máxima (favorecida porque a este nivel de elongación intermedia, el músculo agonista es capaz de generar la mayor cantidad de puentes cruzados, sin dejar de lado que, al ser la velocidad mínima, esto también permite la formación de más puentes cruzados). Por lo tanto, mayor tensión muscular no siempre se corresponde con mayor fuerza aplicada.

Factores de afección

Otro factor determinante a la hora de poder entender el concepto de fuerza aplicada es el saber de qué depende la fuerza aplicada. La fuerza aplicada depende de dos factores fundamentales:

  • El tiempo disponible para poder aplicar fuerza.
  • La velocidad a la que se desplaza la resistencia. Se van a ejemplificar estos dos factores, para que queden más claros a nivel práctico:
  • Si se toma a un atleta y se sienta en una máquina de extensión de cuádriceps, en la cual se va a medir, con una celda de carga, la fuerza que es capaz de aplicar, será posible ver que, si se le dan 800 ms, será capaz de aplicar unos 1 000 N de fuerza máxima, pero luego si se le baja el tiempo a 500 ms podrá aplicar unos 600 N, y si se le baja el tiempo en el que puede aplicar fuerza aún más, a unos 250 ms, podrá aplicar unos 250 N, solo un 25 % de la fuerza máxima que es capaz de generar.

Esto deja de manifiesto la relación directa entre tiempo para aplicar fuerza y fuerza aplicada. Cuando el gesto deportivo es dinámico (como la inmensa mayoría de gestos deportivos), a menor tiempo de aplicación de fuerza ante una misma carga dada, mayor velocidad de desplazamiento, esto quiere decir que se ha aplicado más fuerza en menos tiempo, ya que la velocidad aumento. Por todo esto, hablar de fuerza o velocidad es lo mismo.

El especialista en entrenamiento

En TECH Universidad Tecnológica está especializada en capacitar al alumnado profesional para complementar y actualizar sus conocimientos. Para ello cuenta un amplio portafolio educativo enfocado en la excelencia. Tal es el caso de su Facultad de Ciencias del Deporte, donde se pueden hallar programas tales como la Maestría en Gestión Deportiva y la Maestría en Neuroeducación y Educación Física. Por otra parte, para aquellos profesionales que buscan complementar sus conocimientos en el ámbito del rendimiento de alta exigencia, no cabe duda que su mejor opción será la Maestría en Alto Rendimiento Deportivo.

Artículos relacionados

1 /

Compartir