Alimentos ecológicos
Los alimentos ecológicos hacen parte de una correcta y balanceada dieta de manera organica y natural.
facultad de ciencias del deporte · nutrición clínica para ciencias del deporte
mar. 13 de abr. 2021
0

La alimentación hace parte de nuestro diario vivir. El llevar una dieta sana y una buena rutina de ejercicio permite que tengamos una vida prospera y longeva. Una buena dieta no siempre es igual para todas las personas. La presencia de un profesional con conocimientos en nutrición resulta necesaria, ya que él es la guía en este proceso. Dependiendo de nuestra actividad física requerimos de diversos niveles de nutrientes, y esto solo puede verificarse por un profesional. En el presente artículo veremos un poco de los alimentos ecológicos, base en una dieta balanceada.

Definiciones y normativa aplicable

La producción ecológica, también denominada biológica, orgánica, “eco” o “bio” supone el uso de las mejores técnicas y prácticas ambientales para la gestión y la producción agrícola, ganadera y alimentaria. Según el Codex Alimentarius es «un sistema holístico de gestión de la producción que evita el uso de fertilizantes químicos, pesticidas y organismos genéticamente modificados, reduce al mínimo la polución del aire, suelo y agua y logra un nivel óptimo de salud y productividad de las comunidades interdependientes de plantas, animales, y seres humanos».

De una forma más sencilla, la producción ecológica de alimentos se define como el conjunto de técnicas, aplicadas en la agricultura, ganadería y en la fabricación industrial, en la que se excluye en unos casos o se limita en otros, el uso de compuestos químicos de síntesis como los fertilizantes, plaguicidas, medicamentos de uso veterinario, aditivos alimentarios, etc., para la obtención de alimentos que previsiblemente dispondrán de todas sus propiedades naturales.

Se representa el mapa con las regiones en la Unión Europea, dedicadas a la producción ecológica, fundamentalmente centrada en las regiones con praderas permanentes y preponderancia de sistemas extensivos de producción. En la actualidad la producción de alimentos ecológicos está regulada desde la Unión Europea por el Reglamento (CE) 834/20071 y el Reglamento (CE) 889/20082, en los que se regula la producción y el etiquetado de los productos ecológicos y se indica que cada país miembro mantendrá actualizada una lista de operadores de producción ecológica.

En España mediante el Real Decreto 833/2014(3) se ha establecido una base de datos denominada Registro General de Operadores Ecológicos (REGOE). Todos los productos “ecológicos”, “orgánicos”, “biológicos”, “eco” o “bio” envasados, deberán llevar impreso el logotipo de la Unión Europea y el código numérico de la entidad de control responsable en cada Comunidad.

Logotipo de la Unión Europea

El logotipo europeo es voluntario para productos no envasados y obligatorio para los envasados. Cuando aparezca en un alimento significará que este está de acuerdo en su totalidad con las regulaciones europeas para la producción ecológica o en el caso de que se trate de un alimento transformado, que al menos el 95% de los ingredientes que contiene son ecológicos. El logotipo no es excluyente, pudiendo utilizarse en combinación con logotipos privados.

En la producción ecológica de alimentos no está permitido el uso de organismos modificados genéticamente, ni el tratamiento con radiación ionizante, ni el empleo de carne separada mecánicamente, ni la agricultura hidropónica (sistema de producción en el que se utilizan soluciones minerales con o sin soportes inertes como la arena lavada, para el desarrollo de los cultivos sin utilizar suelo agrícola). Los productos de la caza y la pesca de animales silvestres, tampoco se consideran ecológicos.

Características de los alimentos ecológicos

En España se consumen principalmente frutas y verduras frescas ecológicas y en menor medida, productos cárnicos y lácteos. En la actualidad las grandes superficies (El Corte Inglés, Alcampo, Carrefour, etc.) cuentan con espacio en los lineales destinados a productos ecológicos, sin embargo en las cadenas de proximidad (Mercadona, Capbrabo, Dia y Consum) su presencia es minoritaria todavía.

La venta directa y el canal Horeca (restauración) son canales de comercialización frecuentes de este tipo de productos. El principal motivo del consumo de alimentos ecológicos es la salud, seguida de la ausencia de sustancias químicas de síntesis y de las propiedades organolépticas. Sin embargo, muchos consumidores desconocen que según los Reglamentos 834/2007 y 889/2008 mencionados anteriormente, determinados aditivos sí pueden emplearse en la elaboración de los alimentos ecológicos, si previamente han sido autorizados.

Este es el caso de los aditivos que figuran en el Anexo VIII del Reglamento 889/2008. Así por tanto, junto a los gases de envasado (O2, CO₂, N2) para el mantenimiento de la calidad de alimentos envasados en atmósferas protectoras. Estos se utilizan también antioxidantes como el ácido cítrico y citratos (E330-E333) o ascorbatos (E301) que actúan como bloqueantes de la formación de nitrosaminas.

Además de los mencionados, en el anexo están también contemplados los conservantes como los metabisulfitos (E223-E224) en crustáceos. Además de los nitritos y nitratos (E250 y E252) en productos cárnicos, o aditivos tecnológicos como los fosfatos (E341). Son utilizados como gasificantes en ciertas harinas y alginatos (E401 y E402) o carbonatos utilizados en la fabricación de derivados lácteos, ente otros.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que las dosis y el número de aditivos empleados en la producción de alimentos ecológicos son mucho más restringidas. Deben ser autorizadas previamente justificando su uso y se permiten, considerando los riesgos y los problemas tecnológicos.

Diferencias nutricionales entre alimentos ecológicos y convencionales

El análisis riguroso de los resultados obtenidos en múltiples trabajos de revisión realizados hace años, no han proporcionado evidencias significativas. No han sido suficientemente claras, de una calidad nutricional superior de los alimentos ecológicos respecto de los convencionales. Sin embargo, es cierto que en los últimos años se han venido observando diferencias específicas relevantes en determinados nutrientes entre alimentos ecológicos y convencionales.

Entre las principales conclusiones extraídas en estos últimos años se encuentran las siguientes:

  • Productos vegetales ecológicos. Presentan un mayor contenido de vitamina C, fósforo y antioxidantes; (polifenoles como por ejemplo flavonoides) y en general, contenidos inferiores de contaminantes como los nitratos, cadmio, y pesticidas.
  • Productos cárnicos ecológicos: Presentan un mayor contenido de ácidos grasos poliinsaturados omega-3 en carne y menor contenido general de grasas saturadas. En el caso de carne de cordero y cerdo específicamente, se ha observado además un mayor contenido global de materia grasa frente a carne de producción convencional.
  • Leche ecológica. Presenta un mayor contenido de ácidos grasos poliinsaturados omega-3, de ácido linoleico conjugado, de la concentración general de vitaminas y de antioxidantes. Así como una menor relación de los ácidos omega-6/omega-3 y una mayor relación del ácido linoleico conjugado /ácido linoleico.
  • Huevos ecológicos: Diferente perfil de carotenoides en huevos de producción ecológica que proporcionan un color más oscuro a la yema, pero sin ventajas nutricionales demostrables.

El contenido más elevado de carbohidratos y proteínas en alimentos ecológicos indicado por algunos autores, no está suficientemente probado. En relación con la biodisponibilidad de nutrientes y su asimilación en procesos metabólicos, tampoco existen resultados científicos concluyentes. Por el momento, no existe ninguno que indique una ventaja de los alimentos ecológicos frente a los convencionales.

El profesional en el desarrollo y la planeación nutricional

La presencia profesional es más que necesaria. Es esta figura quien nos instruirá en como ejecutamos nuestra dieta y cambios en la alimentación a diario en nuestra vida cotidiana. Sin esta guía pueden producirse enfermedades, debido a que el organismo puede tomar los cambios como bruscos, causando efectos adversos. Para ello, los profesionales de diversas áreas se especializan, con el fin de adquirir estos conocimientos.

En TECH Universidad Tecnológica se han diseñado diversos programas para preparar al profesional en su ámbito laboral. Por esta razón se crea la Facultad Ciencias del Deporte en donde es posible encontrar especializaciones tales como el Máster en Nutrición Deportiva para Poblaciones Especiales y el Máster en Yoga Terapéutico. Sin embargo, para aquellos profesionales enfocados en la nutrición en el deporte, no hay duda que su elección debe ser el Máster en Nutrición Clínica en la Actividad Física y en el Deporte.

Artículos relacionados

1 /

Compartir