Adaptación fisiológica a los distintos tipos de ejercicio
La adaptación fisiológica a los distintos tipos de ejercicio hace parte de la correcta adecuación del cuerpo a la actividad física.
facultad de ciencias del deporte · nutrición deportiva en ciencias del deporte
jue. 03 de mar. 2022
0

Desde un punto de vista fisiológico, todo tipo de ejercicio supone un cierto nivel de estrés para el organismo. La extensión de la adaptación fisiológica a los distintos entrenamientos a este estímulo de estrés es variable con la intensidad y duración de la actividad física, así como con el estado de forma física del individuo y las condiciones ambientales durante la competición. Las adaptaciones fisiológicas están relacionadas con funciones vitales, como la nutrición, la respiración y la circulación que, dependiendo de la necesidad, los órganos disminuyen su actividad o la aumentan. Las respuestas fisiológicas inmediatas al ejercicio son cambios súbitos y transitorios que se dan en la función de un determinado órgano o sistema, o bien los cambios funcionales que se producen durante la realización del ejercicio y desaparecen inmediatamente cuando finaliza la actividad.

Respuestas y adaptaciones cardio circulatorias al ejercicio físico

El sistema cardiovascular es el encargado de:

  • Aumentar las necesidades energéticas.
  • Atender las demandas de los diferentes tejidos del músculo: O2, aportar más nutrientes, retirar CO₂, termorregulador.

Por lo tanto, el sistema cardiovascular hace cambios en 3 niveles:

  • En la propia bomba, aumenta el gasto energético o cardiaco.
  • Re-esfuerzo de redistribución de la sangre por los diferentes órganos (irá más sangre hacia los músculos y menos hacia órganos menos activos).
  • Entre la presión arterial (aumenta durante el ejercicio físico). Los aumentos de presión arterial tienden a aumentar la actividad circulatoria. Todo ello va encaminado a atender las demandas aumentadas de O2 y nutrientes al músculo. Esto también incide en problemas de termorregulación.

Gasto cardíaco

El gasto cardiaco es el volumen de sangre bombeado por minuto por cada ventrículo.

Gasto Cardíaco = volumen de eyección x frecuencia cardíaca.

Se modifica al cambiar el volumen que se expulsa en cada latido o al cambiar la frecuencia cardíaca.

Mecanismos por los cuales aumenta el gasto cardíaco durante el ejercicio

  • Mecanismos nerviosos. El mecanismo final es el aumento de la actividad simpática. Eso es debido a que entran en marcha una serie de reflejos complejos que tienen su inicio en diferentes partes del organismo. Estas conexiones vienen de distintos puntos:
    • Existen diferencias en los propioceptores de la estructura músculo-tendinosa que entran en movimiento.
    • Estímulos generados en quimiorreceptores y varorreceptores (situados en el seno carotídeo y cayado aórtico), que desencadenarán en un aumento de la actividad simpática: aumento el gasto cardiaco.
    • Receptores de distensión en los pulmones, la actividad de las cuales provocará de forma refleja el aumento de actividad simpática.
    • Estructuras de la corteza cerebral y del cerebro que actúan sobre el centro vasomotor, provocando aumento la actividad simpática.
  • La actividad simpática aumenta el Gasto Cardiaco por:
    • Aumento de la frecuencia cardiaca.
    • Aumento del volumen sistólico.
  • Mecanismos humorales Afectan fundamentalmente a la circulación periférica. Intervienen aumentando la llegada de flujo de la sangre a los tejidos. Indirectamente, se produce un aumento del gasto cardiaco, además un aumento de catecolaminas en la medula suprarrenal y de los factores químicos que estimulan a los quimiorreceptores.

Adaptación fisiológica a los distintos tipos de ejercicio: respuesta hidrodinámica

El aumento del gasto cardiaco depende de un aumento del retorno venoso hacia el corazón por diferentes mecanismos:

  • Durante el ejercicio: aumento de la actividad simpática, aumento del tono venoso (facilita el vaciamiento), aumenta el retorno venoso hacia el corazón.
  • Durante el ejercicio, hay un bombeo activo muscular (la propia contracción de los músculos de las extremidades inferiores) que facilita el retorno venoso.
  • Por la bomba aspiratoria torácica. Durante el ejercicio aumenta la actividad respiratoria, las inspiraciones son más fuertes y frecuentes, desciende la presión en el tórax (facilita la llegada de la sangre al tórax desde los miembros inferiores), por lo tanto, facilita el retorno venoso.
  • La movilización de la sangre almacenada en el hígado, bazo, plexos vasculares de la dermis (territorio cutáneo, espástico, renal, etc.) donde interviene la actividad simpática, aumentando el retorno venoso. El aumento del retorno venoso aumenta el gasto cardiaco por 2 vías.

Ley de Frank-Starling

A mayor longitud de fibra cardíaca se produce mayor tensión, aumenta la fuerza de contracción del músculo cardíaco (en reposo su longitud está por debajo de su máxima longitud). Ello provoca el aumento del volumen asistólico y gasto cardíaco.

Reflejo de Bainbridge

El aumento del retorno venoso provoca un aumento del llenado de la aurícula derecha y aumenta la distensión de la pared de la aurícula. Ello desencadena el reflejo de Bainbridge, el aumento en la excitabilidad del nódulo sinusal, por lo que tiende a aumentar la frecuencia cardíaca y el gasto cardíaco. Mecanismos de aumento del volumen sistólico: aumenta la vía simpática, aumento del retorno venoso.

Redistribución del gasto cardíaco

Durante el esfuerzo se produce una redistribución de la sangre de los distintos tejidos. El gasto cardíaco aumenta con el esfuerzo (aumenta mucho más el flujo de sangre en los músculos que en los demás tejidos). A nivel coronario también aumenta la perfusión (aumento del flujo coronario) – aumenta a actividad metabólica del músculo cardíaco. En el territorio cerebral, la circulación está blindada respecto a lo que pasa en el resto del organismo. Como el tejido cerebral tiene un metabolismo aeróbico de la glucosa (dentro del cráneo) no se puede permitir reducciones de flujo (menor actividad funcional).

El flujo renal disminuye enormemente durante el esfuerzo, reflejando una disminución en la diuresis. (La cafeína aumenta la diéresis). El flujo esplácnico disminuye, debido a una menor función digestiva. Por eso, con ejercicios intensos alguna vez se produce el vómito. El trabajo digestivo atrae el flujo sanguíneo (la sangre que no va a los músculos). Después de comer no es recomendable hacer ejercicios intensos.

La siesta tras la comida provoca que la sangre vaya en mayor cantidad a la zona esplácnica. La función voluntaria (ejercicio) predomina sobre la automática (digestión). A mayor ingesta (o con comidas copiosas, mayor esfuerzo, y más condiciones desfavorables) calor y humedad se traduce en más problemas. Aumento del territorio pulmonar provoca un aumento en la actividad respiratoria, por lo que mejora la adaptación al esfuerzo.

Acoplamiento metabolismo-flujo

La viscosidad (fenómeno general) en condiciones normales no varía, pero al aumentar el esfuerzo físico por la sudación (pérdida de líquido plasmático, sangre más espesa), se aumenta la resistencia y ello provoca el descenso del flujo. Para evitarlo se necesita rehidratarse.

El descenso del flujo por la viscosidad se ve muy compensado por la vasodilatación y por el aumento de la presión arterial. F (Flujo) = P (Presión arterial) / R (Resistencia) Si aumenta la presión arterial, aumenta el flujo La resistencia depende de la viscosidad, si (aumenta la viscosidad, aumentará la resistencia), y del diámetro de los vasos, si aumenta el diámetro (aumentará el flujo y descenderá la resistencia).

Entrenamiento adaptable

El entrenamiento hace parte de las prácticas que permiten un adecuado estado de salud y bienestar en el ser humano. Por esta razón, la persona encargada de llevar la guía y el desarrollo del mismo de forma optimizada es el entrenador profesional como figura responsable del cumplimiento de estos objetivos. Por ello se hace necesario que el mismo cuente con la capacitación académica necesaria para aplicar diversas estrategias que le permitan a su paciente lograr cada meta propuesta desde el principio.

TECH Universidad Tecnológica actualmente cuenta con un amplio equipo de expertos dedicados a la capacitación de profesionales en todos los campos. Eso ha permitido un constante desarrollo y ampliación de su portafolio educativo donde es posible encontrar la Facultad de Ciencias del Deporte dedicada enteramente a esta área. Allí, destacan posgrados tales como el Máster en Prevención y Readaptación de Lesiones Deportivas y el Máster en Alto Rendimiento Deportivo. A pesar de ser excelentes opciones para el profesional, no cabe duda que si el mismo busca complementar sus conocimientos en el área de la nutrición, su mejor elección será tomar el Máster en Nutrición Deportiva.

Artículos relacionados

1 /

Compartir