Evaluación nutricional en el niño
La evaluación nutricional en el niño permite prevenir los trastornos nutricionales, el aumento de la morbilidad y la mortalidad.
facultad de nutrición · pediatría en nutrición
mié. 03 de feb. 2021
0

El objetivo de la evaluación nutricional en el niño es prevenir los trastornos nutricionales y el aumento de la morbilidad y la mortalidad que los acompañan. Para alcanzar este objetivo, los profesionales deben conocer los factores de riesgo de obesidad y desnutrición, comprender los patrones normales y anormales de crecimiento y los cambios en la composición corporal que ocurren durante la infancia y la adolescencia.

Pero, además, deben poder realizar con precisión e interpretar los resultados de la evaluación nutricional que se revisará en este capítulo.

Según la Organización Mundial de la Salud, la evaluación nutricional en el niño es la interpretación de la información obtenida de estudios antropométricos, bioquímicos y/o clínicos y que se utilizan, básicamente, para determinar la situación nutricional de individuos o de poblaciones.

Es una evaluación cuantitativa del estado nutricional y su correcta valoración permite identificar las alteraciones nutricionales por exceso y por defecto, y posibilita el adecuado abordaje diagnóstico y terapéutico.

En estos pacientes la evaluación nutricional también permite:

Historia clínica
Antecedentes familiares.
Antecedentes.
Historia dietética
Valoración de la ingesta, los hábitos y el patrón dietético.
Exploración física
Signos relacionados con carencia o exceso.
Signos relacionados con enfermedad subyacente.
Antropometría
Medición de parámetros básicos.
Confrontación con patrones de referencia.
Valoración de la velocidad del crecimiento.
Composición corporal
Predicción del porcentaje de masa grasa y de la
composición regional corporal: antropometría.
Valoración de la masa magra: bioimpedancia.
Análisis bioquímico
Proteínas.
Hidratos de carbono.
Lípidos.
Minerales y vitaminas.
Estimación requerimientos energéticos
Cálculo del gasto energético, GER (Gasto Energético
en Reposo) y GET (Gasto Energético Total).

En cada situación deben seleccionarse los métodos más apropiados para la valoración nutricional, dependiendo de lo que se pretenda estimar, el tipo de estudio, los medios y el tiempo disponibles, la necesidad de una prueba más o menos precisa y el tipo de alteración o circunstancia.

Contar con unos estudios universitarios básicos en Nutrición no es suficiente para avanzar laboralmente: Las empresas buscan a profesionales especializados, capaces de atender las necesidades de sus pacientes y clientes y de mantener sus conocimientos actualizados. Para convertirte en un experto en Nutrición nada mejor que apostar por el amplio catálogo formativo de TECH Universidad Tecnológica, que abarca desde Másters hasta Cursos Universitarios o Expertos Universitarios en Nutrición. De este modo podrás formarte en el ámbito que desees mediante programas formativos que van desde un año de duración hasta unas pocas semanas, totalmente en línea y sin horarios que limiten tu tiempo libre.

Si estás interesado en profundizar en este ámbito de la nutrición no te pierdas nuestro Máster en Nutrición Clínica en Pediatría, que cuenta con el temario completo y actualizado que necesitas para avanzar profesionalmente. Además, disponemos de un completo Máster en Nutrición en Hospitalización Domiciliaria de 1500 horas lectivas y equivalente a 60 ECTS; y un Máster en Nutrición Deportiva que permitirá al profesional especializarse en este ámbito.

Artículos relacionados

1 /

Compartir